Público
Público

RAJOY CONTRA LA INDEPENDENCIA Piden la comparecencia de Margallo por los "favores" que debe a varios países en su lucha contra la independencia de Catalunya

ERC y PDeCAT califican de “juego sucio” y “escándalo mayúsculo” las afirmaciones del exministro de Asuntos Exteriores y le reclaman en el Congreso para contar  esos "favores" que reconoció deber "a terceros países” por combatir las decisiones del Govern.

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 9

El exministro de AAEE, José Manuel García Margallo (i), junto al expresidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas. 

Las formaciones independentistas catalanas ERC y PDeCAT han registrado este jueves sendas peticiones de comparecencia ante la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores hasta el pasado mes de noviembre y actual diputado, para explicar unas polémicas declaraciones suyas en un programa de la emisora 13TV el pasado martes. En ellas, el exministro aseguró que el Gobierno español debe "favores" a terceros países por responder a las peticiones para combatir el proceso soberanista catalán.

“Nadie sabe el esfuerzo que ha costado eso y los favores que debemos a una cantidad de gente para haber logrado que hagan las declaraciones que han hecho”, dijo en un momento determinado de su intervención en el citado medio. García-Margallo realizó esa y otras afirmaciones a la hora de describir el trabajo desarrollado por su departamento durante su mandato para influir en la esfera internacional contra el proceso catalán.

“Nadie sabe el esfuerzo que ha costado y los favores que debemos por haber logrado que hagan las declaraciones que han hecho"

En concreto, el exministro, que en estos momentos ostenta la Presidencia de la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Seguridad Nacional, citó gestiones concretas ante los gobiernos de los países bálticos, Canadá y el propio Vaticano, entre otros. “No es que tengamos especiales intereses económicos, es que estaba el tema catalán y la vía báltica”, aseguró en otro momento de su participación en este canal de televisión.

El exministro, conocido por su propensión a realizar explosivas declaraciones que han generado no pocas polémicas, incluso en el seno de su propio partido, el PP, y le han granjeado conflictos con otros miembros del Gobierno mientras estuvo en él, reconoció que durante sus años al frente del departamento de relaciones exteriores celebraba reuniones semanales de la denominada “comisión barretina” , con embajadores y altos cargos del Ministerio, para hacer un seguimiento del proceso soberanista y establecer una estrategia para combatirlo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda al de la Generalitat de entonces, Artur Mas, y al exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en una foto de archivo. EUROPA PRESS

Es la primera vez que un miembro del anterior Gobierno Rajoy reconoce actuaciones concretas para combatir con recursos públicos decisiones políticas de otra Administración

Es la primera vez que un miembro del anterior Gobierno de Rajoy reconoce de forma pública y expresa actuaciones concretas para, desde una posición institucional, combatir con recursos públicos, tanto de personal como económicos, decisiones políticas adoptadas por otras instancias de la Administración, en este caso el Govern y el Parlament de Catalunya.

Tanto ERC como el PDeCAT solicitan que la comparecencia se realice “con urgencia” dada la gravedad de este asunto. El portavoz del grupo parlamentario de ERC en la Cámara baja ha afirmado este jueves que las declaraciones de García-Margallo “son la mejor prueba del juego sucio que ha hecho el Estado contra la demanda legítima de Catalunya, tanto dentro, recurriendo a la vía judicial, como fuera, practicando la peor política desde la distorsión, la mentira y el desprecio a una realidad catalana que siempre ha querido esconder”.

Por su parte, el portavoz de los diputados del PDeCAT en la comisión de Asuntos Exteriores, Jordi Xuclá, ha afirmado que el ex ministro “ha reconocido en sus declaraciones que había una estructura permanente en el ministerio que se llamaba comisión barretina , que suena a risa pero no tiene gracia alguna, para seguir las actividades del Govern. Y ha reconocido que el trabajo yuguló -que significa matar- la imagen del soberanismo en el exterior con la participación de funcionarios y con recursos públicos”. “Es un escándalo mayúsculo”, ha sentenciado Xuclá.

El exministro Margallo, en declaraciones a El Periodico de Cataluña, se ha mostrado "sorprendido" de la reacción de los partidos independentistas y ha asegurado que en esa labor "pedagógica, no ha habido contraprestaciones materiales en ningún sentido". El exjefe de la Diplomacia española  ha recordado que él se ha limitado a cumplir con el juramento que hizo cuando asumió el cargo como ministro de Exteriores: "Defender la unidad de España".

Y 17 preguntas al Gobierno

Este representante del PDeCAT también ha registrado una batería de 17 preguntas al Gobierno para que le sean respondidas por escrito en las que se interesa sobre distintos aspectos de las polémicas declaraciones del exministro. Así, pregunta sobre “los esfuerzos desarrollados por el Gobierno español para evitar que diversos países tomaran posición ante las decisiones adoptadas por el Parlament de Catalunya y el Govern de la Generalitat respeto a la consulta a la ciudadanía sobre el futuro político de Catalunya”, con especificación y detalle por países.

Otras preguntas requieren respuestas sobre los viajes del exministro a países como Canadá, Vaticano y los bálticos, con explicación de fechas, agenda y coste. Y en concreto, se pide qué “favores” debe el Gobierno español y a “qué gentes” y de “qué países” con el fin de “lograr que no tomaran posición sobre las decisiones del Govern y el Parlament de Catalunya” en relación al proceso soberanista,

No hay precedentes de solicitud de comparecencia ordinaria de diputados sobre  una responsabilidad de Gobierno anterior

La solicitud de comparecencia de García-Margallo debe ser calificada el próximo martes por la Mesa de la Cámara baja. No hay precedentes de una solicitud de comparecencias ante comisiones parlamentarias ordinarias de diputados en ejercicio de sus funciones en relación a responsabilidades en puestos ejecutivos desempeñados con anterioridad.

Los únicos casos se han producido ante comisiones de investigación; así ocurrió con la del 11-M , en 2011, y ahora con el exministro Fernández Díaz, que deberá comparecer el día 5 de abril ante la comisión que investiga sus actuaciones al frente del ministerio del Interior, también en contra del proceso soberanista catalán y en medio de un escándalo policial y mediático tras dar a conocer Público sus conversaciones con el exjefe de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, que también deberá comparecer ante la misma comisión.

Respecto a las preguntas por escrito dirigidas al Gobierno, hay un plazo de 20 días para remitir la contestación. En el caso de que no se produzca, cosa que ocurre en ocasiones, las preguntas pueden trasladarse a la comisión correspondiente para ser contestadas de forma oral al cabo de un cierto tiempo y aprovechando la comparecencia de un alto cargo del departamento afectado.

Más noticias en Política y Sociedad