Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones 28A Iglesias: "Un gobierno de Sánchez y Rivera no apostará por el diálogo en Catalunya"

El líder de Unidas Podemos aprovecha el acto central de campaña de los comunes para reiterar que son la única garantía de que un más que posible gobierno socialista haga políticas de izquierdas.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

Pablo Iglesias, junto a Ada Colau y otros candidatos este miércoles en Barcelona. EFE/Toni Albir

Con la confianza que los dos debates televisivos han servido para impulsar sus expectativas electorales, Pablo Iglesias ha aprovechado el acto central de campaña de En Comú Podem para insistir en que un buen resultado de Unidas Podemos el domingo es la única garantía de que haya un gobierno "progresista" en el Estado. En la plaza de Can Fabra del barrio de Sant Andreu de Barcelona -donde se han congregado unas 1.500 personas-, el cabeza de lista de la formación de izquierdas ha reiterado que, si los números les dan, "los poderes presionarán para que haya un gobierno de Rivera y Sánchez, y esto no es un gobierno de izquierdas". Y, sin hablar del referéndum en ningún momento, ha defendido nuevamente la "negociación" y el "diálogo" como elementos imprescindibles para encontrar una solución al conflicto político catalán.

El acto, que ha contado con la participación de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y miembros destacados de la candidatura de En Comú Podem, como Aina Vidal -número dos-, Gerardo Pisarello -número cuatro- o Joan Mena -número cinco-, ha tenido la ausencia sorprendente del cabeza de lista, Jaume Asens, que ha optado por centrarse en preparar el debate de candidatos en TV3. Todos los oradores han sido especialmente críticos con el Partido Socialista, pero Colau ha dirigido también a ERC buena parte de sus dardos. Al fin y al cabo, es con el PSC y con ERC con los que En Comú Podem se juega un volumen significativo de indecisos.

Consciente de que un buen resultado en Catalunya es fundamental para desbordar los pronósticos de las encuestas -En Comú Podem se impuso en las generales de 2015 y 2016- Iglesias se ha dirigido al votante socialista: "Ayer y antes de ayer le pregunté al candidato del PSOE si descarta un acuerdo con Ciudadanos y era tan fácil como decir o no y si no lo hizo es porque no lo descartan". Y ha insistido en que un gobierno formado por estas dos fuerzas "no será de izquierdas, no garantizará los derechos sociales ni apostará por el diálogo" para abordar el conflicto catalán. Con un discurso claramente diferenciado de las otras fuerzas estatales en este ámbito, Iglesias ha apostado por "democratizar el Estado" y por "dialogar, dialogar y dialogar". "Hay que decir que el conflicto político en Catalunya no se solucionará ni con prisión ni con jueces, sino negociando y haciendo política", ha proclamado, para presentarse como "garantía" de que pueda existir el diálogo y la negociación.

En una intervención breve, de apenas unos 15 minutos, el cabeza de lista de Unidas Podemos ha arrancado afirmando que las del domingo son "unas elecciones constituyentes": "Nos jugamos lo que puede pasar en los próximos diez años". Iglesias ha señalado que hay una crisis en Europa porque ha dejado de verse como una "promesa de prosperidad y derechos civiles" y una "garantía de derechos civiles", y ha defendido la necesidad de "poner límites a los privilegios de una minoría que está condenando a las mayorías". Para ello ha apostado por tener "un sistema fiscal realmente redistributivo". "Hay que recuperar los 60.000 millones que los bancos deben a los ciudadanos, y esto se hace con un recargo en el impuesto de sociedades. Con voluntad política puede haber justicia fiscal", ha subrayado. Entre otras cuestiones, también ha propuesto emular a Barcelona y crear una empresa eléctrica pública, que "trabaje con las renovables y asegure que la factura baje".

Duro ataque de Colau a ERC

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido la encargada de cerrar el mitin con una intervención muy crítica tanto con ERC como con el PSOE. En la línea de la campaña que ha hecho Pablo Iglesias, ha presentado a Unidas Podemos como "la única garantía" de que haya un "gobierno progresista", que haga políticas "de cambio y valientes". Y ha definido al PSOE como un "junco" que "si el viento sopla hacia la izquierda, se va hacia la izquierda, pero si sopla hacia la derecha, irá hacia la derecha". Colau ha lamentado los "silencios" del PSOE, que han impedido llevar a cabo avances como la regulación del precio de los alquileres, y ha reiterado que el papel de Unidas Podemos es fundamental para garantizar que la formación de Sánchez "se incline hacia la izquierda".

Asimismo, la alcaldesa ha sido muy dura con ERC, la formación que el domingo se disputaría con el PSC la victoria en Catalunya, según las encuestas. "He tenido una decepción estos años en el Ayuntamiento con ERC. Creímos que sería un aliado para hacer políticas para la gente, pero nos hemos encontrado que ha pactado sin problemas con la derecha corrupta de este país, que se llama CiU, aunque haya cambiado de nombre, pero no ha podido pactar con nosotros aunque se lo hemos ofrecido". Colau ha criticado que Esquerra no apoyara a los "presupuestos del Estado más sociales de la historia" y la ha instado a "defender los derechos sociales" con la misma firmeza que los comunes defienden la liberación de los que ha denominado "presos políticos". Contagiándose del cierto optimismo de Iglesias, Colau ha hecho un llamamiento a "llenar las urnas el día 28 y demostrar que sí se puede".

En cuanto al resto de candidatos, la número dos de En Comú Podem, Aina Vidal, ha proclamado: "Hace tres años que estamos atrapados en una rueda en la que el PSOE siempre nos falla". Mientras, Joan Mena recordó: "Estamos aquí para poner a la gente en el centro de la política". Gerardo Pisarello ha asegurado que la de Pablo Iglesias "es la voz de la vieja España republicana, la de Machado, la de Lorca, la de Rosalía de Castro. La de la España popular, culta y progresista, y a esta España Catalunya no le puede dar la espalda, porque, si no se abre camino, Catalunya no avanzará". En cuatro días, las urnas dictaminarán si los comunes superan las encuestas que les dan entre 5 y 8 diputados y contribuyen a que Unidas Podemos pueda convertirse en el socio minoritario del PSOE en un gobierno estatal de progreso.

Más noticias en Política y Sociedad