Público
Público

Exclusiva de Público

Documento exclusivo Inda amenazó al PP de Palma para que cesara al policía local que reportó una obra ilegal en su domicilio

"O tu cabeza o la de Mesquida", le dijo el entonces director de El Mundo de Baleares al regidor de Seguridad Ciudadana de la ciudad. "Primera página a nivel nacional, ya lo he hablado con PJ, piensa que estás a cinco meses de las elecciones", coaccionó Inda a Álvaro Gijón, en una llamada que escucharon otros responsables municipales, según el testimonio ante Asuntos Internos al que ha tenido acceso Público.

Fragmento de la manifestación voluntaria del oficial Mesquida ante Asuntos Internos de la Policía Local de Palma sobre la llamada amenazadora de Eduardo Inda.
Fragmento de la manifestación voluntaria del oficial Mesquida ante Asuntos Internos de la Policía Local de Palma sobre la llamada amenazadora de Eduardo Inda.

La guerra interna en la cúpula del PP que sacudió Baleares durante los años 2004 a 2006 pilló en su fuego cruzado al "rey de la noche" de Palma, Bartolomé Tolo Cursach, quien contrató al comisario de las cloacas de Interior, José Manuel Villarejo, para contrarrestar la campaña mediática al servicio de los exministros Abel Matutes y Eduardo Zaplana que ejecutó la edición local de El Mundo, dirigida por Eduardo Inda bajo las órdenes de Pedro J. Ramírez, tal como este diario ha desvelado en sucesivas exclusivas anteriores.

Así que cuando, a finales de 2006, apareció en el principal diario balear, Última Hora –propiedad de Pedro Serra, al que Matutes consideraba enemigo y aliado de Cursach–, una información sobre la obra ilegal que había efectuado Inda en su ático de Palma, el entonces director de El Mundo/El Día de Balears se lo tomó como una batalla más de esa guerra de trincheras periodísticas. Rastreó la fuente y concluyó que tenía que haber sido el subinspector al cargo de la Patrulla Verde de la Policía Local, Antoni Josep Mesquida Calafat.

El contraataque de Inda fue devastador: Mesquida acabó expedientado y apartado del servicio durante un año

El contraataque de Inda fue devastador y acabó con Toni Mesquida expedientado y apartado del servicio durante un año. Aunque lo más grave del asunto es que para obtener esa venganza el hoy tertuliano de La Sexta y director de la web OKdiario coaccionó personalmente al regidor de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Palma, en una conversación telefónica que fue escuchada a través del manos libres por otros cuatro altos responsables municipales, según el largo testimonio que prestaría Mesquida diez años después a Asuntos Internos, un documento al que Público ha tenido acceso.

A continuación, reproducimos literalmente (véase la imagen al inicio de este artículo) la página 8 del acta –en papel con membretes, timbres, sellos y firmas en cada hoja– de esa "manifestación voluntaria" efectuada por Mesquida el 10 de marzo de 2017 en las dependencias de la Policía Local de Palma, ante el comisario jefe, un subinspector y un oficial, y de la que una copia sumarial íntegra obra en poder de este diario:

Que aunque no tiene el recorte de prensa, dentro de la propuesta de archivo de las actuaciones del expediente (número 7) disciplinario abierto contra él se contiene un escrito del Sr. HERRERO en el cual se indica que en fecha 24 de diciembre de 2006, apareció una noticia en el periódico Ultima Hora, espacio LLAMPS I TRONS, referente al cerramiento del Sr. INDA, en concreto dice "...que el Director del Diario EL MUNDO tenia instalada un cerramiento de una terraza o galería en su vivienda, la cual presuntamente era ilegal. Mesquida leyó esta información, como hizo saber públicamente"

Que el motivo del expediente fue por no haberse inhibido por tener una enemistad manifiesta con el Sr. INDA, cuando él no ha denunciado ni ha ido contra éste en ningún momento, y por no respetar el conducto reglamentario.

