Público
Público

Caballero: "Esta TVE es peor que la de Urdaci"

El presidente del Consejo de Informativos de TVE, que acaba de ser reelegido por sus compañeros para una nueva etapa en el órgano de representación de los trabajadores, carga duramente contra la manipulación informativa de la cadena.

Publicidad
Media: 4.68
Votos: 25

El presidente del Consejo de Informativos de TVE, Alejandro Caballero./ Twitter

Alejandro Caballero es el actual presidente del Consejo de Informativos de TVE en funciones, que es el órgano de representación de los periodistas de la cadena pública, y, casi con toda probabilidad, será el presidente del nuevo Consejo, que se formará en los próximos días tras las elecciones celebradas el pasado viernes. Él y Xabier Fortes han sido los nombres más votados. Un apoyo que Caballero entiende como "un voto de confianza" a la labor que el Consejo actual ha desarrollado en el último tiempo denunciando sin ambages la manipulación informativa en los informativos de la cadena pública y la creación de una "redacción paralela" al servicio de los intereses del Gobierno de Mariano Rajoy. 

¿Interpreta esta reelección como un refuerzo a esta línea combativa que está mostrando el órgano de representación de los periodistas?

El voto de los compañeros ha sido un voto de confianza a la línea de trabajo que estamos desarrollando desde el Consejo. No obstante, nuestra línea es combativa en la medida en que nos hemos encontrado con una dirección de los Servicios Informativos que se ha saltado muchas de las líneas que marca nuestro Estatuto y que definen los principios deontológicos de la casa. Sobre todo, el principio de independencia editorial que tiene que tener RTVE. Si lo que tuviéramos es una dirección que respeta las normas deontológicas y la independencia editorial de RTVE no tendríamos esa imagen de combatividad porque no habría por qué protestar. No somos combativos contra esta dirección sino contra una forma de hacer y proceder. No pertenecemos a ningún partido. Son los propios compañeros de la redacción los que nos eligen para defender lo que está en la Ley. 

"Los once nuevos contratados no han venido por su calidad profesional. Entonces, ¿a qué han venido?"

De su respuesta se da por hecho que la situación actual de RTVE es la del no respeto a la independencia y pluralidad que marca el Estatuto de la Corporación. 

Esta empresa nació durante el franquismo. Ese nacimiento costó enderezarlo. En los primeros años de la Transición no logramos tener una RTVE con unos principios basados en la independencia. En nuestro entorno, en el entorno de la Europa occidental democrática, ya tenían entonces una televisión pública independiente. A España le ha costado mucho llegar y no se consiguió hasta la Ley de 2006, que consagró esa independencia y creó los Consejos de Informativos como pilar de control de los informativos de RTVE. Ahora hemos dado un paso atrás. Se cambió una parte vital de esa Ley: la elección del presidente de la Corporación, y esto cayó como una cascada sobre todo lo demás. La independencia del presidente está comprometida ahora porque debe su puesto a un único partido y a partir de ahí todo cae en cascada. Tenemos que volver al camino de desgubernamentalizar TVE. 

Si hablamos de volver atrás en el tiempo sin llegar al franquismo, es inevitable pensar en la era Urdaci. ¿Esta TVE es mejor que aquella? ¿Peor? ¿Es similar?

Mi valoración personal es que estamos peor. En la época de Urdaci había en la dirección gente que era de la casa y respetaba de una forma muy clara a la gente que trabajaba aquí. Ahora no hay un respeto como el de antes. De hecho, han contratado a 11 profesionales en año electoral con una calidad profesional que deja mucho que desear. Ya lo verá en el informe que sacará el Consejo de Informativo en funciones esta misma semana. En este informe queda claro que estas personas no han venido por su calidad profesional, más allá de que pueda haber excepciones. Si no han venido por su calidad, ¿a qué han venido? Hay un dicho que dice si anda como un pato y tiene el pico de un pato... es que será un pato.

