Público
Público

La prórroga de los ERTE Escrivá dinamita la prórroga de los ERTE al límite de que expire el mecanismo

Los agentes sociales culpan al ministro de Inclusión y Seguridad Social de no querer llegar a un acuerdo al exigir que se reduzcan las exoneraciones de las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores que continúan en ERTE a la par que se suben las de los que se reincorporan a su actividad laboral.

28/01/2021.- El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su comparecencia en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en el Congreso. Ricardo Rubio / Europa Press
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo. Ricardo Rubio / Europa Press

La última reunión entre el Gobierno y los agentes sociales para tratar de prorrogar el mecanismo de los denominados expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) ha terminado sin acuerdo cuando apenas queda una semana para que venza la última ampliación. Este martes se celebra el último Consejo de Ministros ordinario que tendrá lugar antes del 31 de mayo (fecha de expiración de los ERTE), y no está nada claro que la fórmula pueda sobrevivir, al menos en sus mismos términos, al finalizar el mes.

Los agentes sociales (sindicatos y patronales) culpan al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de que no se haya logrado un consenso para prorrogar los ERTE, como se ha hecho en numerosas ocasiones desde que se desplegó la fórmula para hacer frente a las consecuencias económicas y laborales del coronavirus.

José Luis Escrivá exige en el diálogo social una serie de cambios sustanciales en la fórmula de las exoneraciones de las cotizaciones de los trabajadores a la Seguridad Social. El titular de Inclusión quiere que se incentiven las reincorporaciones de los trabajadores en ERTE por parte de las empresas a través de otorgar mayores bonificaciones en las cotizaciones de los asalariados recuperados, en detrimento de los trabajadores que siguen en el ERTE.

En este sentido, propone una mayor exoneración en las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores que vuelven a estar en activo, y una menor exoneración para aquellos que siguen acogiéndose al ERTE. A juicio de los agentes sociales esto perjudica tanto a trabajadores como a empresas, ya que en la situación actual, defienden, la reincorporación de trabajadores no depende de ningún incentivo, sino que muchas empresas sencillamente no pueden, al menos de momento, reincorporar a sus trabajadores desde el ERTE.

A juicio de Escrivá, esta fórmula de incentivos en las exoneraciones ayudaría a reactivar de manera más rápida el trabajo que quedó paralizado a raíz de la pandemia y de las restricciones. Pero la realidad es que su propuesta y, según fuentes sindicales, su rechazo a ceder en este mecanismo, han terminado por reventar un diálogo social que sí había sido fructífero en anteriores ocasiones (que también tuvieron que celebrarse contra el reloj y en las que tardó en llegar el acuerdo).

Escrivá tampoco se entiende con los sindicatos en pensiones

Tras no alcanzarse un acuerdo este fin de semana, el Ministerio de Trabajo medió para que se celebrase una última reunión de urgencia este lunes por la tarde. Sin embargo, según fuentes del diálogo social, por parte del Ministerio de Inclusión no acudió, como es habitual, el secretario de Estado de Seguridad Social (sí que acudió por parte de Trabajo el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey), sino que en su lugar se presentó el director general del Tesoro.

Fuentes sindicales no ocultan su malestar por la actitud de Escrivá, a quien atribuyen el fracaso de las negociaciones. Es más, dichas fuentes aseguran que el ministro fue a la reunión para que no hubiera acuerdo, ya que no cedió en lo más mínimo a las pretensiones de los representantes de los trabajadores.

Para los sindicatos, Escrivá parece estar echando echando un pulso con Yolanda Díaz en este asunto, aunque no quieren valorar con qué intenciones. Lo que sí aseguran es que con la actitud del ministro de Inclusión y Seguridad Social se antoja más que difícil un futuro acuerdo sobre pensiones, aunque el propio Pedro Sánchez haya dicho que espera que se alcance en las próximas semanas.

Los sindicatos mantienen que "una prórroga de los ERTE es una prórroga de los ERTE en las mismas condiciones que estaban", y no llegarán a pactar ninguna rebaja de las condiciones establecidas hasta ahora. No obstante, siguen abiertos al diálogo y confían en que el Gobierno apruebe unilateralmente una ampliación en los términos planteados por Escrivá porque, según dicen, sería romper el diálogo social.

Tras el fracaso de la negociación, el diálogo social, consciente de la importancia de renovar el mecanismo, se dio una última oportunidad este mismo martes, y estuvieron negociando mientras se desarrollaba la reunión del Consejo de Ministros con el objetivo de lograr un acuerdo in extremis que entrara en el orden del día del Ejecutivo.

Finalmente no ha podido ser. El sistema de exoneraciones de las cotizaciones de los trabajadores a la Seguridad Social planteado por Escrivá sigue bloqueando cualquier acercamiento de posiciones, y tanto los sindicatos como las patronales acusan al ministro de Inclusión de dinamitar el diálogo social en esta materia.

Tras no haberse alcanzado un acuerdo este martes, tanto fuentes del diálogo social como del Gobierno avanzan que se seguirá negociando de cara a la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario a finales de esta semana (previsiblemente el viernes).

Más noticias