Público
Público

Elecciones 12-J Silencio y conmoción en UP tras la debacle electoral en Galicia y Euskadi

Los problemas a la interna y la ausencia de partido en los territorios, claves para explicar lo que Iglesias ha calificado como "una derrota sin paliativos". Desde la dirección insisten en que toca una reflexión profunda, y explican que convocarán a la Ejecutiva esta semana, después de que las cúpulas en ambos territorios analicen los resultados. El resto de fuerzas reunieron a sus direcciones este lunes.

El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (i), ha comenzado hoy sábado en A Coruña la precampaña gallega con un acto para arropar al cabeza de lista de la coalición Galicia En Común-Anova-Mareas, Antón Gómez-Reino (c), al q
El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (i), ha comenzado hoy sábado en A Coruña la precampaña gallega con un acto para arropar al cabeza de lista de la coalición Galicia En Común-Anova-Mareas, Antón Gómez-Reino (c), al que también asistió la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (d). EFE/Cabalar

Unidas Podemos está conmocionado. No se recuerda una resaca electoral más dura que la de este lunes, y no hay siquiera diagnóstico oficial sobre lo ocurrido. No hay una, dos o tres causas "concretas", no tiene sentido culpar únicamente a los candidatos o al líder, y toca hacer un análisis profundo, dellatado y autocrítico de las variables que han desembocado en el batacazo electoral en las elecciones vascas y gallegas del 12-J.

La portavoz de la Ejecutiva, Isabel Serra, defiende que no existe "una causa concreta" que explique los resultados: es una "realidad compleja"

Estas son, al menos, algunas de las claves que explican a Público distintas fuentes de Unidas Podemos, mientras, oficialmente, el partido guarda silencio. Después de que el líder de la formación, Pablo Iglesias, reconociera en Twitter la "derrota sin paliativos" que supone haber sido expulsados del Parlamento de Galicia, y de haberse dejado cinco diputados en Euskadi, y llamase a hacer "una profunda autocrítica", nadie, ni uno sólo de sus dirigentes, ha comparecido públicamente. Iglesias se pronunció poco después de que se conocieran los malos resultados de Galicia en Común-EU-Anova y Elkarrekin Podemos-IU.

Sólo la coportavoz de la Ejecutiva, Isabel Serra, ha respondido a un par de preguntas de la prensa, para incidir en que se trata de un mal resultado, y afirmar el liderazgo de Iglesias no está en cuestión -fue refrendado por la militancia en Vistalegre III, en mayo, cuando logró un 92% de los votos emitidos-. También incidió en que toca hacer "una gran reflexión", ahondar en la "autocrítica", para abordar una "realidad compleja", para la que no encontró explicación en una "causa concreta". Apenas habló durante dos minutos.

De hecho, y mientras el resto de partidos han convocado a sus órganos de dirección este lunes, como es habitual tras unas elecciones, ni siquiera hay fecha aún para la reunión de la cúpula de Podemos. Tampoco ha habido intervenciones de sus portavoces en los medios de comunicación durante el lunes.

La Ejecutiva de Podemos se reunirá esta semana, después de que las direcciones territoriales analicen los resultados

Fuentes de la formación explican que están pendientes de que se reúnan las respectivas direcciones territoriales, y que posteriormente las invitaran al debate del Consejo de Coordinación, la Ejecutiva del partido. La Comisión Colegiada de IU, reunida durante la tarde del lunes, inicialmente preveía hacer públicas sus primeras conclusiones sobre lo ocurrido a última hora de la tarde, si bien optó por retrasarlas hasta el martes. Alberto Garzón, ministro de Consumo y líder de IU, también reconoció los "malos resultados" en un mensaje publicado en la misma red social que Iglesias, sin dar más pistas.

Los problemas y peleas internas, y la tendencia a la baja

En las elecciones municipales de 2015, las candidaturas participadas por Podemos irrumpieron con fuerza en ayuntamientos de toda España. Además de Madrid y Barcelona, lograron hacerse con las alcaldías de A Coruña y Ferrol, pero en las municipales de 2019 el PSOE recobró pulso y las barrió del mapa.