Eduardo Inda: "O tu cabeza o la de Mesquida, primera página a nivel nacional, ya lo he hablado con PJ, piensa que estás a cinco meses de unas elecciones"

Que a raíz de la visita por parte de un celador de obras a la casa de INDA producido el 04 de enero 2007, se provocó una reunión, en el despacho del Regidor del Área de Seguridad Ciudadana a la cual asistieron:

- D. Alvaro Gijón como Regidor del Área
- D. José Ramón ORTA como Director de Área.
- D. Nicolas HERRERO como Jefe de Policia.
- D. Juan MUT
- D. Juan José FERRANDO como Gerente de URBANISMO.

En el transcurso de dicha reunión el Sr. Gijón recibió una llamada telefónica del Sr. INDA, que durante una parte de la llamada Gijón puso el manos libres, pudiendo oír "O tu cabeza o la de Mesquida, primera página a nivel nacional, ya lo he hablado con PJ, piensa que estás a cinco meses de unas elecciones".

Que todo lo narrado sobre dicha reunión fue manifestado por el Sr. FERRANDO al Sr. MESQUIDA, así mismo éste le dijo al Sr. MESQUIDA que habían decidido que seria su cabeza, cesándolo el mismo dia 5 de sus funciones como responsable de la patrulla verde. El Sr. MESQUIDA estuvo de baja laboral desde el 09 de enero hasta noviembre de 2007.

Que durante este período el declarante ganó el contencioso planteado por su cese, siendo que en ejecución de la sentencia tuvo que ser reintegrado a la Patrulla Verde desde el mes de agosto de 2007, aunque él siguió de baja hasta noviembre del mismo año"...

Uno de los que escucharon la llamada de Inda es Juan Mut, recién ascendido a Adjunto a la Prefectura de Palma, quien se sentará en el banquillo por la mafia de Cursach

Esta transcripción del testimonio de Mesquida no necesita más explicaciones, salvo identificar a Juan Mut, un comisario que fue en dos ocasiones jefe de la Policía Local y que acaba de ser ascendido de nuevo al cargo de Adjunto a la Prefectura a pesar de que pronto se sentará en el banquillo imputado por 17 gravísimos delitos: el juez Enrique Morell dictó en diciembre auto de procedimiento abreviado para la apertura de juicio oral contra una treintena de policías o expolicías locales de Palma (y cinco funcionarios, políticos o abogados) por haber formado parte, presuntamente, de una "organización criminal" de estilo mafioso que se dedicaba a coaccionar, amenazar y extorsionar en beneficio propio y del emporio de Cursach.

Dicho auto judicial de apertura de juicio oral, al que también ha tenido acceso Público, define así a Mut:

JUAN MIGUEL MUT GARCIA, Comisario de la Policía Local de Palma, aparece en las actuaciones como uno de los pilares de la trama de corrupción y habría estado recibiendo, junto con otros miembros de la Policía Local, "sobres" de dinero o prebendas de diversa índole por partes de empresarios beneficiados por su irregular actuación.

Sin embargo, hace sólo tres meses este mismo comisario fue ascendido al cargo de número dos de la Policía Local de Palma mediante una "instrucción de servicio" en la que se subrayaba que se trata de una "redistribución de las responsabilidades que han de cumplir los mandos de la escala técnica, con objeto de ir trabajando en la dirección marcada por la Regiduría de Seguridad Ciudadana", que ostenta Joana Maria Adrover. En total, bajo el mandato de esta regidora, quince policías locales procesados por trabajar para la mafia de Cursach han sido reintegrados al servicio activo, con la misma autoridad que utilizaron antes, según el juez, para ponerse al servicio de una "organización criminal" por la que serán juzgados.

En su testimonio, Mesquida confirmó las acusaciones de la Fiscalía, asumidas por el juez Morell, de que altos mandos policiales estaban al servicio de Cursach

Precisamente, el motivo de la declaración voluntaria de Mesquida que aquí reproducimos no fue denunciar este incidente, sino aportar su testimonio sobre una causa mucho más amplia e importante: las diligencias judiciales DPPA 00176/2014 del Juzgado de Instrucción núm. 12 de Palma. En el curso de esa investigación sobre la mafia policial que trabajó para Cursach –y que finalmente se sentará pronto en el banquillo de los acusados– las vídeo-cámaras de la Jefatura grabaron a Mesquida, fuera de su jornada laboral, llevándose de su despacho una serie de carpetas con documentos.

