Público
Público
Únete a nosotros

Casado respalda a Ayuso frente a las acusaciones de corrupción y convierte a Madrid en "el faro de las buenas políticas"

La nueva presidenta de Madrid se compromete a "hacer las cosas bien gobernando para todos los madrileños" y el líder socialista Gabilondo reclama que no convierta a la comunidad en un "bastión" contra el ejecutivo central y alerta del riesgo de "supremacismo" respecto a otras autonomías.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Isabel Díaz Ayuso, posa junto al presidente del PP, Pablo Casado tras tomar posesión de su cargo como presidenta de la Comunidad de Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del PP, Pablo Casado, ha respaldado a la nueva presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, frente a las acusaciones de corrupción de la oposición, por el préstamo no devuelto que recibió la empresa de su padre de 400.000 euros procedente de AvalMadrid y el impago de cinco años de IBI. 

Casado ha asegurado que Díaz Ayuso es una persona "intachable y honesta" y que han sido "muy injustos" con ella y su familia, acerca de las informaciones que podrían vincularla con la trama Púnica o posibles irregularidad en la empresa pública Avalmadrid por la concesión del préstamo a su padre.

Según ha señalado Casado tras la toma de posesión de gobierno de Díaz Ayuso, las explicaciones que ha dado acerca de su posible implicación en casos de corrupción son "concluyentes" y no tienen "nada más que decir".

En un gesto político de apoyo total a Ayuso, Casado ha augurado que su legislatura será "muy provechosa" y que la Comunidad tiene que seguir siendo "el faro de las buenas políticas". Entre ellas ha destacado la puesta en marcha durante esta nueva legislatura de una bajada "histórica" de impuestos, la libertad educativa, el biligüismo, la formación profesional, la innovación en las universidades, los servicios de dependencia y el apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género.

La nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha comprometido, tras tomar posesión de su cargo, a "hacer las cosas bien gobernando para todos los madrileños".

Díaz Ayuso ha destacado que el proyecto del Gobierno de coalición formado por el PP y Ciudadanos, que contará con los acuerdos parlamentarios que se alcancen con Vox, se basa en la libertad, la bajada de impuestos y la eficacia en los servicios públicos.

"Hoy, gracias a ti, al trabajo de un gran equipo y a la decisión en las urnas de los madrileños, tras haber encontrado el consenso con partidos distintos, nos encontramos con la obligación de hacer las cosas bien", ha dicho Díaz Ayuso en alusión a Pablo Casado, que la eligió como candidata.

En su discurso, se ha comprometido a "dialogar con todos los sectores sociales, instituciones y partidos políticos" que "Madrid siga siendo el motor económico de España y la región de mayor acogida tanto de personas como de empresas".

Se ha mostrado "orgullosa" de ser española de Madrid y ha asegurado que desde la Comunidad de Madrid intentará "darlo todo a España porque no se puede gobernar Madrid sin querer a España".

Riesgo de 'supremacismo'

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha reclamado a Ayuso que no convierta a Madrid en un "bastión" contra el Gobierno central y que tampoco aplique un "supremacismo de segundo nivel" sobre otras autonomías.

Gabilondo, el candidato más votado en las elecciones, se ha mostrado "preocupado" por la "línea bastante conservadora" del nuevo Ejecutivo al que ha instado a no hacer "un Madrid ensimismado creyendo que es superior", pensado que es la mejor comunidad y "desconsiderando" a las otras.

Sobre los nuevos consejeros del Gobierno autonómico ha lamentado que no le parecen personas "muy progresistas" ni que "vayan a hacer un cambio" en la Comunidad.

En todo caso, desde el respeto institucional les ha deseado que les vaya lo mejor posible porque "tienen muchas dificultades" al formar parte de un Gobierno donde "Vox está presente" y no dejará que hagan cualquier cosa, por lo que desde el PSOE están "preocupados".

Gabilondo también ha considerado que "hay que trabajar para que no haya nuevas elecciones generales" porque la ciudadanía ha votado "a favor de los acuerdos" y es necesario buscarlos. En este sentido, ha defendido acuerdos "de progreso" pero ha advertido de que ningún partido puede mostrarse "indiferente" y todos deben de colaborar y que no haya repetición electoral.

Entre los invitados se encontraba los expresidentes de Madrid Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre. Era la primera aparición pública de Aguirre tras conocerse que la Fiscalía Anticorrupción ha pedido su imputación en el caso 'Púnica' por su supuesta vinculación con la financiación irregular del PP de Madrid, junto los expresidentes Cristina Cifuentes e Ignacio González.

El ministerio público ha cifrado en 25 millones de euros el presunto desvío de dinero a esta formación política durante su legislatura.

Más noticias en Política y Sociedad