Público
Público

Elecciones Europeas 2019 Couso: "El neofascismo sólo está logrando enfrentar a pobres contra pobres"

El exeurodiputado de IU quiere volver a Bruselas de la mano de una pequeño partido de izquierdas, apoyo del movimiento ciudadano del expresidente de Ecuador, Rafeal Correa; y con el programa del breve pero mediático exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis 

Publicidad
Media: 5
Votos: 6

Javier Couso, candidato de Izquierda en Positivo - Revolución Ciudadana.- IZQUIERDA EN POSITIVO

Hace aproximadamente una semana, Javier Couso (Ferrol, 1968) daba la sorpresa anunciando una nueva candidatura para las elecciones Europeas. Tras un sonado desencuentro con Izquierda Unida, con quien llegó al Parlamento Europeo en las pasadas elecciones, el político que llegó de forma casi accidental a las instituciones en 2014 quiere seguir en Bruselas para denunciar el rumbo neoliberal de una una Unión Europea que amenaza de "implosión". Bajo el paraguas de un pequeño partido catalán de izquierdas, el apoyo del movimiento del expresidente ecuatoriano Rafael Correa y el programa impulsado por el exministro griego de Finanzas, Yanis Varoufrakis, la candidatura de Couso quiere trabajar para "devolver lo que hemos robado durante muchos años" a los países de los que ahora nos llegan migrantes y refugiados.

Habrá quien se sorprenda al ver su cara en una candidatura diferente a la de las anteriores elecciones. ¿Qué pasó con IU?

Yo también fui como independiente con IU en 2014. Luego me integré en IU, apoyando los métodos de Alberto Garzón, de primarias, transparencia, listas abiertas… Pero en 2019 nos encontramos con el aparato de IU y del PCE funcionando al máximo nivel. No se premia la capacidad ni el trabajo, sino la adhesión al líder. Y el líder y la organización aprobaron que lo principal es ir en confluencia con Podemos, algo que yo apoyaba. Ya discrepé por eso con Cayo Lara en las últimas elecciones europeas, cuando no fuimos juntos.

"Intenté ir a las primarias de IU, pero competir con Garzón y Santiago, el 80% del partido… Tiré la toalla"

Ahora, dos liderazgos, Alberto Gazón y Enrique Santiago, negocian listas en una mesa camilla y, si yo me quería presentar, tenía que competir con la lista del aparto. Nos enteramos por la prensa de que IU no contaba con ninguno de sus eurodiputados. Fue una campaña de la sucia política y hay muchas cosas más que me callo. Intenté presentarme a las primarias, pero competir con Garzón y Santiago, el 80% del partido… Tiré la toalla.

¿En qué momento y por qué nace esta candidatura?

En Febrero se empieza a hablar y cristaliza en marzo. Recibí una propuesta de dos actores políticos. Uno es Izquierda en Positivo, un partido de Catalunya pero no nacionalista. Tengo diferencias con ellos, pero coincidimos en lo esencial. Me dijeron que ponían sus recursos y aparato para que yo siguiera haciendo la política que hice la pasada legislatura y aceptaron que yo fuera como independiente. Después, gente vinculada a Revolución Ciudadana Europa, movimiento del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, vinculado a esa migración potentísima de latinoamericanos en Europa, me dijeron que querían venir conmigo. Izquierda en Positivo ha tenido una generosidad tremenda y hemos postulado esta candidatura de migrantes al Parlamento Europeo. Son gente muy válida para los temas que más he trabajado yo en el Parlamento Europeo: relaciones internacionales y solidaridad con los pueblos. Hay personas de Ecuador, Argentina, Colombia…

¿Izquierda en positivo quiere decir que las demás izquierdas son en negativo?

Eso lo tendrían que decir ellos. Tengo poca trayectoria partidista pero, de lo poco que he visto, me he dado cuenta de que hay poca generosidad, nadie regala nada. En este caso, no es que vaya como independiente yo, es que son los cinco primeros puestos. No puedo ser portavoz de una organización en la que no milito, pero positivos conmigo y con los migrantes que me acompañan, Izquierda en Positivo sí lo han sido.

