Público
Público

Entrevista con la directora del Instituto Andaluz de la Mujer Laura Fernández: "Hablamos con las asociaciones feministas y trabajamos para que no vuelva a ocurrir"

En esta entrevista con 'Público', la responsable del IAM detalla el proceso que llevó a la Junta a frenar más de 200 proyectos feministas y asegura que su intención siempre fue dar las subvenciones, pero que la Intervención las paró sin remedio. Además, da un toque de atención sobre el machismo que existe en el negocio de los videojuegos: "¿Reflexionamos sobre lo que nuestros hijos ven cuando juegan?"

Laura Fernández, directora del IAM. Laura León
Laura Fernández, directora del IAM. Laura León

raúl bocanegra

Laura Fernández es la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) desde septiembre del año pasado. Elegida por la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz (Ciudadanos), ocupa hoy, a la vista de la política antifeminista que ejerce la ultraderecha, un puesto de alto riesgo en el Gobierno andaluz.

Vox, el socio imprescindible para que el pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos funcione, lanza en cada ocasión que tiene andanadas contra el IAM –un ente al que quieren directamente liquidar– y ha conseguido colarle al Ejecutivo andaluz, a cambio de su apoyo a los presupuestos, un teléfono de violencia intrafamiliar, con la idea de romper el delicado consenso sobre la violencia machista duramente trabajado durante años y años por el movimiento feminista.

Fernández ha afrontado este mes de enero una crisis de cierta entidad en la que buena parte del tejido asociativo feminista en Andalucía ha arremetido contra su labor, debido a que el IAM dejó sin financiación, por reparos de la Intervención, 235 proyectos –según los cálculos oficiales– para la erradicación de la violencia machista, para atender a las mujeres en riesgo de exclusión y para fomentar el trabajo en red, estratégico en el camino hacia la igualdad real.

En esta entrevista con Público, Fernández, además de dar un novedoso toque de atención sobre el machismo en los videojuegos, explica con todo detalle el proceso que llevó a la paralización de esos proyectos. Asegura además que tiene toda la disposición para atender a las ONG y asociaciones y resolver la crisis que ha causado ya protestas y que desembocará en una manifestación el próximo 9 de febrero en Sevilla. "Trabajamos en unas nuevas bases para que no vuelva a pasar", afirma.

Fernández es abogada y, entre otras cosas, fue coordinadora durante varios años del Servicio de Asistencia a Víctimas de Delitos de Córdoba. También ha llevado durante 16 años casos relacionados con violencias machistas. "He estado en el activismo feminista. Somos compañeras", asegura a Público, en relación a las asociaciones damnificadas por el cambio de criterio de la Junta de Andalucía.

¿Cómo define feminismo?

Solo tiene una definición. Es la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. El feminismo para mí no es solo una pancarta y un eslogan, sino una manera de vivir. En este caso, no solo practico mi feminismo en mi trabajo, sino también en mi vida diaria, entre todos y todas tenemos que cambiar las cosas. Y eso se hace a través del movimiento feminista.

¿Cuáles son los ejes de actuación del IAM?

Hay que trabajar en muchas cosas. Si no, si el problema fuese muy fácil, ya se hubiese erradicado. Un aspecto muy importante es la prevención para que no haya desigualdad. Trabajar en la educación y prevención con los niños y niñas. Igual que se les educa en otro tipo de cuestiones hay que educarles en igualdad. Que sepan que una relación igualitaria con el otro sexo nos ayuda y nos construye de manera individual. La violencia no se puede separar de una educación desigual. Hay desigualdades de otro tipo, además, como la brecha salarial y el lenguaje sexista. También trabajamos los pilares de la coeducación con el colectivo de la gente joven y el fomento de la igualdad en el empleo, que llevaba unos años más aparcado.

