Público
Público

Comparecencia en el Senado Sánchez rompe puentes con el PP y sigue buscando a la vez el apoyo de sus aliados y de Cs para los Presupuestos

El presidente acusa al PP de "deslealtad" y le recuerda que está condenado por corrupción. ERC avisa a Sánchez de que tiene que decidir con quién va a acordar las Cuentas del Estado, y el partido naranja dice que su único objetivo es conseguir que "los independentistas no pinten nada", ni en los Presupuestos ni en la gobernabilidad de España.

Sánchez reconoce que la evolución del Covid es "preocupante" pero asegura que hay "vigilancia absoluta"
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Senado. EFE

manuel sánchez / alejandro lópez de Miguel

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue buscando la cuadratura del círculo para sacar adelante los Presupuestos. Y así lo volvió a intentar este martes en su comparecencia en el Senado, donde reclamó nuevamente a sus aliados en la investidura su apoyo a las Cuentas, a la vez que recordó a la portavoz de Ciudadanos en la Cámara Alta, Lorena Roldán -que hizo un duro discurso- los compromisos de la presidenta de su partido, Inés Arrimadas, para una "tregua política" y sentarse a negociar los números del Estado.

Y es que en todo momento el jefe del Ejecutivo dijo que quiere unos Presupuestos "sin exclusiones", y que cuenten con un respaldo, incluso, por encima de los 176 diputados que dan la mayoría absoluta en el Congreso. Además, incidió en que la aprobación de las nuevas cuentas es un requisito indispensable para acceder a los 140.000 millones de euros del fondo europeo de reconstrucción tras la pandemia del coronavirus, aprobado en julio.

Sánchez se sirve del Senado para romper puentes con el PP: le acusa de "bloquear al país" y de "deslealtad"

Eso sí, Sánchez utilizó el debate para romper puentes con el PP, al que acusó de "bloquear al país",  de "deslealtad", o de "no ser un partido autónomo". También de estar condicionado por la ultraderecha.

En la misma línea, el jefe del Ejecutivo dijo no entender la negativa a negociar con el Gobierno que esgrimen los conservadores amparándose en la presencia de Unidas Podemos -y la investigación judicial a la que está siendo sometido el partido morado. Afirmó que, si se siguiese su lógica de no negociar con un partido sospechoso de irregularidades, "nadie podría acercarse a ustedes a menos de cien metros de distancia", dijo en referencia al Partido Popular. Para añadir: "Es un partido condenado por corrupción, con ministros condenados y que pretende impartir lecciones".

El torno fue completamente distinto con los portavoces de ERC, PNV y EH Bildu. A los republicanos catalanes les reiteró su compromiso de buscar una salida dialogada al conflicto de Catalunya, aunque no vinculó esta decisión a su apoyo a los Presupuestos.

A ERC, que cuestionó que hiciera unos Presupuestos de orientación progresista, le recordó la trayectoria del Gobierno en estos meses, y le aseguró que así serían. "Hay muchas cosas que pueden unir a partidos progresistas como somos nosotros", dijo. Y les pidió que, si pueden aparcar otros conflictos internos en Catalunya, "sean conscientes del camino que podemos recorrer juntos".

También tendió puentes con PNV y Bildu, agradeciendo su disposición a sentarse a negociar, como hizo con otras formaciones que también pueden ser decisivas en un Congreso muy fragmentado, como Coalición Canaria o el Partido Regionalista Cántabro.

O unos, u otros

Pero la estrategia de Sánchez no tuvo una respuesta positiva y dio toda la impresión de que será poco menos que imposible lograr sacar los Presupuestos con el apoyo de los partidos independentistas y con Ciudadanos, y que el Gobierno tendrá finalmente que optar. Sus socios de Unidas Podemos llevan meses presionando a favor de un acuerdo con los socios de investidura, reivindicándolo como única opción posible, pero Sánchez no quiere cerrar ningún camino, e insiste en tantear a todos, aspirar a contar con todos.

ERC: "Tienen que decidir con quién van a acordar los PGE. Las políticas sociales y transformadoras son imposibles con Ciudadanos"

Así se lo dijo la portavoz de ERC, Mirella Cortès, quien instó al presidente a elegir entre su partido o el de Arrimadas para aprobar los Presupuestos.: "Tienen que decidir con quién van a acordarlos. Las políticas sociales y transformadoras son imposibles con Ciudadanos. Tendrán que asumir los compromisos de principios de legislatura si quieren pactar con ERC", dijo.

Y en la misma línea se mostró la portavoz de Ciudadanos, quien aseguró que el objetivo de su partido de pactar los Presupuestos con el Gobierno es que los "independentistas no pinten nada en la gobernabilidad de España".

Pese al ambiente vivido, en torno a las diez de la noche del martes y tras seis horas de debate, Sanchez volvió a un torno conciliador y a insistir en que la actual situación debe hacer reflexionar a todos los partidos políticos.

De hecho, y tras soltar sus cargas de profundidad contra el PP y sacudirse las críticas, Sánchez acabó como empezó: "Necesitamos unidad. No estamos en el momento de vetos".

Más noticias de Política y Sociedad