Podemos y sus socios fueron segunda fuerza en las elecciones gallegas de 2016; hoy están fuera del Parlamento

En las elecciones gallegas de 2016, además, Podemos y sus socios se convirtieron en segunda fuerza en Galicia, con 14 escaños, pero hoy se han quedado sin representación. Dejaron atrás la marca En Marea en 2019 -también se ha presentado a las elecciones, para quedarse fuera igualmente- y adoptaron la fórmula Galicia en Común.

Los sucesivos cambios de marca y las diferencias existentes en la izquierda– "Podemos se ha presentado con cuatro nombres diferentes en las últimas cuatro elecciones", afirman las citadas fuentes-, sumadas a la separación de las mareas, habrían contribuido de forma notable a esta situación.

En Euskadi, además, se añade el seísmo de la dimisión del secretario general de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, cuando la candidata que contaba con el apoyo de la dirección nacional, Miren Gorrotxategi, superó en el proceso de primarias a la lista liderada por Rosa Martínez, con el aval de la cúpula autonómica. La dimisión se produjo el 27 de febrero, cuando las elecciones estaban inicialmente previstas para el 4 de abril -aunque fueron retrasadas por la crisis del coronavirus-.

Todos estos cambios, vaivenes y peleas a la interna, serían, en opinión de todas las fuentes consultadas, los principales motivos de esta debacle.

Candidaturas desdibujadas, candidatos casi desconocidos

Del mismo modo en que hoy nadie señala directamente al secretario general por este "fracaso" -salvo exdirigentes como Íñigo Errejón y Ramón Espinar, que responsabilizan a la cúpula actual-, tampoco se acepta que los candidatos sean los únicos culpables. Sí reconocen que las candidaturas estaban desdibujadas, y recuerdan que ambos cabezas de lista eran casi desconocidos para buena parte de la población, como identificó el Centro del Investigaciones Sociológicas (CIS). Gómez Reino, apuntan, no podía haber hecho en cuatro meses lo que Ana Pontón (BNG) "ha hecho en cuatro años": lograr el sorpasso al PSOE.

Todos los cambios, vaivenes y peleas a la interna, serían, en opinión de todas las fuentes consultadas, los principales motivos de esta debacle

Y, sin que sea una cuestión vinculada únicamente a estas elecciones, hay voces que reclaman nuevos y más variados tipos de liderazgo en Podemos. "Se necesita que haya espacio para todo el mundo. Tiene que haber liderazgos de varios tipos, no solamente con diferentes perfiles, sino también con diferentes escalas de responsabilidad. Con distintos galones, y no solamente en función de su adscripción a un solo punto de vista o a un mismo liderazgo", apostillan.

"Un golpe" para Iglesias, pero no "una derrota"

Del mismo modo en que Pablo Casado, líder del PP, ha visto naufragar a su candidato estrella para Euskadi -y su coalición con Cs-, mientras Alberto Núñez-Feijóo, que defiende tesis radicalmente opuestas a las suyas, se ha hecho con su cuarta mayoría absoluta en Galicia, hay quienes extrapolan este análisis a la situación de Unidas Podemos.

No aprecian que la ministra de Trabajo se haya quemado en exceso; se volcó en la campaña, pero no era candidata ni lideraba el partido

"Igual que la victoria de Feijóo no es una victoria de Casado, la derrota de Gómez- Reino no es una derrota de Iglesias, aunque, evidentemente, es un golpe", reconocen. Mención aparte merece la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, figura estrella de Unidas Podemos en el Ejecutivo, que se volcó en la campaña electoral, y que ha presenciado el hundimiento en directo, desde la primera fila.

Distintas fuentes recuerdan, no obstante, que Díaz no era la candidata, y sostienen que su figura no se ha visto excesivamente erosionada: "Ha apoyado, pero la responsabilidad era de los territorios". Otras figuras de referencia en Unidas Podemos, como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también han peleado por dar impulso a esta campaña.

El peso de Madrid en las decisiones

"La gente diferencia mucho lo autonómico y lo estatal. En lo autonómico quiere gente que siente en el terreno"

Gómez-Reino, elegido candidato por Galicia el mismo día que Gorrotxategi (27 de febrero), llevaba apenas año y medio al frente de la Secretaría General autonómica, tras imponerse en primarias a la lista de Carolina Bescansa. Los dos candidatos a las elecciones contaron con el apoyo del aparato estatal.