Su testimonio comienza, pues, explicando que se trataba de documentación personal –que presentó en ese acto– y que "a raíz de la aparición en prensa del auto judicial de prisión a los Srs. Cursach y [Tolo] Sbert y las acusaciones que se hacía contra su persona fue a buscar dicha documentación para argumentar su derecho de defensa procesal". Y continúa confirmando muchos de los extremos de la acusación de la Fiscalía sobre las actividades delictivas de la citada mafia al servicio de Cursach.

No es hasta la mitad de la página 7 cuando Mesquida empieza a narrar, como un ejemplo más de los que reflejan ese tipo de actividades, el incidente protagonizado por Inda, como se puede ver en este siguiente fragmento del acta policial, que a continuación transcribimos:

Fragmento del acta policial del testimonio de Mesquida en el que se inicia el relato del incidente protagonizado por Eduardo Inda.

Que hace entrega en este momento de diversos recortes de prensa del año 2007 (Viernes, Sábado y Domingo 5, 6 y 7 de enero de 2007), pasándose a detallar su contenido y motivo de exposición, teniendo en cuenta que el período coincide con unas futuras elecciones, a poco menos de cuatro meses vista:

"El presidente de la comunidad de vecinos del edificio donde vivía el Sr. INDA acudió quejándose de un cerramiento que éste hacía en su vivienda"

El mes de Diciembre de 2006 el presidente de la comunidad de vecinos del edificio donde vivía el Sr. INDA (Director del periódico EL MUNDO) acudió quejándose de un cerramiento que éste hacía en su vivienda, manifestando que la comunidad estaba harta de requerirle al Sr. INDA sin que hiciera caso, por lo que le planteó que, si en caso de que saliera en Prensa dicha situación la Patrulla Verde actuaría de oficio, que por parte del Sr. Mesquida le dijo que no, que la problemática de obras era competencia de los celadores municipales y que así y todo, necesitaba una queja de vecinos, que si no, pasaría los recortes de prensa a Urbanismo para su conocimiento, que se hace constar que de este tema ya habló con el SR. Ferrando estaba en Urbanismo.

Público se ha puesto en contacto con Toni Mesquida, pero éste no ha querido responder a ninguna pregunta ni agregar nada a su propia versión testifical. En cambio, otros testigos de la época consultados por este diario recuerdan perfectamente el incidente entre Inda y el entonces responsable de la Patrulla Verde y han subrayado que en aquellas fechas se llegó a sospechar de que pudiera estar también trabajando para Cursach.

El testimonio de Mesquida disipó las sospechas hacia él

No obstante, dichas sospechas nunca se substanciaron y quedaron definitivamente descartadas tras la declaración voluntaria de Mesquida, a la que se cita en la página 31 del extenso informe del Grupo de Blanqueo de la UDEF que detalló cómo operaba la organización criminal en la Policía Local, porque el oficial (ahora jubilado) confirmó que mandos policiales estaban al servicio de Cursach, al que beneficiaban con medidas y acciones ilegales, y ayudaban a coaccionar e intimidar a sus competidores empresariales.

Y lo más sorprendente ahora es que esos mismos mandos policiales hayan sido puestos de nuevo al mando de las operaciones de seguridad ciudadana, por decisión de la regidora Adrover, justo cuando van a tener que sentarse en el banquillo –en cuanto se señale fecha para la vista oral, una vez se ponga fin al confinamiento– para responder ante una montaña de pruebas y decenas de testigos de cargo que demuestran, a juicio del magistrado y de los fiscales Anticorrupción, que formaban parte de una organización criminal al servicio del emporio de un capo mafioso.

Más noticias de Política y Sociedad