Por otro lado, queremos también hacer una llamada de atención al respecto del machismo que existe en el negocio de los videojuegos. No solo las mujeres muy sexuales o con poca ropa, es algo más profundo. Nuestros hijos están mucho tiempo con los juegos. ¿Sabemos lo que están viendo? ¿Reflexionamos sobre lo que nuestros hijos ven cuando juegan? El machismo es muy fino. Así que estamos haciendo unos talleres para llamar la atención sobre el machismo en los videojuegos. Van a venir jugadoras y periodistas especialistas a dar un toque de atención. En las comunidades de jugadores, si quieres mantenerte en esas salas, tienes que decir que eres un chico. Las mujeres son automáticamente expulsadas. No lo digo yo, vamos a traer historias reales, de mujeres que se han metido en ese negocio, que han tenido que decir que son hombres. Está eso. Y están los insultos y los comentarios machistas que se hacen. 

¿Con qué presupuesto cuenta el IAM?

El IAM tiene 44 millones de euros, es la Comunidad Autónoma que más presupuesto tiene. Se utilizan de una manera transversal por proyectos. Y después tenemos el pacto de estado.

¿Es suficiente?

Es suficiente para las políticas que queremos implantar. Es una partida importante. Es necesario también evaluar las políticas, ver si con las políticas que estamos haciendo y con el dinero que estamos gastando, estamos consiguiendo realmente lo que queremos. Es obvio que para erradicar la violencia de género y establecer la igualdad se necesita dinero, no solo valen las palabras, hay que hacer acciones que tienen un coste.


¿Le gusta Vox como socio?

Apoya los presupuestos. Es una colaboración [matiza]. Yo soy la directora del IAM y estoy a favor de la igualdad, obviamente, y de las leyes de igualdad. Y cualquier partido político que vaya en contra de eso, obviamente, no me puede gustar.

Ese ruido que genera Vox les ha causado un coste a la hora de comunicar las cosas que vienen haciendo ¿Comparte este razonamiento?

Vox es un partido que ha aprobado los presupuestos y pone sus condiciones, pero hay cuestiones que plantea que no se pueden cumplir con la ley en la mano. Lo ha dicho la consejera claramente. Lo que hace el IAM queda claro. Queda claro que no compartimos absolutamente nada al respecto de mis materias con Vox. Y creo que lo estamos demostrando. Nada de su argumentario coincide con las ideas que nosotros tenemos. Ni en igualdad ni en violencia de género ni en los temas LGTBi,  el IAM no ha compartido ni comparte. Vox ha apoyado los presupuestos. Estamos en democracia. Ha sido necesario para la aprobación de un presupuesto, pero eso no implica que su ideario se haya incluido en el mío. Para nada.

Laura Fernández, directora del IAM. Laura León

Usted llega a un IAM en el que el PSOE ha trabajado durante muchos años, ¿Cómo valora la herencia recibida en este ámbito?

El IAM es un organismo importantísimo que ha hecho durante 30 años muchísimas acciones en pro de la igualdad, contra la violencia de género y a favor del asociacionismo. Yo lo valoro de manera positiva.

Sin embargo, considero que hay que cambiar determinadas políticas, adaptándolas a las nuevas necesidades. Tenemos que trabajar con los chicos y chicas jóvenes. Esto es algo que no se primaba en el IAM de una manera directa. Tampoco, de manera sistemática, se hacía una valoración de las políticas.

Ahora queremos incluir una perspectiva de carácter internacional. Que nuestros planes de actuación estén incluidos en una línea internacional, desde Beijing, la agenda 2030... desarrollar esos ejes. Andalucía tiene que estar dentro de ese movimiento internacional. Pronto presentaremos el plan de acción del IAM. Irá sobre todo en el mismo camino de los organismos internacionales.

¿Qué ha pasado con las subvenciones a las asociaciones feministas, con esos proyectos que se quedaron en el camino?

Es un tema muy técnico. Transmitir lo que ha pasado, si se baja a lo muy técnico, es complicado, pero voy a intentar resumir lo que ha ocurrido.

Nosotras queremos seguir en la línea que se estaba trabajando, con la orden que viene del año 2016. Se saca la convocatoria, se establecen los mismos criterios de baremación que hasta ahora se hacían, porque nadie había dicho que no se pudiera hacer así.

¿No hay ningún informe anterior de la Intervención?