Según algunos dirigentes, los procesos electorales gallegos y vascos han sido controlados por los respectivos territorios –"Sin ingerencias"-; en opinión de otros, el peso de la dirección de Iglesias ha sido excesivo, y ha visibilizado una vez más la visión Madrid-centrista de la cúpula del partido.

El hecho de que BNG y Bildu, en Galicia y en Euskadi, se hayan apropiado del chorreo de votantes de UP, supondría, a su juicio, que los electores buscan candidatos y formaciones más pegados al territorio. "Podemos arrastra la resaca de estos años. La gente diferencia mucho lo autonómico y lo estatal. En lo autonómico quiere gente que siente en el terreno", explican.

La ausencia de partido

En otro punto en el que coinciden las fuentes consultadas es en el hecho de que Unidas Podemos carece de estructura de partido en distintos territorios, muy especialmente en Galicia. No hay suficiente participación en los municipios, falta pulso e iniciativa. "Podemos nació en el ámbito estatal, y no ha hecho territorios", lamentan. 

"Hemos errado al convertir a Podemos en un partido de cargos públicos, y casi exclusivamente de cuadros públicos"

"Todo el mundo dice ahora que hay que construir organización, claro que sí, pero no de boquilla, si no en serio, y no a la manera de la vieja política, esas maneras no nos sirven". "No queríamos un partido al uso, pretendíamos ser un movimiento popular", abundan.

Explican que la formación "acuñó" el término "plurinacionalidad", para definir la realidad de España, y ahora la organización debe "parecerse a su país". Esto pasa, abundan, "por reforzar los territorios: censo, capacidad económica... por supuesto, organicidad, pero claramente autonomía en la gestión de lo orgánico. Hemos errado al convertir a Podemos en un partido de cargos públicos, y casi exclusivamente de cuadros públicos", lamentan.

El efecto Gobierno, tibio o inexistente

"El efecto Gobierno ha sido más bien neutro, basta mirar al PSOE"

En otro orden de cosas, distintas fuentes inciden mucho en que estos comicios, los primeros desde que PSOE y Unidas Podemos gobiernan en coalición, no deben ser leídos como un plebiscito sobre el funcionamiento del Ejecutivo. El PSOE se ha visto sorpassado por el BNG en Galicia, pero vende que ha logrado salvar los muebles -ha ganado un escaño en Euskadi-, sin apreciar penalización alguna a su actuación desde el Gobierno.

Unidas Podemos, por su parte, también desvincula la entrada en el Ejecutivo de la debacle electoral, y lo hace precisamente señalando el ejemplo del PSOE, que apenas ha visto variar sus resultados en número de votos -y que tiene en su mano ser llave de Gobierno en Euskadi, justo a lo que aspiraba el partido de Pablo Iglesias-. "El efecto Gobierno ha sido más bien neutro, basta mirar al PSOE", sentencian. "La acción de gobierno seguramente ha compensado" las dinámicas de años anteriores, apuntan.

La "podemización" del BNG y de Bildu

El ascenso de BNG y EH Bildu es otro factor a analizar. Con el precedente del avance de las fuerzas regionalistas en las últimas elecciones generales -baste el ejemplo de Teruel Existe-, en Unidas Podemos hay quienes interpretan que BNG y Bildu -ambos más antiguos que Podemos- se han "podemizado", virando hacia posiciones más centradas políticamente. Juan Carlos Monedero, exdirigente y cofundador del partido morado, se refirió a esta cuestión en un mensaje publicado en la red social ya citada.

La necesidad de una reflexión profunda y participativa

Otro punto de acuerdo para todas las fuentes consultadas tiene que ver con la "seria reflexión" que debe hacer Unidas Podemos para "rectificar esta deriva". Hay quienes aprecian que esta reflexión debería plasmarse "en un debate abierto incluso a la ciudadanía", para evitarles asemejarse a "los partidos del establishment". "No queremos ser como Felipe González, que sólo hablaba de que había entendido el cambio que se le pedía en la noche electoral, porque luego siguió su deriva".

Hacen falta, insisten "más espacios de reflexión y debates, más procedimientos de rendición de cuentas y de recepción de mandato". En esencia, es necesaria "una articulación entre el partido y las instituciones que sea más viva, más enriquecedora, y que además esté abierta al conjunto de la ciudadanía. Creemos firmemente en lo colectivo, en lo común", zanjan.

Más noticias de Política y Sociedad