Público
Público

Congresos del PSOE El PSOE se da un baño de nostalgia con… Pablo Iglesias, y los sindicatos dan uno de realidad:  "Deroguen la reforma laboral"

En un holograma, un actor "resucita" al fundador del PSOE, y pide a los socialistas no abandonar sus ideales. También hubo un homenaje en recuerdo a Rubalcaba, Toño Alonso, Txiqui Benegas, Carme Chacón, Carmen Alborch, Manuel Marín y Pedro Zerolo. UGT y CCOO aprovechan su intervención para exigir de forma inmediata un nuevo contrato social.

Ángel Víctor Torres, ovacionado en Valencia por sus compañeros socialistas
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, también recibió un homenaje en el Congreso del PSOE, donde hubo numerosas acto de solidaridad con La Palma.

El PSOE se dio un baño de nostalgia en la apertura oficial del 40º Congreso Federal del PSOE. Y no hubo un solo delegado al que no se le humedecieran los ojos durante casi más de media hora de recuerdos.

Todo empezó con la entrada al plenario de los ex secretarios generales del PSOE Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Joaquín Almunia. Fueron recibidos con un interminable aplauso que les hizo levantarse varias veces de sus asientos asignados en primera fila.

Pero todo no acabó ahí. A continuación, el presidente del Congreso, Ximo Puig, anunció que ahora le tocaba el turno de palabra a Pablo Iglesias, el fundador del PSOE. Se apagaron las luces y en una esquina del escenario apareció un holograma donde se veía a un actor caracterizado como Pablo Iglesias. Y el fundador del PSOE se dirigió al cónclave socialista para recordarles que no abandonen sus ideales.

Y, sin solución de continuidad, nada más desaparecer el holograma, en la pantalla gigante que preside el Congreso apareció la figura de Pedro Zerolo, la de Txiqui Benegas, la de José Antonio Alonso, la de Carmen Alborch, la de Carme Chacón, la de Manuel Marín y la de Alfredo Pérez Rubalcaba, todo ellos fallecidos en los últimos seis años. González y Zapatero no pudieron disimular en sus rostros la emoción del recuerdo de quienes fueron, además de compañeros de partido, amigos personales.

Lastra: "Lo mejor que le ha pasado a este país lo hemos hecho los socialistas siempre"

A continuación, y con los ánimos más tranquilos. El secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán; y la vicesecretaria general, Adriana Lastra, intervinieron para rendir cuentas de su gestión al frente del partido estos cuatro años y arengar a los suyos. Cerdán afirmó que el PSOE tiene "herramientas, capacidad y cantera" para seguir creciendo. Y Lastra dijo que tocaba sacar pecho. "Ya va siendo hora de que digamos bien alto que lo mejor que le ha pasado a este país lo hemos hecho los socialistas siempre", afirmó.

Los sindicatos reclaman al PSOE

Pero tras las emociones y las arengas vino un  baño de realidad al final de la mañana, cuando los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, intervinieron en el cónclave socialista para recordarles sus reivindicaciones.

Sordo pidió que del Congreso salga un PSOE con claros principios socialdemócrata. El líder de CCOO indicó que los sindicatos necesitan que los socialistas "acierten, porque las sociedades occidentales necesitamos un nuevo contrato social".

Y Álvarez no perdió la ocasión para reclamar la necesidad imperiosa de derogar ya la reforma laboral, sin más demoras.. Recordó que siguen paralizada la negociación de los convenios colectivos y que todos los efectos nocivos de la reforma aprobada pro el Partido Popular sigue vigentes y perjudicando gravemente los derechos de los trabajadores.

Pese a todo, ambos sindicalistas reconocieron la labor del Gobierno en esta etapa, y Álvarez no tuvo reparo en dar las gracias  Sánchez por la gestión económica hecha por la crisis del coronavirus. Pero sus reivindicaciones quedaron en el Congreso del PSOE. 

Más noticias