No. Nadie había dicho que nuestra manera de repartir el dinero no estaba de acuerdo con las bases. Los funcionarios son los mismos. Hacen lo mismo. Dictan una resolución provisional. Hasta ahí, la Intervención no aparece. Las asociaciones no recurren esa baremación. Y respecto del reparto, unas están de acuerdo, otras no. Y adaptan su programa.

Llevamos eso a final de año por los cambios de presupuesto, sobre todo. No es que lo hayamos dejado para el final.

Y, cuando llevamos las subvenciones a la Intervención, un paso necesario para poder pagar, la Intervención dice que ha visto las bases –recogidas en la orden de 2016– y que lo que realizamos es un prorrateo y que las bases lo impiden. Entonces, pedimos un informe a la asesoría jurídica de nuestra consejería porque nuestra intención siempre había sido dar las provisionales [es decir, las 235 también]. Y la asesoría jurídica nos dice que efectivamente nuestras bases dicen que no cabe prorrateo y que lo que estamos haciendo es prorratear.

En la resolución definitiva, usted deja constancia de su desacuerdo con ese criterio.

Es que los gestores nunca jamás lo hemos interpretado de ese modo. Pero la asesoría jurídica nos dice que hay un informe de hace años, referido a otras convocatorias y a otras bases, en donde se dice que todo aquello que no sea el 100% es prorrateo.

Por lo tanto, a la asesoría jurídica no le queda más remedio que decir que lleva razón la Intervención. Los gestores nunca entendimos que lo que se hacía era prorratear, pero ante lo que la Intervención está diciendo no nos queda más remedio que dar el 100%.

Le hemos dado vueltas, hemos hecho millones de reuniones para intentar solventar esto, pero realmente no podemos ir en contra de la ley.

¿Y se ha recurrido a la Intervención general de la Junta? ¿A los superiores de la Intervención del IAM? ¿Ese paso se ha dado, se ha hecho?

Sí, sí, claro. Vamos a ver. Hay un primer reparo que dice: estáis haciendo esto que no se puede hacer. Elevamos a la asesoría jurídica, que confirma que con esas bases no se puede hacer como se está haciendo. Eso no se recurre a nadie, le decimos que sí. Y, cuando hacemos la resolución definitiva tal y como la intervención nos pide, la intervención vuelve a hacer otro repaso y dice que hay que ir para atrás, que hay que hacer todo el procedimiento desde el principio.

Como no estamos de acuerdo, porque eso habría supuesto que no se hubiese dado ni una sola subvención a los proyectos, decimos que estamos en contra de ese reparo. Y la Intervención General nos da la razón: que no hay que ir para atrás, sino que esa resolución definitiva es la que tiene que salir.

La Intervención General no llega a entrar en el prorrateo, que, en este caso, no cabía. Es que expresamente hay una cruz. No nos queda alternativa. No teníamos otra opción.

Y la Interventora que hace ese informe ¿Cuándo es nombrada?

La interventora delegada comparte Salud y es nombrada en marzo [por la Interventora General que el Gobierno de PP y Ciudadanos hereda del PSOE]. Es un tema de movimientos del personal. La interventora que estaba aquí se había ido a Empleo, porque allí había mucho trabajo. Y a la interventora que está nombrada en Salud, le dan el IAM.

Y a la Interventora que frena las ayudas la quitan del IAM.

No la quitan. Tiene compartida Salud y el IAM. Y hay una cantidad de trabajo tremendo. Lo que deciden es que se quede en salud y a nosotros nos ponen a una persona que se va a dedicar en exclusiva a auditar el pacto de estado contra la violencia machista. Ahora se ha decidido, además, que, como somos unas agencias muy parecidas, el Instituto Andaluz de la Juventud y el IAM, pues vamos a compartir interventora. Pero [la que paralizó las ayudas] no ha sido cesada, ni quitada ni nada eso.

¿La Consejería de Igualdad ha jugado algún papel en ese cambio o todo lo decide Hacienda?

