Público
Público

Constitución de la Asamblea de Madrid Isa Serra renuncia a su escaño y no será diputada en la Asamblea de Madrid

La portavoz estatal de Podemos anuncia que no recogerá su escaño en el Parlamento autonómico, aunque avanza que continuará trabajando activamente en la formación morada y asumirá "otras responsabilidades". Aunque precisa que su situación judicial no es "la razón principal" de su decisión, admite que "el daño ya está hecho".

Podemos dice que PSOE "no ha respetado el protagonismo" de Igualdad
La portavoz de Podemos, Isa Serra, en una imagen de archivo.

La número uno de la lista de Unidas Podemos a las elecciones madrileñas, y portavoz estatal de la formación morada, Isa Serra, no será diputada autonómica en la XII Legislatura de la Asamblea de Madrid, que arranca este martes. La dirigente ha anunciado este lunes a través de un vídeo que no va a recoger el acta de parlamentaria y, por lo tanto, no va a ocupar ningún cargo público.

Ha precisado, eso sí, que continuará de forma activa en Podemos, donde asumirá "otras responsabilidades" después de la celebración de la IV Asamblea Ciudadana del partido, donde los militantes elegirán al nuevo secretario general y al nuevo Consejo de Coordinación de la formación. Serra forma parte de la lista de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, a las primarias.

"He decidido que es el momento de pasar a una nueva etapa, de aportar desde otro lugar a la transformación política de nuestro país. No seré más diputada de la Asamblea de Madrid y pasaré a asumir otras responsabilidades en Podemos a nivel estatal, acompañando a Ione Belarra y así llevar mucho más lejos este proyecto político", ha asegurado la portavoz de la formación morada.

Serra se ha referido en el vídeo a la situación judicial a la que se encuentra, pendiente de que el Tribunal Supremo ratifique una condena que la inhabilitaría para el ejercicio de un cargo público (presentó un recurso ante el tribunal tras ser condenada e inhabilitada para el sufragio pasivo por su participación en la paralización de un desahucio, tras el que fue acusada de atentado contra la autoridad y lesiones).

Aunque ha insistido en que su situación judicial "no es la razón principal" que la ha llevado a renunciar a su escaño, ha admitido que "el daño está hecho": "Algunas me habéis preguntado si esta decisión está relacionada con la persecución judicial que llevo viviendo desde hace tiempo y que me ha condenado por manifestarme contra un desahucio en el año 2014 en Lavapiés. No es la razón principal, como os digo, voy a seguir en Podemos, pero es cierto que, independientemente de la respuesta que reciba por parte del Supremo en los próximos días, el daño ya está hecho".

"Un daño generado a través de montajes"

"Un daño", ha proseguido, "generado a través de la mentira, de acusaciones falsas, de montajes, de poderes que siguen siendo hoy impunes. Es una estrategia para tratar de amedrentar a quienes defendemos los derechos humanos como activistas o desde las instituciones, y de invalidarnos políticamente".

"Esa sentencia vergonzosa e injusta, y su utilización por parte de las derechas para la campaña permanente muestra la connivencia de intereses que tienen con el poder judicial; lo utilizan como ariete contra nosotras. A pesar de todo esto sigo en esta herramienta política tan valiosa que tenemos que cuidar y hacer crecer porque quiero seguir dedicando mi tiempo y mi esfuerzo en avanzar hacia la justicia social", ha concluido.

Serra ha puesto en valor el trabajo de los diputados de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid y en las campañas electorales de 2019 y de 2021: "Estoy muy orgullosa del trabajo que hemos hecho desde que llegamos en 2015 a la Asamblea de Madrid, de la dificilísima tarea que fue resistir en las elecciones del 2019 y de haber crecido en el año 2021 junto a Pablo Iglesias. Y estoy convencida, más incluso que ayer, del sentido del espacio político de Unidas Podemos en la Comunidad de Madrid y de nuestras propuestas políticas para hacer frente a las políticas del PP contra los servicios públicos", ha defendido.

La dirigente de Podemos era la número dos de la lista que encabezaba Pablo Iglesias, y se situaba como número uno (y portavoz de la formación en la Asamblea de Madrid) tras la marcha del secretario general de la formación morada. La número tres es Vanessa Lillo, dirigente de Izquierda Unida en Madrid muy próxima al actual coordinador federal del partido en la región, Álvaro Aguilera; mientras que la número cuatro es Alejandra Jacinto, abogada y activista defensora del derecho a la vivienda, un "fichaje" de Iglesias en la campaña que está previsto que se asiente y cobre relevancia tras la asamblea ciudadana de Podemos (al igual que Serra, Jacinto también forma parte de la lista de Belarra a las primarias).

Más noticias