Público
Público

Elecciones en Madrid La campaña electoral se traslada al Congreso por la condena al auge de la violencia de la extrema derecha

"La mejor respuesta frente a quienes quieren volvernos a helar el corazón, frente al racismo y xenofobia, es llenar de esperanza las urnas este 4 de mayo", ha sostenido Jaume Asens, encargado de defender la proposición de Unidas Podemos.

14/04/2021.- El presidente de Vox, Santiago Abascal, enseña un adoquín durante su intervención en el Pleno del pasado miércoles. EFE/Chema Moya
El presidente de Vox, Santiago Abascal, enseña un adoquín durante su intervención en el Pleno del pasado miércoles. Chema Moya / EFE

El Congreso de los Diputados ha debatido este martes, en plena campaña de las elecciones madrileñas del 4 de mayo, una proposición no de ley de Unidas Podemos para condenar el ataque a la sede de Podemos en Cartagena, así como los numerosos actos violentos llevados a cabo por la ultraderecha en los últimos meses. La iniciativa, que se votará el próximo jueves, también pretende mostrar la repulsa hacia los discursos de odio que fomentan este tipo de acciones y "cuyo único objetivo es el de blanquear el fascismo". 

Como era de esperar, la cita electoral, que marcará el futuro político de los próximos meses, ha estado muy presente en el Pleno de la Cámara Baja. Más aún cuando la mayoría de encuestas dan la victoria al PP de Isabel Díaz Ayuso, que necesitaría los votos de Vox para poder permanecer en la Puerta del Sol, lo que implicaría la posible entrada de la extrema derecha en el próximo gobierno regional. Jaume Asens, presidente de Unidas Podemos en el Congreso, ha recordado en la defensa de la proposición los disturbios en Vallecas provocados por la visita del partido ultra al feudo histórico de la izquierda en la capital.

En este sentido, el también portavoz de En Comú Podem ha terminado su intervención apelando a la participación masiva en los comicios del próximo mes de mayo para desbancar a Ayuso del Gobierno autonómico e impedir la entrada del partido ultra en la Puerta del Sol: "Ante la extrema derecha no hay equidistancia. La mejor respuesta frente a quienes quieren volvernos a helar el corazón, frente al racismo y xenofobia, es llenar de esperanza las urnas este 4 de mayo, es movilizar al Madrid de los aplausos a la Sanidad pública, el Madrid popular de Vallecas, el Madrid orgulloso del 'no pasarán', el Madrid feminista del 8M o del 15M, el Madrid "rompeolas de las Españas" (como decía el poeta Antonio Machado) para vencer en las urnas a la extrema derecha. A la extrema derecha se le derrota ganando y gobernando para las mayorías. Señores de Vox, esa va a ser nuestra única respuesta".

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha mostrado su repulsa hacia los carteles de Vox ubicados en la estación de Cercanías de Sol, una de las más concurridas de Madrid, en los que se vale (una vez más) de bulos para criminalizar a los menores no acompañados, como también hace en sus discursos y mítines. De hecho, la Fiscalía ha anunciado que estudiará si la formación de ultraderecha ha cometido delitos de odio por estos letreros. "Queremos más solidaridad y más menores extranjeros no acompañados, y menos racistas subvencionados", ha señalado Rufián.

Asimismo, el diputado republicano ha criticado el eslogan de Ayuso para la campaña (Comunismo o libertad), ya que el concepto de libertad es "potentísimo en política, pero enormemente tergiversado". De este modo, ha reflexionado sobre si esta voluntad es "poder hacer lo que se quiere hacer o es poder ser lo que se quiera ser". "¿De qué nos sirve poder coger un avión y dar la vuelta al mundo si no puedo pagarme el billete? ¿De qué sirve la libertad de escoger entre 150 series si no tengo con qué pagar la luz?", ha añadido.

"Al fascismo no se le rechaza desde la equidistancia"

El diputado del PP Dani Gago ha rehusado condenar concretamente el ataque ultra a la sede de Podemos en Cartagena, tachando la PNL de "vacile a la España democrática". Si bien, también ha sacado a la palestra el lema de Ayuso para las elecciones: "Condenamos todos los actos violentos, pero desde luego haciendo frente al comunismo con la libertad", ha zanjado. El PNV y Cs han pedido enmendar la iniciativa de Unidas Podemos para condenar los actos violentos de la extrema derecha y de la extrema izquierda, aunque la formación morada ha rechazado estas correcciones. "Todo es inaceptable venga del extremo que venga", ha justificado el portavoz jeltzale en la Cámara Baja, Aitor Esteban. El diputado naranja Guillermo Díaz se ha pronunciado en términos similares: "Nos quieren obligar a decir que a quien no elige un lado u otro, hay que cargárselo. Nos llamarán equidistantes, pero Cs no hará decidir a los ciudadanos entre un bando u otro".

El diputado del PSOE Agustín Zamarrón ha preferido hablar de "la violencia de los populismos", mientras que la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha sostenido que la formación de extrema derecha "señala" y sus "aliados actúan". Por último, en referencia a las palabras del diputado del PNV, ha dejado claro que "al fascismo no se le rechaza desde la equidistancia". "No confunda [a Aitor Esteban] sus obsesiones políticas con la unidad que nuestro pueblo necesita para parar a la ultraderecha. Nuestro deber es seguir dando pasos para que cada día podamos celebrar una nueva conquista de derechos sociales de la mayoría trabajadora", ha zanjado Aizpurua.

Más noticias