Se definen como una candidatura “rabiosamente independiente”,¿de quién o de qué es independiente?

"Somos independientes de eso, de la fontanería, que es lo peor de la política"

Es independiente de todos los anclajes que hay dentro de las organizaciones. Hablo de la izquierda a la que siempre he pertenecido, la que está a la izquierda del PSOE. IU ya tiene 30 años, que es edad de irse de casa. Podemos tiene menos, pero parece que sufre una vejez prematura. Este proyecto es independiente de todos esos vicios que hay en la política, de gente que no ha trabajado en su vida, que son concejales y luego diputados y luego otras cosas, gente que se apuñala por un puesto y un salario. Somos independientes de eso, de la fontanería, que es lo peor de la política.

Pone las migraciones como tema central, no hay más que ver a los integrantes de su lista. ¿Qué se está jugando Europa con su papel en esta materia?

Se lo juega todo. Hay que verlo desde arriba. Está la migración económica, que viene después de años de saqueo por parte de países que han sido coloniales como el nuestro, como Francia, como Bélgica o Alemania. Hay algo que tenemos que devolver para acabar con las asimetrías económicas. Luego está la crisis de los refugiados, que tiene que ver con el rediseño de Oriente Medio que empezaron los neocon en Iraq y que continuó en Libia y Siria. Desestabilizar Siria con grupos terroristas fue apoyado por Francia y Gran Bretaña, y eso es lo que haya llevado a la gente de esa zona a tener que huir en la crisis de refugiados más grande desde la Segunda Guerra Mundial.

"La segunda integrante de mi candidatura es mujer, ecuatoriana, migrante y de 24 años"

La vieja Europa tiene decidir porque tiene un gran problema de natalidad, los empresarios quieren mano de obra en una UE de la precariedad que quiere pelear con otras economías bajando los sueldos de sus poblaciones. Nosotros defendemos que la migración ha sido un aporte y que debemos apoyarla de dos maneras. Primero, devolviendo lo que hemos robado durante muchos años. Apostar por la solidaridad y la cooperación, pero no como hasta ahora, que ha sido con acuerdos comerciales neoliberales, sino con acuerdos justos con retribución a los dos lados. Así se mitigan las migraciones. Nadie migra por gusto, nuestro país también fue emisor de migrantes. A día de hoy hay más de un millón de migrantes conviviendo con nosotros desde hace muchos años, son españoles igual que nosotros y tienen derechos igual que nosotros. Pero no hay que apadrinarlos, como ha hecho la izquierda hasta ahora. La segunda integrante de mi candidatura, Kerly Luna, es mujer, ecuatoriana, migrante y tiene 24 años. Eso es predicar con el ejemplo.

Viendo el contexto actual, donde las posiciones xenófobas parecen ganar terreno, ¿no le preocupa que reste votos esa estrategia?

Al contrario. Nos hemos equivocado poniendo a hablar sobre migraciones a personas que no sufren el drama de migrar. Mi hija tiene 22 años, Kerly tiene 24. No noto ninguna diferencia de concepción de vida entre ellas. El problema es que la izquierda ha abandonado principios básicos como la internacional, el socialismo, el trabajadores del mundo, uníos. Creo que toda esta gente suma más que resta y, sobre todo, creo que el pueblo español no es racista.

Además del miedo al migrante, ¿a qué otras razones achaca el auge de la extrema derecha en Europa?

Al fracaso del diseño de la UE. Los culpables máximos del crecimiento de la extrema derecha la son la gran coalición que ha gobernado Europa desde Maastricht: el grupo popular y el socialista, con ayuda de liberales y conservadores, han diseñado una Europa errónea, con una ideología neoliberal desde el principio. Por ejemplo, con un Banco Central Europeo a la medida del Deutsche Bank, que tiene prohibido rescatar y ayudar a países con un 3% máximo de déficit público. Se ha divido a Europa en centro y periferia, y la periferia, donde está España, está desindustrializada y con una deuda que, pese a los recortes, sigue estando por encima del 100% del PIB y que no tiene capacidad de desarrollar una economía sostenible. En la división europea del trabajo se nos ha dejado el sector terciario.

