Público
Público
Únete a nosotros

Corrupción en el PP La comisión de corrupción dice que Aguirre, González y Granados son "responsables" de casos como los espías o Lezo

También destaca que el PP pudo ser beneficiado con desvíos de fondo desde fundaciones para financiarse en campañas electorales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Ignacio González y Esperanza Aguirre. EUROPA PRESS/Archivo

La comisión de investigación sobre corrupción política ha concluido este jueves en su dictamen que el PP pudo beneficiarse con desvío de fondos de fundaciones para financiarse campañas electorales, o que los exdirigentes Esperanza Aguirre, Ignacio González y Francisco Granados son "responsables" de casos investigados en las sesiones, como Lezo o el de los espías.

Los grupos de la oposición pertenecientes a esta comisión (PSOE, Podemos y Ciudadanos) han registrado en la Cámara regional las conclusiones derivadas de estas sesiones donde se han abordado temas sobre Inassa, Emissao y el campo de golf en Chamberí, relacionados con el Canal y enmarcados en el caso Lezo.

La portavoz del PSOE en la comisión, Nani Moya, ha anunciado que la oposición no descarta elevar a la Fiscalía el dictamen de la comisión de corrupción.

Durante esta investigación se han analizado el supuesto espionaje a políticos del PP en la Comunidad, ahora en los tribunales; el de Arpegio, los cursos de formación con el caso Aneri, la venta de viviendas del IVIMA, el papel de la Agencia de Informática de Madrid, en el caso Púnica o Telemadrid.

Diversos casos de corrupción

Del dictamen se extrae que Francisco Granados, como consejero de la Comunidad, "tuvo responsabilidad en los casos de espionaje, Fundación Arpegio (convenios urbanísticos y PRISMA) y Telemadrid (derechos del fútbol).

Ignacio González, como vicepresidente y consejero de la Comunidad con Esperanza Aguirre y de 2012 a 2015 como presidente de la Comunidad de Madrid, "tuvo responsabilidad en casos como IVIMA, ICM, espionaje, Telemadrid (derechos del fútbol) y Canal de Isabel II".

El PP se pudo financiar ilegalmente durante campañas electorales

Asimismo, Esperanza Aguirre, como presidenta de la Comunidad de Madrid "tuvo responsabilidad en la elección sus máximos colaboradores y no ejerció (premeditadamente o no) ningún control sobre las actividades irregulares de los miembros de su gobierno". Además, "ejerció arbitrariamente su poder para satisfacer caprichos personales utilizando las instituciones de la Comunidad de Madrid".

También destaca que el PP pudo ser beneficiado con desvíos de fondo desde fundaciones para financiarse campañas electorales. "Las instituciones y la Comunidad de Madrid gobernadas por el PP pudieron ser utilizados por los responsables de dirigirlos para obtener beneficios ilegítimos en favor de intereses partidistas, personales o empresariales", añaden.

Asimismo, en el texto determinan que la mayoría de los casos investigados "afectan a empresas públicas o entes de la Comunidad de Madrid". Al Canal de Isabel II que, con la creación Canal Extensia, "actuó sin ningún control en Latinoamérica; a ICM que en el año 2006 pasó de ser organismo autónomo a ser ente de derecho público", a Arpegio que, en el mismo año, fue autorizada para gestionar el PRISMA, un plan de inversiones con alta dotación económica, a través de una empresa privada".

En el caso de Telemadrid, concluyen que creó la empresa instrumental MDA, a lo que hay que añadir la creación de la Fundación Arpegio "sometida al derecho privado". "Sin duda, las empresas públicas de la Comunidad de Madrid fueron instrumentos para eludir o minimizar los controles propios de la Administración que son mucho más rígidos en materia de contratación, de pagos y de contratación de personal", han alertado.

Personas a dedo para dirigir entidades públicas

Además, creen que determinadas empresas "pudieron ser beneficiadas mediante contratos irregulares o adjudicaciones" a cambio de "favores" y asociaciones y otras entidades "pudieron ser beneficiadas" con subvenciones por su "afinidad" política con el gobierno del PP.

Asimismo, la comisión destaca la "falta de control del Gobierno" sobre "fondos, contratos y subvenciones", la "ausencia de rigor al enajenar o adquirir patrimonio público" y "la utilización reiterada de los concursos públicos para favorecer a determinadas empresas mediante el sistema de dar preponderancia en los Pliegos de Condiciones a las valoraciones subjetivas sobre las objetivas propiciando la manipulación".

Del dictamen también se desprende que "de forma premeditada y estudiada, y para garantizar el cumplimiento de sus objetivos, los responsables políticos designaban a personas de su entera confianza, y relacionadas con determinadas empresas, para dirigir las entidades públicas".

De esta manera "se logró crear una red clientelar en la Comunidad que permitía a los responsables políticos influir directamente en las decisiones de las distintas instituciones de la Comunidad de Madrid". "Esta red clientelar pudo llegar hasta instituciones de control autonómico e incluso al ámbito judicial, incluyendo la Fiscalía de Madrid", alertan.

Además, la comisión acusa en su dictamen al Gobierno regional de "obstaculizar" su investigación "propiciando la injerencia de la Justicia en las labores parlamentarias al solicitar informes sobre la procedencia del envío de la documentación solicitada".

Más noticias en Política y Sociedad