Público
Público

Economía española Casado vuelve a sembrar pesimismo sobre la economía española pese a las buenas previsiones de organismos internacionales

El líder del PP dibuja un futuro catastrófico para la economía española si Pedro Sánchez sigue en La Moncloa. Un escenario que contrasta con las optimistas previsiones del FMI, la OCDE y la UE y también con las del exministro Luis de Guindos.

El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, durante el curso ‘España, Europa y libertad’, a 6 de julio de 2021, en El Escorial, Madrid, (España)
El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, durante el curso ‘España, Europa y libertad’, a 6 de julio de 2021, en El Escorial, Madrid, (España). Marta Fernández / Europa Press

Pablo Casado no se termina de creer los datos de crecimiento que prevén varios organismos internacionales —y nacionales— para nuestro país con la llegada de los fondos europeos y las vacunas contra la covid-19. El líder del Partido Popular dibuja un futuro catastrófico para España si Pedro Sánchez sigue a los mandos del Gobierno central. Una situación que, afirma, no mejorará hasta que él alcance La Moncloa y "desfibrile" la economía española. A su juicio, solo el PP "sabe lo que hay que hacer en España" para superar una crisis: "La hemeroteca está de nuestro lado", afirma. 

Esa fue la tesis principal de su discurso en la inauguración del curso de verano que organiza la delegación española del PP europeo bajo el título 'España, Europa y Libertad' en San Lorenzo de El Escorial, en Madrid. Para Casado, nuestro país se encuentra ante una situación tan "vulnerable" que ni siquiera los fondos anticrisis de la Unión Europea, cifrados en 19.000 millones de euros para este año, serán suficientes para "evitar el boquete que ya tenemos".

La primera parte de ese fondo —9.000 millones de euros— llegará, precisamente, este mes de julio en forma de anticipo, siendo España uno de los mayores beneficiados en el reparto europeo. Un aspecto que el líder del PP también ha criticado por el "triunfalismo de los medios de comunicación": "Parecería que con los fondos europeos nos hubiera tocado la Europa. No, los fondos europeos afectan a los países que necesitaban ayuda no solo por el virus, sino porque la posición de partida era peor porque no habían hecho los deberes", insistió. 

Además, el conservador también alertó del riesgo a la inflación y del eventual cambio de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que, a su modo de entender, podría poner en apuros al Ejecutivo de Sánchez. "No nos damos cuenta de que es la liquidez y la política monetaria del BCE lo que está permitiendo que España esté ahora mismo pudiendo pagar ERTE, prestaciones por desempleo, las pensiones", afirmó frente al vicepresidente del organismo, el exministro Luis de Guindos, que también participó en la jornada.

Casado miente con los datos del paro

Casado incidió una y otra vez en que la economía española ya se estaba resintiendo antes de la llegada del covid-19. "Somos un 5% más pobres que antes de la pandemia y aun así tenemos que celebrar este rebote", fueron las palabras del conservador, que ha vuelto a citar en 5 millones de personas el número de parados en España. Un dato que el PP repite a menudo y es falso. A cierre de junio de 2021, hay 3.614.339 personas en paro, 166.911 menos que en mayo, la bajada más grande de una serie histórica que comenzó en 1996.

En ese sentido también censuró algunas medidas que plantea el Ejecutivo central como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que se abordará tras el verano, o la indexación de las pensiones al IPC. Para el jefe de la oposición esas cuestiones "van a aumentar el déficit estructural que habrá que ajustar en un futuro no muy lejano".

El líder popular utilizó el resto de su intervención para esbozar su plan dirigido a la "recuperación" de España y que se resume en bajada de impuestos, la implantación de la mochila austríaca, hacer "más competitiva" la reforma laboral del PP e implementar una FP dual "para que las empresas tengan mucho peso en el currículum formativo".

Una política económica que choca con los consensos internacionales que se han producido tras la llegada de la pandemia y que ha provocado que incluso los organismos y gobiernos más ortodoxos, entre los que se encuentra el Fondo Monetario Internacional (FMI), los Estados Unidos de Joe Biden apuesten por políticas expansivas para sanidad, educación y saneamiento público, lo que inevitablemente conlleva una subida de impuestos.

Las optimistas previsiones del FMI, la OCDE y de Guindos

El pesimismo de Casado no fue corroborado por el exministro Luis de Guindos. El vicepresidente del Banco Central Europeo afirmó, frente al líder del PP, que los fondos europeos apuntalarán la recuperación "y eso lo tiene que aprovechar Europa, y España por supuesto". "Yo espero que el repunte sea muy intenso en España en el segundo trimestre y segunda mitad del año. En el caso europeo algo más moderado que en el caso español", señaló. Para el extitular de Economía, "es evidente que la recuperación está en marcha".

Las palabras de De Guindos vienen avaladas por organismos internacionales como el citado FMI, que el pasado mes de abril predijo un crecimiento para España del 6,4% en 2021 y un 4,7% en 2022. Sin embargo, también alertó de que nuestro país sería uno de los últimos en recuperarse del golpe pandémico. 

Mes y medio después, a finales de mayo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) también mejoró sus pronósticos y calculó que la economía española crecería este año un 5,9%, y un 6,4% en 2022. Datos recabados en su Informe anual sobre la economía española en el que reiteraba la necesidad de reformar las pensiones y el mercado laboral.

En la misma línea se pronunció la Comisión Europea (CE), que predijo un rebote en 2021 y 2022 mucho mayor que en sus previsiones iniciales, con un crecimiento del 5,9 y 6,8% del Producto Interior Bruto respectivamente. En ambos ejercicios, España sería la economía de la UE que más crezca, por encima de la media de la Eurozona (4,3% y 4,4% respectivamente) y de la UE (4,2% y 4,4%), pero por debajo de las previsiones del Gobierno español.

También se pronunciaron en el mismo sentido organismos españoles como el Banco de España y la Cámara de España. "El nivel de PIB se recuperaría a finales del 2022", señaló Óscar Arce, director general de economía y estadística de la primera institución. Por su parte, según las previsiones de Cámara de España, este año podrían crearse 595.000 empleos y 740.000 el próximo, lo que sumaría 1.335.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, muy cerca de los 1,375 millones de empleos perdidos en 2020. Esta creación de empleo situaría la tasa media de paro en el 16,8 % en 2021 y en el 16 % en 2022. 

Más noticias