Público
Público

Día de la Memoria en Euskadi Las víctimas de ETA exigen un relato "con vencedores y vencidos"

AVT y COVITE se niegan a acudir a la conmemoración del Día de la Memoria que organiza el Gobierno Vasco, al tiempo que advierten sobre intentos de "blanqueamiento" del pasado.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de archivo de la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez / EFE

Si Consuelo Ordoñez está aquí, el Gobierno Vasco está allá. La hermana de Gregorio Ordoñez, el dirigente del PP asesinado por ETA en enero de 1995, discrepa radicalmente con las políticas de memoria impulsadas por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu. Rechaza, ante todo, que las víctimas de la organización ya disuelta reciban el mismo tratamiento que las provocadas por abusos policiales. “No nos une el sufrimiento con otras víctimas de distintas violencias o de delitos violentos”, sentencia.

Por ese motivo, entre otros, Ordoñez no estará este sábado en la celebración del Día de la Memoria que organiza el Gobierno Vasco. Tampoco irá la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), otro de los colectivos referenciales a nivel del estado. "Depende cómo se cuente el relato, en este escenario post-ETA nos jugamos la verdadera derrota de la banda terrorista", afirma a Público Maite Araluce, presidenta de la AVT. Ella tampoco estará en el acto oficial del sábado.

La hija de Juan María Araluce, el presidente de la Diputación de Gipuzkoa asesinado en octubre de 1976, sí acudirá al homenaje que organizará este viernes el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, dependiente del gobierno central. "Para derrotar verdaderamente a ETA es necesaria la deslegitimación de los cincuenta años de terror. No se puede justificar la violencia de ETA y decir que han sido los buenos que han dejado de matar. Sólo dejando claro quiénes fueron los malos y quiénes somos los buenos nos aseguraremos que el terrorismo nunca se vuelva a repetir", subraya.

La presidenta de la AVT cree que la organización ya disuelta "sigue condicionando el día a día de la política, tanto en el País Vasco como en Navarra". De ahí que tanto la AVT como las demás asociaciones de víctimas insistan en la necesidad de construir un relato sobre lo ocurrido que "tenga como centro a las víctimas del terrorismo, sin intentos de blanqueamiento". "Aún quedan cosas por hacer para hablar de una verdadera derrota de ETA y de los terroristas. Sobre todo, un final con vencedores y vencidos, único que contemplamos", sostiene Araluce.

La Fundación Fernando Buesa —creada para homenajear al dirigente socialista asesinado en febrero de 2000— también estará representada en el acto de este viernes por Marta Buesa, una de las hijas de la víctima. A través de distintos boletines informativos, este colectivo también se ha reafirmado en la necesidad construir "un relato veraz sobre lo ocurrido", algo que considera de "primer orden" a la hora de buscar la "deslegitimación de la violencia".

Tipos de víctimas

Desde Valencia —lugar donde reside—, Consuelo Ordoñez va más allá. La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE) afirma que "no ha habido políticas públicas de memoria ni para deslegitimar a ETA ni política, ni cultural ni socialmente". "Nos estamos jugando el relato. Si se cuenta de la forma que pretende el nacionalismo, tanto el radical como el gobernante, nos encontraremos que ha servido de algo asesinar a nuestros familiares", afirma.

Ordoñez no estará personalmente en el acto del Memorial de Víctimas del Terrorismo, pero en su lugar habrá representantes de COVITE. Al día siguiente, en la conmemoración organizada por el Ejecutivo de Urkullu, no habrá ni rastros de este colectivo. "La memoria para el Gobierno Vasco parte de una teoría del conflicto, según la cual aquí ha habido múltiples violencias y que lo que nos une a todas las víctimas de esas múltiples violencias es el sufrimiento", critica, e incluso sostiene que siguiendo ese criterio, las víctimas de ETA podrían ser equiparadas "con las de violencia de género y de los accidentes de circulación", algo que consideró impensable.

La responsable de COVITE fue aún más lejos. A su juicio, el PNV "seguirá gobernando en el País Vasco" porque "uno de los efectos que ha producido la existencia de ETA durante cincuenta años ha sido el cambio del mapa electoral del País Vasco". "Yo te estoy hablando desde Valencia. Toda la familia de Gregorio estamos fuera, y así 100.000 personas. Imagínese lo que suponen 100.000 personas que nunca podrán votar en el País Vasco", remarcó.

Más noticias en Política y Sociedad