Público
Público

Caso Villarejo La Audiencia Nacional ordena al juez reabrir la investigación contra el excomisario Salamanca por el caso Villarejo

La Fiscalía ha defendido que persistían razones para seguir investigando al excomisario de Barajas, su mujer y su hijo por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho y contra los ciudadanos extranjeros.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Los comisarios Salamanca y Villarejo, con sus respectivas esposas, cuando el ministro Fernández Díaz les impuso la medalla roja, en 2012.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha estimado el recurso de la Fiscalía Anticorrupción contra el archivo de actuaciones sobre el excomisario de Barajas Carlos Salamanca dictado el juez de refuerzo del Juzgado Central número 6, Diego De Egea, y ha ordenado así que se reabran la investigación y vuelva así a estar imputado por sus relaciones con el también policía en prisión provisional José Manuel Villarejo, según informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

De Egea ordenó el archivo de actuaciones el pasado mes de julio contra criterio de Anticorrupción, que recurrió la decisión y tras recibir una primera negativa del juez en el mes de octubre, apeló a la Sección Tercera, que ahora da la razón a los fiscales, quienes han venido defendiendo que persistían razones para seguir investigando a Salamanca, su mujer y su hijo por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho y contra los ciudadanos extranjeros.

Tanto Salamanca como el propio Villarejo fueron detenidos el 3 de noviembre de 2017 y dos días más tarde fueron enviados a prisión provisional en el marco de la operación Tándem. Sin embargo, De Egea acordó en marzo la puesta en libertad con medidas cautelares del primero, mientras mantuvo en la cárcel al comisario jubilado, que lleva así algo más de un año en privación de libertad.

Ahora, la Sección Tercera da la razón al recurso de Anticorrupción, al que se había adherido Podemos como acusación popular, en primer lugar, por la "incongruencia apreciada en la resolución" que dictó De Egea, cuyo auto "excede claramente" el ámbito "al que debió circunscribirse" pues eximió por falta de indicios a Salamanca de más delitos de los que se investigaban en la pieza que estaba archivando. Incluyó además a su mujer y a su hijo, que tampoco constaban en esa pieza separada, sino en la principal.

En un auto muy técnico, el tribunal presidido por Alfonso Guevara no entra en el fondo de la cuestión sobre los posibles delitos de Carlos Salamanca y se centra en que desde un punto de vista formal, la resolución del juez Diego De Egea "no se ajusta a Derecho".

En concreto, dice que esa decisión no podía ser adoptada por el instructor porque el procedimiento se encontraba en fase de diligencias previas, que habían sido abiertas además porque él mismo consideró que la querella de Anticorrupción contenía "suficientes datos indicativos de la existencia de un delito", y en esta fase no cabe dar carpetazo al asunto alegando falta de pruebas sin haberlas practicado.

Quedaban diligencias pendientes

En la misma línea, dice que esto es así "con mayor razón" habida cuenta de que en el momento en que archivó la causa contra Salamanca, su mujer y su hijo existían "diligencias de investigación cuya práctica está judicialmente acordada y que no se han efectuado", pese a que el propio juez las había autorizado y a que Anticorrupción, que las había instado, las consideraba "fundamentales para la conclusión de la instrucción".

El tribunal expone que si De Egea hubiese seguido el trámite establecido por la Ley de Enjuiciamiento Criminal en lugar de archivar directamente las actuaciones, habría dictado el auto de transformación del procedimiento, habría dado traslado a la Fiscalía y ésta habría tenido la oportunidad de pedir las diligencias pendientes o solicitar pruebas nuevas. Sin embargo, dictó sobreseimiento por falta de indicios sin haber completado la búsqueda de los mismos.

Así las cosas, el auto, que no entra a ordenar práctica de prueba porque entiende que es competencia en todo caso del instructor, revoca la resolución de De Egea y devuelve la causa a su juzgado a fin de que "dé cauce al procedimiento" y lo continúe "conforme a Derecho".

Se da la circunstancia de que De Egea ha renunciado a continuar en su puesto como juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, decisión que se materializará el próximo 31 de diciembre, momento a partir del cual volverá a la plaza que obtuvo en marzo en la Audiencia Provincial de Madrid. El titular del Juzgado, Manuel García Castellón, será quien continúe con la causa.

Más noticias en Política y Sociedad