"El neofascismo populista sólo busca enfrentar a pobres contra pobres en un Europa  dividida en centro y periferia"

Frente a eso ha habido una izquierda, empezando por los socialistas, que ha dejado mochilas en medio, que no ha explicado las soluciones y que no las ha dado cuando ha gobernado. El neofascismo populista habla sin complejos y elige un enemigo muy fácil, el diferente, el migrante, sobre todo en poblaciones del norte de Europa, donde es más fácil señalarlo. Así logran enfrentar a pobres contra pobres.

Su candidatura asume el programa de DiEM 25, impulsado por el ex ministro de economía griego Yanis Varoufakis. ¿Qué propone?

Varoufakis es alguien a quien siempre he respetado profundamente. No es de extrema izquierda, él ha sido un socialdemócrata clásico. Se creía Europa y vio que no era verdad lo que nos decían. Este programa propone la democratización de la UE, de las instituciones donde se decide la economía de forma no democrática, como el BCE, la Comisión Europea, los órganos que deciden sobre la deuda o los presupuestos, que no están elegidos por la ciudadanía. Varoufakis habla de un breve plazo para democratizar la arquitectura de la UE e ir hacia un proceso constituyente, porque los tratados, desde Maastricht hasta ahora, son puro neoliberalismo.

"Este programa propone la democratización de la UE, de las instituciones donde se decide la economía"

Él saca sus experiencias de su desempeño como ministro de Economía griego en sus peores momentos. Recomiendo a todo el mundo leer su libro Comportarse como adultos. Eran impresionantes las conversaciones que tenía con los mandamases de las finanzas mundiales, que le reconocían que él tenía razón, que Grecia no iba a poder devolver su deuda con las medidas que le proponían. A día de hoy ha sido cierto. En Grecia, la deuda ha subido, está en más de un 140% del PIB y, en cambio, la esperanza de vida ha descendido varios años y todo lo que era público, como el puerto de El Pireo, lo han tenido que vender. Esta propuesta cambiaría toda la vida europea porque los ciudadanos podrían participar en estas decisiones.

Afirma su manifiesto que Europa se enfrenta a una “disolución controlada de sus estructuras comunitarias”, ¿a qué se refiere?

"La UE está a un paso de la implosión total"

La UE está a un paso de la implosión total, y el control de esa disolución lo vemos en el brexit. La UE ha perdido casi todos sus grandes referéndums cada vez que han votado los ciudadanos y, cuando pierde, se obliga a volver a votar hasta que el pueblo vota lo que la UE quiere. Con el brexit está siendo igual, ¿qué club es este del que nadie se puede ir? Han votado ya. Lo que creo es que ven que la UE está fracasando por desafección ciudadana y por una extrema derecha en auge que habla de volver a los Estados nación. Saben que la UE puede reventar a lo bruto y somos más de 300 millones de personas y una parte importante de la economía mundial, y pretenden que todo esto no sea caiga, pero no dan soluciones. Tratan de desacelerar algo que se está derrumbando.

La candidatura lleva el nombre del movimiento político del ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, ¿cuál es la relación?

Simplemente hay una parte de mi candidatura integrada por gente que siempre ha trabajado con el proyecto de Revolución Ciudadana de Ecuador impulsado por Correa, que ha sido una de las épocas doradas del país viendo sus parámetros económicos y de deuda, algo que reconocen todas las instancias analíticas, no solo las de la izquierda. Ha habido un llamado de estas personas a la estructura de Revolución Ciudadana en Europa. No hay una utilización de la figura de Rafael Correa, porque entienden que él tiene que tener otro rol, pero los migrantes que han trabajado en ese proyecto han querido trabajar en este que va en el mismo sentido en Europa. Se puede entender como una especie de colonización a la inversa.

Más noticias en Política y Sociedad