Público
Público

Villarejo Anticorrupción pide reabrir la investigación al excomisario Salamanca

La Fiscalía basa su petición en que se han hallado nuevos indicios contra él que podrían constituir delitos de cohecho y prevaricación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los comisarios Salamanca y Villarejo, con sus respectivas esposas, cuando el ministro Fernández Díaz les impuso la medalla roja, en 2012.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez del caso Tándem, que investiga las actividades del excomisario José Villarejo, que reabra la causa al excomisario del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca por haberse hallado nuevos indicios contra él que podrían constituir delitos de cohecho y prevaricación. En una nota, Anticorrupción ha informado de esta petición, la misma que ya hizo el pasado miércoles respecto a otras dos piezas del caso Tándem que archivó el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, las llamadas Land y Iron. La Fiscalía recurrió en los tres casos el sobreseimiento.

Como ya hizo la semana pasada, la Fiscalía vuelve a quejarse de que la investigación contra Salamanca, que estuvo nueve años (de 2006 a 2015) al frente del puesto fronterizo del aeropuerto de Barajas, se cerró precipitadamente, y por ello pide al juez que la reabra sin esperar a que se resuelva el recurso que presentó contra el archivo ante la sala de lo penal de la Audiencia Nacional.

La Fiscalía atribuye a Salamanca, que quedó en libertad en marzo tras ingresar en prisión en noviembre por Tándem, haber recibido regalos como relojes de lujo, coches, viajes y dinero en metálico a cambio de expedir visados irregulares para ciudadanos guineanos y ecuatorianos.

En la nota, Anticorrupción asegura que hay "nuevos y sólidos indicios" en la pieza que investiga las actividades supuestamente delictivas de Salamanca en el aeropuerto, que se apoyan en la confesión de un abogado amigo suyo, Francisco Menéndez. Según declaró Menéndez al juez De Egea, Salamanca le prometió que intercedería en 2013 para tramitar el visado de su suegra, de nacionalidad ecuatoriana porque, como comisario, tenía "la potestad" de hacerlo. "No hay problema Paco, yo te lo hago", fue la respuesta que, según Menéndez, le dio cuando le pidió esa gestión.

Menéndez relató este y otros "favores" que le hizo Salamanca en su condición de comisario entre los años 2011 y 2013, como la entrada ilegal en España de responsables de Gepetrol, la petrolera nacional de Guinea Ecuatorial. El abogado explicó en su declaración que para entender su relación con Salamanca hay que analizar el "contexto": "Él me hacía un gran favor vip. Él me lo decía: Compadre, date cuenta que esto lo tienes que vender muy bien. Esto de que te reciban en la puerta del avión, te traigan, te lleven, es una cosa muy exclusiva".

Según sostiene la Fiscalía, Salamanca expedía los llamados visados en frontera para estos ciudadanos guineanos pese a que estos documentos solo se emiten en circunstancias de carácter excepcional "para resolver situaciones urgentes de tipo humanitario, de interés nacional o derivadas de obligaciones internacionales".

Menéndez sigue imputado en la pieza sobre los visados, a diferencia de Salamanca, contra quien, según el juez, no hay indicios de delito de cohecho, organización criminal ni contra los ciudadanos extranjeros. Esto es porque De Egea afirmó en su auto de archivo: "No consta la identidad de ninguno de esos ciudadanos extranjeros que pudieran haber puesto de manifiesto tales hechos, no existiendo tampoco prueba documental sobre la expedición de visados en frontera a aquellos sin el cumplimiento de los protocolos reglamentarios".

Salamanca estuvo imputado en el caso Emperador, sobre la red china de blanqueo liderada por Gao Ping, donde también se le atribuía recibir regalos a cambio de gestiones irregulares, pero su investigación fue asimismo archivada por la Audiencia Nacional.