Público
Público

Defensa tiene 39 campos de maniobras que ocupan más que las ciudades de Madrid, Barcelona y València juntas

Según consta en una respuesta enviada al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, las Fuerzas Armadas disponen de áreas de adiestramiento en 29 provincias. En total, cuentan con más de 90.000 hectáreas para realizar sus ejercicios. En varios de esos lugares ha habido fuertes protestas sociales contra la presencia militar.

Maniobras Sirio 2019
Impacto de armamento real en el Polígono de Tiro de Bardenas, en Navarra. EJÉRCITO DEL AIRE

Había un país llamado Nordia que no se llevaba nada bien con otro país llamado Iberness. Como ambos tenían ejércitos y aviones de guerra, un día se pelearon. Entonces llovió fuego desde el cielo y sobre la tierra hubo un intenso, muy intenso humo. Ni Nordia ni Iberness existían, pero los misiles eran tan reales como Las Bardenas, el espacio natural de Navarra que por decisión del dictador Francisco Franco se convirtió en un escenario al aire libre para recrear disputas y preparar militares de cara a cualquier guerra.

Nordia e Iberness fueron los nombres elegidos por el Ejército del Aire para las maniobras efectuadas en marzo de 2019. En una de las fotos distribuidas entonces por el cuerpo militar, se aprecia el impacto de armamento real sobre la tierra de Las Bardenas, uno de los 39 campos de maniobras y de tiro con los que cuentan las Fuerzas Armadas. 

En una respuesta escrita enviada al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, Defensa señala que en esos espacios, distribuidos en 29 provincias, se realizan "actividades de instrucción y adiestramiento". Dichas maniobras no solo tienen como protagonista a las Fuerzas Armadas españolas, sino que también se realizan prácticas conjuntas con ejércitos de otros países de la OTAN.

El documento remitido a Iñarritu permite establecer que los 39 campos de maniobras y tiro ocupan en total una superficie de 90.417 hectáreas. A modo de comparación, las ciudades de Madrid, Barcelona y València juntas suman 83.900 hectáreas. 

Según se desprende ese listado, dos de esos espacios tienen la categoría de Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD), definido por Defensa como el "órgano responsable de facilitar la instrucción, el adiestramiento y la evaluación de la Unidades, así como controlar, explotar y mantener los medios de simulación y evaluación que se le asignen". Se trata de San Gregorio, en Zaragoza, y Chinchilla, situado en la localidad albaceteña de Chinchilla de Monte. El primero cuenta con una superficie de 33.839 hectáreas –lo que le convierte en el campo de maniobras más grande de España– y el segundo ocupa 13.842 hectáreas.  

En un número extraordinario de la revista oficial del Ejército publicado en 2007, se describía precisamente que esos dos CENAD "están orientados a su empleo por unidades acorazadas/mecanizadas el primero y a unidades ligeras el segundo". En el caso de Chinchilla apuntaba además que por entonces se estaba "potenciando" con instalaciones "para el combate en zona urbana y la instrucción de francotiradores".

Fuego en Las Bardenas

La respuesta enviada al diputado de EH Bildu incluye también al Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín, propiedad de la Armada y situado en el centro de la ensenada de Barbate (Cádiz) y al Polígono de Tiro de Las Bardenas, emplazado en un parque natural declarado Reserva de la Biosfera. Su destino como espacio de entrenamiento militar se remonta a 1951, cuando la dictadura franquista decidió emplearlo para tales fines. 

En otro documento remitido hace algunas semanas a Iñarritu, Defensa señala que ese campo de Navarra "es habitualmente usado por todas las Unidades de Caza, Unidades de Transporte y Unidades de Apoyo del Ejército del Aire" y que "se programan en él actividades de adiestramiento a lo largo de cada año", en las cuales hay prácticas que "incluyen el lanzamiento de armamento inerte y real", mientras que en otros casos se produce lanzamientos de "cargas simuladas".

Las Bardenas es uno de los campos de maniobras del Ejército que despierta críticas y protestas por parte de organizaciones sociales, grupos ecologistas y colectivos antimilitaristas. Incluso se han registrado pronunciamientos institucionales del Parlamento de Navarra a favor del cese de su utilización como centro de entrenamientos militares.

Lo mismo ocurrió en el caso del Campo de Maniobras y Tiro de Pájara, en Fuerteventura. "Lo que se realizan allí son ensayos de algo tan horroroso como la guerra", afirma a Público la reconocida activista canaria Koldobi Velasco, quien denuncia que las actividades militares "han destrozado yacimientos y arrasado con toda la flora y fauna endémica que había en ese lugar". Su extensión, según Defensa, es de 4.024 hectáreas. 

"Desproporcionado"

En su respuesta a Iñarritu, el ministerio señala además que "no hay previsión de cese de actividad o utilización" de ninguna de las 39 áreas de adiestramiento que figuran en el documento. Tras recibir ese documento, el diputado abertzale señaló que "el Gobierno debería escuchar las reclamaciones sociales" en torno a ese tipo de instalaciones. En cuanto al número de campos existentes, Iñarritu destacó que "parece desproporcionado y fruto de un pasado militarizado y dictatorial". 

 

Más noticias de Política y Sociedad