Público
Público

Elecciones Galicia y Euskadi 2020 Podemos desaparece del Parlamento gallego y sufre una fuerte caída en Euskadi

La división pasa factura a la formación morada, que no obtiene representación parlamentaria en Galicia. En Euskadi, pasa de tercera a cuarta fuerza y pierde cinco escaños respecto a 2016.

Gómez-Reino (Galicia en Común) acude a votar en A Coruña
Imágenes del candidato de Galicia en Común-Anova Mareas a la Presidencia de la Xunta, Antón Gómez-Reino, que ha acudido a votar este domingo en A Coruña. (Fuente: Galicia Común)

Podemos ha perdido este 12-J su representación parlamentaria en Galicia y se ha dejado casi la mitad de sus escaños en Euskadi, quedándose con seis. Respecto a las elecciones autonómicas de 2016, la formación morada pierde apoyo de forma contundente: hace cuatro años, En Marea (la marca bajo la que se presentaba Podemos) obtuvo 14 escaños en Galicia y Elkarrekin Podemos, 11 en Euskadi. 

Por un lado, Galicia en Común, liderada por Antón Gómez-Reino, pretendía revalidar el espacio político que dejó En Marea una vez se firmó la disolución del proyecto, pero ni siquiera ha logrado obtener representación parlamentaria. Por el otro, Elkarrekin Podemos, con Miren Gorrotxategi al frente, ha visto cómo la mitad de sus fuerzas se han repartido entre el PSE y EH Bildu, formaciones que han crecido respecto a los resultados de hace cuatro años. 

El vicepresidente segundo del Gobierno de España y líder de Podemos, Pablo Iglesias, declaró durante la noche electoral que su partido había sufrido "una derrota sin paliativos".

"Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia. Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido", agregó Iglesias desde su cuenta de Twitter.

De este modo, Galicia en Común obtiene apenas 50.000 votos, lejos de los 273.000 que obtuvo En Marea en 2016. Marea Galeguista, el otro brazo surgido tras la escisión, tampoco entra en el Parlamento gallego y se queda en 2.800 votos. En Euskadi, pasa de 157.334 sufragios (el 14,86% del total) a unos 70.000 (aproximadamente el 8%). 

La división pasa factura en Galicia

Hubo un tiempo en que Galicia era un espacio de propulsión para Podemos. Con alcaldías importantes, obtuvo impulso extra al consolidarse en las elecciones autonómicas de 2016 y colocarse como segunda fuerza en la región, con 20.000 votos más que el PSdG. Entonces, bajo el nombre En Marea, la formación alcanzó los 14 escaños y los 273.523 votos. Con Luis Villares al frente de la formación, el partido irrumpía con fuerza. 

Cuatro años más tarde, Galicia en Común (formada por Podemos, Esquerda Unida, Anova y algunas formaciones originales de las mareas), no ha obtenido representación parlamentaria. Tampoco lo ha logrado la Marea Galeguista compuesto por En Marea, Compromiso por Galicia y el Partido Galeguista. Ni Antón Gómez-Reino (Galicia en Común) ni Pancho Casal (Marea Galeguista) obtienen apoyos para alcanzar el Parlamento. 

Galicia en Común apenas suma 7.000 votos entre los sufragios de Lugo y Ourense

Ya en las elecciones generales de 2019, PP y PSOE aventajaron con holgura a Podemos, cuando cosechó dos escaños y 186.000 votos para el Congreso de los Diputados, por los 10 del PP y del PSOE, respectivamente. Los de Pablo Iglesias vieron esfumarse 87.000 votos entre los comicios regionales de 2016 y las generales de 2019. 

Como dato negativo, Galicia en Común apenas suma 7.000 votos entre los sufragios de Lugo y Ourense. Sus principales apoyos vienen desde A Coruña (unos 22.000 votos) y Pontevedra (casi 20.000).

Pierde fuelle y cae hasta la cuarta fuerza en Euskadi

La marca Podemos en Euskadi, liderada por Miren Gorrotxategi, pierde este 12-J cinco butacas en el Parlamento vasco respecto a los últimos comicios autonómicos. Elkarrekin Podemos se queda con seis escaños y cae hasta la cuarta fuerza electoral. La formación, respecto a 2016, no cuenta entre su coalición con Equo Berdeak, que presenta lista propia. El partido ecologista no forma parte de la coalición morada después de que ésta unificara sus fuerzas con Más País en las elecciones generales de 2019.

El reparto queda de forma equitativa por Euskadi: dos en Álava, dos en Guipúzcoa y dos en Vizcaya.

De este modo, Elkarrekin Podemos obtiene 71.000 sufragios (el 8% del total). De sus seis escaños, el reparto es equitativo entre las provincias de Euskadi: dos en Álava, dos en Guipúzcoa y dos en Vizcaya.

En Álava, Podemos pasa de 24.339 votos y cuatro escaños a 9.958 y dos; en Guipúzcoa, de 48.800 sufragios y tres escaños a 21.248 y dos; en Vizcaya, de 84.195 y cuatro a 40.152 y, al igual que el resto de provincias, dos escaños.

En 2016, Elkarrekin Podemos despuntó y apareció en el Parlamento vasco como la tercera fuerza más votada con Pili Zabala como candidata a lehendakari. La lista obtuvo 11 escaños y 157.334 votos. 

En las elecciones generales de hace menos de un año, la lista de Unidas Podemos en Euskadi se vio mermada y ya cayó hasta la cuarta posición, cuando EH Bildu y PSOE obtuvieron cuatro escaños del Congreso de los Diputados respectivamente. En esa ocasión, la coalición entre Podemos e Izquierda Unida no pasó de tres sillones y 181.000 votos. 

Más noticias de Política y Sociedad