Hace una semana, el Consejo de Informativos denunció a través de un comunicado la creación de una redacción paralela en TVE afín a los intereses del Gobierno. ¿Está funcionando ya esa redacción paralela? ¿Cómo se ve en el día a día en la redacción?

"Es una realidad. Hay una redacción paralela. Todavía es pequeña, pero ya está, ya existe"

Es una realidad. Hay una redacción paralela. Todavía es pequeña, pero ya está, ya existe. Un ejemplo: hace dos viernes denuncié en un tweet que ese día las dos únicas noticias importantes de la sección de Economía las había hecho el mismo redactor, que acababa de ser contratado mientras que los profesionales de la casa estaban mano sobre mano. Sin hacer nada. Eso un día puede ocurrir, el peligro y lo que nos preocupa es que eso se convierta en costumbre. ¿Por qué? Porque ya hemos visto lo que sucedió en Telemadrid. 

​¿José Antonio Álvarez Gundín ha hecho bueno a Julio Somoano?

No diría tanto. Pero sí hay claras diferencias entre uno y otro. Las críticas que hicimos a la dirección de Somoano siguen vigentes. Durante su dirección, poco a poco, se fueron copando los puestos de edición con profesionales ajenos a RTVE. La diferencia fundamental es de trato. Personalmente, el despacho de Somoano siempre ha estado abierto. Hablábamos con total normalidad, de una forma correcta, desde la discrepancia, pero con trato correcto. Ahora no hay comunicación. Sólo a través de los medios. 

Recuerdo que los periodistas despedidos de Telemadrid me comentaron en una ocasión que la manipulación llegaba a tal punto que tenían la orden de no llamar a la selección española como 'la roja'. ¿Se han dado instrucciones de este estilo?

No. No nos ha llegado nada del estilo. El otro día también me preguntaban si nos habían ordenado que a Ciudadanos lo llamáramos Ciutadans, como señala el argumentario interno del PP, pero tampoco. El problema es que este tipo de indicaciones no harán falta porque están contratando a gente que no necesita recibir estas instrucciones.

Por ejemplo, el otro día uno de los once nuevos contratados realizó una información sobre la noticia de El Mundo de que Iñaki de Juana Chaos estaba en Venezuela. Nosotros abrimos esa información diciendo que la localización de De Juana Chaos en Venezuela es un gran descubrimiento cuando ya se sabía desde hace varios años.

Asimismo, esta pieza de informativos señaló que Iñaki de Juana Chaos había sido liberado en 2008 mientras el Gobierno anterior negociaba con ETA. Esta información, no sólo tenía una clara intencionalidad política sino que, además, falsea la realidad. Si hubo contactos entre el anterior Gobierno y ETA fue entre 2005 y 2006. En 2008 no había ninguna conversación ni negociación en marcha. Un compañero de la redacción le reprochó esta manipulación al responsable de la pieza y él dijo que todo el mundo sabía eso. Supongo que se referiría a que todo el mundo lo sabía en Intereconomía. Si va a la hemeroteca comprobará que no es verdad. Ya te digo, con esta gente haciendo informaciones, no se necesitan consignas.

"Nos echan en cara cosas de Venezuela pero se ven cosas aquí que muestran que esto empieza a ser muy parecido a aquello"

¿Cómo es el ambiente en la redacción de informativos de TVE? En la última asamblea de trabajadores se llegó a decir que no se iba ni a saludar a los nuevos compañeros...

En cierto modo, está pasando. No se les pone problemas ni se les tira piedras, pero el ambiente es de mucha frialdad. Hay una línea divisoria. Tienen casi un mundo aparte. Es triste, pero es así. Yo me empeño en señalar que tenemos que dejar claro que esto es intolerable, pero no debemos personalizarlo. La responsabilidad no es de ellos sino de la persona que los contrata.

