Público
Público

Díaz pide al PP que no se "eche al monte" y apruebe la nueva senda de estabilidad

Urge a Sánchez a aprobar un nuevo sistema de financiación y dice que Catalunya tendrá que ajustarse al acuerdo que se llegue en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiara, "y, si no es así,no me callaré",  advirtió la presidenta andaluza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Susana Díaz y Pedro Sánchez, en una foto de archivo. EFE

Más de dos horas estuvieron reunidos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y la presidenta andaluza, Susana Díaz, en un encuentro que valoró de forma positiva la dirigente territorial, al entender que Andalucía y el Gobierno central “abren un nuevo tiempo de lealtad y compromiso”.

Díaz no quiso hablar de las primarias que le enfrentaron a Pedro Sánchez, pero sí se refirió a las del Partido Popular y al nuevo liderazgo de Pablo Casado, para advertir al nuevo líder popular que “no se eche al monte·.

Díaz se refería en concreto a la velada amenaza del PP de no apoyar la nueva senda de estabilidad marcada por el Gobierno con el permiso de la UE, “porque votar en contra para hacer daño a un Gobierno en este caso es no poner por delante los intereses de España y sí los intereses de partido y electorales”, afirmó la presidenta andaluza.

Para Díaz, si el PP impide que lleguen 350 millones a Andalucía por esta posición tendrá que explicarlo, aunque indicó que espera que no culminen la amenaza “confío en que se comporten como un partido de Gobierno, y no se echen al monte con una decisión irresponsable”, añadió.

También la presidenta de la Junta de Andalucía se refirió a la situación de Catalunya, para afirmar que lo ocurrido en el PDyCat este fin de semana es “una vuelta de tuerca más al embrollo que no está llevando Puigdemont pensando sólo en su propios intereses”, dijo.

Un nuevo modelo de financiación

En cuanto al tema de la financiación autonómica, Díaz pidió a Sánchez a que se empiece ya a trabajar en un nuevo modelo, pero se dio por satisfecha con la comisión creada en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera para empezar a estudiar “políticamente” el nuevo sistema.

Eso sí, advirtió también que cualquier acuerdo se debe dar en este marco, y advirtió de que no puede haber una negociación diferencial con Catalunya, “confío en que lo haya, pero sí la hay no me voy a callar”, avisó.

Sobre temas más domésticos, Díaz indicó que de manera inmediata llegará una partida de 500 millones pendientes a Andalucía y apoyó a Sánchez en la flexibilización de la regla de gasto, “porque hay que acabar con la austeridad a ultranza", dijo.

Indicó también que Sánchez es consciente de que Andalucía está infrafinanciada y arrancó varios compromiso puntuales al presidente en materia de astilleros, el AVE y los peajes.

La reunión fue calificada de “cordial y productiva” entre dos dirigentes que ahora ostentan importantes responsabilidades institucionales y que quieren pasar a aquella primeras en las que se enfrentaron.