Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones generales La CUP pide a las fuerzas soberanistas convertir el 10-N en un "plebiscito contra el régimen"

La cabeza de lista de los anticapitalistas, Mireia Vehí, ha emplazado en el acto central de la formación a llegar a un gran acuerdo para la defensa del derecho a la autodeterminación y los derechos sociales y en contra de la represión.

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 6

Mireia Vehí y Albert Botran en el mitín central de la CUP. CUP.

"Ante las respuestas de diálogo con nuestros represores, venimos a llenar un vacío" y "hacer una enmienda a la totalidad", ha anunciado el diputado de la CUP Carles Riera en el acto central de campaña, celebrado esta noche en la confluencia entre la Ronda de Sant Antoni y la calle Urgell de Barcelona. El plato fuerte del mitin ha venido con la propuesta de la cabeza de lista al Congreso, Mireia Vehí, de llegar con ERC, JxCat y los comunes a un "acuerdo para la autodeterminación", "a favor de los derechos sociales y en contra de la represión ", convirtiendo" este 10-N un plebiscito contra el régimen".

En respuesta a la llamada a constituir un único grupo independentista en el Congreso hecha por Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí y por la candidata de JxCat, Laura Borràs, Vehí ha asegurado que los cupaires "no queremos hablar de unidad como gesto para hacer campaña electoral ni hablar de unidad de plató de televisión". "Queremos unidad para parar desahucios, por ejemplo", ha defendido antes de enumerar las condiciones en materia social que los anticapitalistas establecerán para estar "dispuestos a hablar de grupos".

La CUP afronta la recta final de la campaña con un optimismo difícil de ocultar: todas las encuestas dan por segura su entrada en la cámara. Y con cierta fuerza, ya que los últimos sondeos les dan hasta cuatro diputados. Allí entregarán, en palabras de Riera, "una lucha a un nuevo frente" y en un "momento excepcional" para el que "hay una respuesta excepcional". Riera ha presentado el futuro papel de la CUP como una verdadera tarea de Hércules contra una hidra de múltiples cabezas parlamentarios: "Sánchez, Rivera, Casado y Abascal son la misma cosa: represión", una represión que ocurre "con la tolerancia los comuns" y bajo la mirada del Junts per Catalunya (JxCat) y sus socios de ERC.

Los tribunos de la CUP se proponen irrumpir en el Parlamento español con un programa centrado los temas habituales del partido: el ejercicio del derecho a la autodeterminación, la lucha contra las privatizaciones y la defensa de la gestión pública, la nacionalización de la banca y los sectores estratégicos de la economía, el apoyo a los movimientos sociales, el feminismo y el ecologismo. Todo ello presentado entre los aplausos recurrentes de un público que se protegía del frío de los primeros días de noviembre con las bufandas rojas con el lema 'Ingobernables' que se vendían en una esquina.

Críticas a los comuns y a ERC

La candidata de la CUP ha iniciado su parlamento refiriéndose a la equivocación en debate en TV3 con el candidato de ERC, Gabriel Rufián. "Todo el país menos yo sabía que en aquella boda no estaba Rufián sino Pere Aragonés", ha comentado, "pero el problema es que un conseller de Economía de la Generalitat comparta banquete con aquellos que cortan la luz y el agua y con aquellos que nos hacen fuera de casa".

La CUP se enfrentará a partir del 10-N a "un régimen que nos quiere en la cárcel y nos quiere en las cunetas" y contra un Estado que "es una trituradora de derechos". "Nosotros en el régimen no cabemos", ha continuado, "no caben las precarias, las migrantes, los sindicalistas, la gente que hace periodismo crítico, no caben en definitiva toda la gente que imagina un mundo más justo". Vehí ha cargado contra el candidato socialista, Pedro Sánchez, a quien ha considerado como "parte del problema" y ha tachado al PSOE de ser "el mismo partido de los GAL, que asesinaba gente con cal viva".

"Pero el miedo se acaba", ha afirmado, "señores de la represión, señores de los GAL, señores de la cárcel, aquí nosotros hemos tomado la decisión de no retroceder". Vehí ha recordado al final de su intervención que el objetivo de la CUP sigue siendo "la independencia de Catalunya y los Països Catalans" porque "nuestra gente tenga la soberanía para decidirlo todo" y "esto, en el marco de España no es posible ".

“La fuerza está en las calles”

"Gracias por aguantar esta fresquita, pero peor lo pasaremos los que vamos al Congreso", ha bromeado Albert Botran al inicio de su intervención. Botran, número dos de la lista en Barcelona, ha criticado a aquellos que en su opinión han confundido "el deseo con la realidad creyendo que habría una versión más suave de este régimen". En este sentido, ha pedido "autocrítica" a "esta izquierda que nos pedía que la prioridad era echar al PP" al tiempo que ha apelado a "dar un apoyo incondicional a esta revuelta democrática".

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también ha sido blanco de las críticas del candidato para estar "dispuesto a inventarse un montaje policial para encarcelar a los compañeros del CDR". "Todavía hará otro montaje con el Tsunami y todo lo que sea necesario", ha añadido. De Sánchez, ha dicho que recién se "quita la careta" al pedir reincorporar la prohibición de la convocatoria de referéndums en el código penal.

Botran ha considerado que el Estado español "es un régimen en crisis y por eso redobla su agresividad". "Aunque nos amenacen con represión, seguiremos adelante hasta ganar la independencia", ha proclamado. En este objetivo la CUP será "una pieza más", aunque "la fuerza está aquí, en las calles". La frase ha sido recibida con un aplauso ensordecedor. La también candidata, Eulàlia Reguant, ha intervenido al final del acto y lo ha hecho para atemperar el optimismo: "La lucha no se acaba el 10-N".

Más noticias en Política y Sociedad