Sí. Hacienda. Obviamente el resultado no ha sido el que nos hubiera gustado, pero el organismo auditado no puede decidir nunca sobre el interventor que lo audita.

¿Por qué no se avisa a las asociaciones de que se va a producir ese cambio de criterio? ¿Por qué no se hace política en ese plano?

El último reparo fue el 19 de diciembre. Después de eso, no había días. Yo he hablado con muchas asociaciones. Las asociaciones siempre se han enterado por la web. Eso es lo normal. Hasta que algo no está publicado en una web no es público. Y si se han enterado de otra manera, no es la manera oficial.

La resolución definitiva, la que excluye los proyectos que estaban en la provisional, llega el 27 de diciembre.

Sí. Y como queda poco tiempo para que termine el año, dicto una resolución por la cual prorrogo el plazo para llevar a cabo los proyectos hasta marzo y hasta junio de este año. Lo hago para facilitárselo, que no sientan agobiadas. También tengo que decir que la secretaría permanente del Consejo Andaluz de Participación de la Mujer lo sabía desde el principio, desde el momento en que se publican. Una vez publicadas las subvenciones, se dan explicaciones. Y las estamos dando.

¿Y ahora, qué van a hacer? ¿Cómo lo van a arreglar?

Le hemos mandado una carta a todas las entidades, las entidades beneficiarias y las no beneficiarias, porque las beneficiarias también necesitan una explicación de lo ocurrido. También necesitan una explicación. Después de mandar la carta, a petición de ellas, hemos atendido a más de cien asociaciones. A todas las que lo han pedido. Hemos visto su situación, porque es muy diferente y hay mucha variedad. Muchas han solicitado ver su expediente, se les ha mostrado. Algunas nos han avisado de que van a recurrir. Lo entendemos perfectamente.

Estamos siendo muy transparentes. Aquí cuando en el pasado ha habido problemas con las subvenciones, que los ha habido, nunca se han sentado de manera individual con las asociaciones. Hay asociaciones que dicen que les hubiera gustado que las reuniones se hubieran producido en conjunto, pero no me parece justo, porque todas no tienen la misma situación. Hay entidades muy grandes. No son lo mismo que pequeñas entidades.

¿Se van a corregir entonces las bases para que no vuelva a pasar?

Sí. Estamos ya trabajando. El IAM tiene 8 líneas de subvenciones, pero en concreto en estas tres, trabajamos para que no vuelva a ocurrir. Porque con las bases que tenemos ahora, esto puede volver a ocurrir. Lo que queremos es que no queden zonas sin cubrir ni líneas sin cubrir.  

Pero también quiero decir que hay muchísimas federaciones de asociaciones de mujeres que, aunque no haya sido de manera individual, que han recibido subvención a través de la federación a la que pertenecen. Hay algunas que han manifestado que no se van a sentar con nosotras. A todas les hemos dado explicaciones, unas han entendido y hay otras que van a recurrir. Entiendo que es totalmente legítimo.

Las manos de Laura Fernández, al fondo. Delante, unos folletos del IAM. Laura Léon

¿Cree que hay intereses políticos detrás?

Hay determinado partido político que está intentando sacar rédito de esto, movilizando. Cuando la gente viene a ver los papeles, nos dicen, ah, pues esto no es lo que nos harán contado. Hay un partido político confundiendo a las asociaciones.

¿Cuál es?

El PSOE. Está tratando de sacar rédito político. Y no lo entiendo. Al final se hace daño a las asociaciones. Realmente las confunde y estamos tratando de ser transparentes.

¿Qué importancia le da al trabajo en red de las mujeres?

Mucha. Yo vengo de eso. Voy a intentar que se mantenga y se mejore. Voy a intentar que llegue a más mujeres. El asociacionismo está en la Ley de Igualdad y yo creo en eso. Hemos tenido contacto con ellas. Hemos dado todas las explicaciones.

¿Irá a la manifestación del 8-M?

Siempre he ido como una mujer más y este año también voy a ir. Me parece importantísimo. Es un movimiento internacional. A la manifestación voy con con mi marido y con mis hijos. Es un día de de reivindicación y de celebración.