Público
Público

Las Cloacas de Interior. Pieza Carol. El 'making-of' de la trama de asalto a la Corona: la 'pieza Carol' 

La web de Eduardo Inda lleva años publicando 'exclusivas' sobre Corinna siempre desde el punto de vista de la aristócrata y de su aparentemente improbable socio, el comisario Villarejo. El policía encarcelado urdió un plan de ataque a la Corona española como parte de su estrategia para intentar salvarse a sí mismo.

Corinna Larsen en la BBC sobre el dinero del Emérito: "Habrá cientos de cuentas"
Corinna Larsen en una imagen de archivo.

C. del campo / P. López / pilar l. gonzález de lara

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que al comisario Villarejo le gusta el té verde. Es lo que toma en ese primer "encuentro" a tres con Corinna en su casa de Londres el 16 de abril de 2015, según fecha del audio con formato anglosajón (Corin-15.4.16-R.MP3) incautado a Villarejo. Es lo que pide también cuando se sienta a hablar con uno de sus periodistas de cabecera, Dani Montero—entonces en El Español—, dos años más tarde, el 15 de febrero de 2017, y nueve meses antes de ser detenido. Sólo este detalle del té verde parece cierto. El resto, sus medias verdades y sus grandes mentiras, inundan los dos tomos de papeles en los que se ha convertido la pieza Carol.

Además del té verde, hay otra certeza en el making-of de esta trama de asalto a la Corona como forma de defensa y que dura ya cinco años: el hilo conductor —hasta esta semana con la "entrevista mundial" de Eduardo Inda y Manuel Cerdán a Corinna— no falla nunca. Se llama Okdiario, y es el cooperador necesario e imprescindible que hace el trabajo sucio a Corinna y a su aparentemente improbable socio, el comisario Villarejo.

El "encuentro" espontáneo entre Villarejo, Juan Villalonga y la examante del rey emérito —1 hora, 57 minutos y 8 segundos— fue filtrado el 11 de julio de 2018 al alimón por la web de Inda y por El Español, donde entonces trabajaba Montero. En septiembre de 2018 el magistrado De Egea archivó la causa.

Dos años más tarde, el 14 de julio de 2020, y esta vez ya solo Manuel Cerdán, Okdiario publica una segunda conversación entre Villarejo y Corinna sobre la que el policía no había declarado nunca. Se trata de la conocida como "cena en Santini", en referencia a un conocido restaurante italiano de Londres en el que Villarejo volvió a verse con Corinna, esta vez el 7 de octubre de 2016. A esas alturas, Corinna sabía perfectamente quién era y qué es lo que hacía en sus ratos libres el comisario (si es que en 2015 no era ya consciente de ello).

Esa segunda conversación de octubre de 2016 es la que hizo que el juez García-Castellón (sucesor de De Egea en la causa) decidiera imputarla: en la cinta Villarejo se ofrece a investigar si N.M., la cuidadora del hijo de Corinna convertida en asistente, está filtrando información sobre ella. Este punto es importante porque la defensa de Corinna mantiene que el comisario ya estaba jubilado cuando le ofreció sus servicios a la aristócrata. 

Además de la filtración de las dos conversaciones, entre 2018 y 2020 Cerdán ha realizado un centenar de exclusivas desgranando la investigación que la fiscalía suiza (el fiscal Yves Bertossa) lleva a cabo sobre los tres supuestos testaferros de Juan Carlos I —Dante Canonica, Arturo Fasana y la propia Corinna Larsen—, siempre desde el punto de vista de la antigua amiga entrañable del rey emérito, hoy convertida en examante millonaria que ha despachado cuatro entrevistas en seis meses. La última, a la web de Eduardo Inda.

El misterio del encargo para los Goldsmith 

Ahora la pieza Carol vuelve a estar en el aire y corre el peligro de ser archivada por segunda vez; no en vano, la declaración judicial de Corinna ante la Audiencia Nacional ha sido pospuesta por segunda vez. Sin embargo, antes del eventual archivo, queda por resolver el misterio de ese encargo tan importante que Juan Villalonga introduce en la conversación dirigiéndose a Corinna para que se lo exponga a Villarejo con un "Venga. Cuéntale lo importante". 

Obediente, la princesa expone a continuación que se encuentra prestando asesoramiento a los hermanos Ben y Zac Goldsmith (hijos de los fallecidos y conocidos Sir James y Lady Annabel Goldsmith) con relación a un supuesto "problema fiscal" en el "Supremo" que, de no gestionarse adecuadamente y en caso de llegar a los "newspapers" (prensa), perjudicaría las opciones de su amigo Zac para renovar escaño en las "elections coming" [SIC] (las elecciones generales al Parlamento británico que se celebrarían semanas después, el 7 de mayo de 2015.  

En su momento, el juez Diego de Egea descartó casi de plano la necesidad de investigar este supuesto encargo. Bajo su punto de vista, "en ningún momento José Manuel Villarejo Pérez acepta el encargo, ni se compromete ni siquiera a una mera proyección especulativa", escribió en un auto. Una conclusión sorprendente, porque cuando Villalonga sugiere que Corinna presente a sus amigos Ben y Zac al bufete de Villarejo Stuart Mckenzie Spain SL para que este les ayude con una supuesta decisión próxima del "Supreme Court" (Tribunal Supremo parece que quieren decir), Villarejo se muestra encantado: "Yo encantado". Alto y claro.

Quizás también contribuyó a esta decisión el hecho de que, nuevamente, en el oficio que firma el jefe de Grupo III de Asuntos Internos no se transcribiera correctamente el audio de la conversación sobre este punto. Y el comentario acerca del elemento de presión sobre los Goldsmith (las elecciones) quedó omitido. Asuntos Internos tampoco identificó la verdadera naturaleza de la búsqueda por parte de los británicos de alguien especializado en gestión de crisis: una lectura reposada de los datos contradictorios que se vierten en dicho oficio arroja la probabilidad de que su problema residiera en realidad en la amenaza de que la prensa vinculara las tierras malagueñas de los Goldsmith con un polémico cambio de lindes entre los municipios de Málaga y Benihavís que, pocos días antes de esa conversación, acababa de ser anulado por el TSJA de Andalucía. 

Más noticias de Política y Sociedad