Público
Público

EEUU destaca episodios de abusos policiales en España en protestas como las de Pablo Hasél

El Departamento de Estado destaca también en su informe sobre derechos humanos el caso de la agresión de dos policías a un hombre y su hija en Linares.

Efectivos policiales vigilan la manifestación para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél, encarcelado por enaltecimiento de terrorismo, este sábado en Madrid.
Efectivos policiales vigilan la manifestación para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél, encarcelado por enaltecimiento de terrorismo, en Madrid. Víctor Lerena / EFE

El Departamento de Estado de Estados Unidos recoge varios episodios de abusos policiales en España en su último informe de derechos humanos, y cita los incidentes ocurridos durante las protestas por la detención del rapero Pablo Hasél o una agresión de policías a civiles en Andalucía.

En su documento sobre España relativo a 2021, el departamento que dirige Antony Blinken considera que hay informaciones "creíbles" que apuntan a que miembros de las fuerzas de seguridad cometieron "algunos abusos".

Habla así de "múltiples" denuncias de partidos políticos y ONGs sobre el uso abusivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad durante varias manifestaciones, y se centra en los incidentes que hubo el año pasado durante las protestas por la detención y la condena de prisión del rapero Pablo Hasél por enaltecimiento de terrorismo e injurias a la corona.

Relato de las protestas

El informe estadounidense no entra en juicios de valor y se limita a relatar los hechos, pero recuerda que en aquellas protestas una mujer perdió un ojo por el impacto de una pelota de foam, las que utilizan los policías antidisturbios.

Relata que un tribunal cerró la investigación contra tres agentes de los Mossos por este suceso al no poder determinar quién disparó el proyectil. También recuerda el informe los sucesos ocurridos en la localidad andaluza de Linares en febrero del año pasado, donde dos policías fueron detenidos por agredir en la terraza de un bar a un hombre y a su hija de catorce años, un suceso por el que hubo fuertes protestas.

Más noticias