Por ejemplo, hay uno de los 11 nuevos contratados que está muy fastidiado porque es consciente de que lo han traído para lo que lo han traído, pero él necesita el trabajo. Ese es el problema de fondo. Están devaluando la profesión. Se ha ido tanta gente de la profesión a la calle y hay tanta gente dispuesta a trabajar diciendo lo que haga falta que están devaluando la profesión de periodismo. Eso va más allá de lo que es RTVE, pero también nos afecta. Eso es un fenómeno que los periodistas debemos tener en cuenta. Y esto tiene mucha importancia a la larga. Un buen periodismo es consustancial a una sociedad democrática sana. Si no corremos el riesgo de vivir en el mundo de la propaganda.

Nos echan en cara cosas de Venezuela pero se ven cosas aquí que muestran que esto empieza a ser muy parecido a aquello. Creo que debemos reflexionar sobre ello. 

¿Tiene miedo de que un sector de los medios de comunicación le utilice como blanco de sus críticas? Le pregunto esto porque el otro día ya recibió el primer dardo de un medio ultraderechista que le acusaba de recibir órdenes de Fran Llorente, director de informativos de TVE con el anterior gobierno socialista. 

Sí. La foto es de algún buen compañero de los que tengo por aquí. Me pilla tomando un café, a mucha honra, con Fran Llorente, una persona con la que comparto la visión de cómo debe de ser la televisión pública. Ahora, instrucciones no me da ninguna.

Este es el país de la maledicencia. En el ámbito político, esto está en los libros de historia, a Pablo Iglesias, el original, le acusaban de quedarse con las cuotas de UGT y del PSOE desde los periódicos del régimen. Esto forma parte de la idiosincrasia de este país. Si la información que publicó ese medio lo veo mañana en todos los medios me dolerá, pero que un par de hojillas parroquiales me critiquen no me preocupa. Me da pena el redactor que tuvo que escribir eso.

Todos tenemos que ganarnos la vida, pero hay un punto en el que la dignidad te tiene que marcar un límite. Quien escribió eso, creo que tiene poca dignidad profesional. Personal tendrá toda, pero profesional poca. Ni me llamó, ni contrastó la información. Sólo echó bilis sobre cuatro líneas. Me da un poco de pena.

El Consejo de Informativos que entra, que se puede calificar de continuista con el anterior, ¿tiene ya una hoja de ruta para intentar externalizar esta manipulación que denuncia?

"No nos gustaría judicializar la manipulación informativa, pero si llega el caso, lo estudiaremos"

Hay una cosa inmediata: la asamblea de trabajadores con los sindicatos pidió que hubiera una rueda de prensa conjunta de la parte profesional con la laboral. Tenemos que ponernos de acuerdo y lo haremos aunque aún no hay fecha. Aparte de eso, nosotros hemos decidido que tenemos que ir a las instituciones más altas con nuestra reclamación. Nos estamos jugando mucho como país. Una RTVE independiente del poder político es imprescindible para garantizar que el futuro de nuestra sociedad vaya, al menos, en sintonía con nuestro entorno democrático. Estamos pensando en acudir al Consejo de Europa, a Estrasburgo... para que se nos escuche. Más allá, ahora mismo, no. No nos gustaría judicializar este asunto, pero si llega el caso lo estudiaremos. 

La semana pasada estuvo en el Congreso. Si no me equivoco, todos los grupos parlamentarios le recibieron y escucharon sus reclamaciones menos uno: el grupo del Partido Popular, que rechazó recibirles. 

Sí. Por supuesto que queríamos reunirnos con el PP. De verdad que quiero creer que en el PP hay gente sensible a preservar la independencia de RTVE. No ahora, si no para siempre. Que esto sea algo para los ciudadanos. Debería interesar a todos los partidos. Pero no debe ser buen momento. La mayorías absolutas obnubilan y fue la única negativa que tuvimos. Los demás nos recibieron sin problemas y planteamos que hicieran algo más y nos dijeron que la mayoría absoluta dejaba poco margen. 
 

Más noticias en Política y Sociedad