Público
Público

Comunidad de Madrid El PSOE de Madrid, en la encrucijada, no encuentra cómo frenar los dislates de Ayuso

Los socialistas siguen intensificando la labor de oposición pero no ven posible una moción de censura ante el entreguismo de Aguado a la presidenta. Algunos sectores plantean la continuidad de Gabilondo como líder de la oposición, pero buscando una salida para su portavoz y sin abrir una crisis interna. Creen que tienen un tapón mediático a su trabajo.

Gabilondo muestra "desconcierto" ante la propuesta de toque de queda en Madrid
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo.. (Fuente: Asamblea de Madrid)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sigue en el foco de atención de todos los medios de comunicación y actuando como principal ariete del Gobierno de Pedro Sánchez, sin encontrar apenas oposición a su  Gobierno en la región, ya que todas las iniciativas críticas de los socialistas parecen chocar contar una pared.

En el PSOE de Madrid se admite y se lamenta el poco protagonismo que tiene su papel de oposición y sus denuncias, y que no terminan de encontrar vías para frenar a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ni los dislates que suponen algunos de sus planteamientos en esta crisis sanitaria.

Los socialistas llevan meses intensificando su labor de oposición a todos los niveles, con iniciativas parlamentarias, contactos con los ciudadanos y actos de todo tipo. Y creen que están dando pasos que evidencian la deficiente labor del Gobierno madrileño ante la pandemia, pero admiten que tienen poco eco.

Pero no creen que pueden ir más allá y creen que sólo les cabe seguir trabajando en esta línea. En este sentido, se sigue sin contemplar la presentación de una moción de censura condenada a la derrota y, mucho menos ahora, tras lo ocurrido con el fracaso la moción de censura de Vox a nivel nacional.

Pero, además, para rechazar esta opción se valora un tema de fondo. El vicepresidente madrileño y líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado, está entregado a la presidenta madrileña por muchas desautorizaciones públicas que haya sufrido y, como repite constantemente, no entra en sus planes presentar una moción de censura con el PSOE.

Dirigentes madrileños consultados por Público creen, además, que dicha moción sólo serviría para que Ayuso tuviera otro escaparate para seguir haciendo oposición al Gobierno de Pedro Sánchez. “No tiene ningún sentido dar ese paso ahora, aunque esa posibilidad siempre estará ahí si se dan las condiciones", repiten.

Sustituir a Gabilondo

En cuanto al permanentemente cuestionado papel de Ángel Gabilondo como líder de la oposición, un sector del PSOE de Madrid sigue arropando la actuación del candidato madrileño. Además, aseguran que se está multiplicando en actos y declaraciones, y está haciendo un seguimiento constante y crítico de la gestión de Ayuso. Quienes así piensan, creen que un estilo más bronco y de confrontación en medio de esta pandemia tampoco les daría mejor resultado.

No obstante, otro importante sector del PSOE madrileño, y que comparte sus posiciones con Ferraz, opina que se debería ir a una oposición más beligerante y plantear la sustitución de Gabilondo, pero siempre buscando una salida para el portavoz socialista y, sobre todo, evitando abrir una crisis interna en el partido, tan habituales en la federación madrileña.

Esta posibilidad podría pasar por el desbloqueo de los órganos instituciones y que Gabilondo sea nombrado Defensor del Pueblo -una posibilidad que se lleva barajando desde hace años-, pero mientras dicha renovación esté paralizada por el propio PP, no parece probable que se plantee su destitución por las bravas ni que Gabilondo vaya a dimitir.

No obstante, sí se habla de su posible sustituto y, según fuentes consultadas, todo apunta a que el reciente nombramiento de José Cepeda como portavoz adjunto del Grupo Socialista no fue causalidad y, sobre todo, porque tampoco se vislumbra otro posible sustituto como líder de la oposición en el Grupo Socialista de la Asamblea. Pero todo esto, actualmente, está paralizado y solo se contempla como hipótesis a medio plazo.

No obstante, tampoco se ve como solución mágica un cambio de portavoz, y la queja generalizada del PSOE madrileño es que ni su acción de oposición, ni sus críticas, ni sus denuncias a la gestión de Ayuso traspasan la barrera mediática y, además, enfrente se encuentran a una presidenta que tiene todo los focos puestos en cada movimiento que hace. “Nosotros y Ángel (Gabilondo) tenemos un tapón puesto y no hay forma de quitarlo. Ese es el problema”, se lamentan.

Más noticias de Política y Sociedad