Público
Público

Filomena Madrid Almeida y Ayuso presumen de gestión con un Madrid colapsado una semana después del temporal

Una cuarta parte de las calles de la ciudad son transitables. Únicamente 48 de los más de 200 autobuses de la EMT se encuentran operativos, los supermercados tienen problemas de abastecimiento, las basuras llenan las calles, y la vuelta a las clases de manera presencial se ha aplazado hasta el próximo miércoles 20 de enero en toda la región.

De izquierda a derecha, la senadora del PP Ana Camins, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el presidente del PP, Pablo Casado, y el alcalde de Madrid y portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida.
De izquierda a derecha, la senadora del PP Ana Camins, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el presidente del PP, Pablo Casado, y el alcalde de Madrid y portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida. Europa Press

marta monforte

Una semana después de la llegada de Filomena a Madrid los problemas persisten. Una cuarta parte de las calles de la ciudad —un 26,3% según datos del propio Ayuntamiento de Madrid— son transitables. Únicamente 48 de los más de 200 autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) se encuentran operativos, los supermercados tienen problemas de abastecimiento, las basuras llenan las calles, y la vuelta a las clases de manera presencial se ha aplazado hasta el próximo miércoles 20 de enero en toda la región.

La intensidad de la nevada pilló desprevenidos a los gobiernos autonómico y municipal —ambas administraciones están controladas por una coalición entre Partido Popular y Ciudadanos—, que durante los días anteriores a la llegada del temporal presumían de tener la situación bajo control. "La Comunidad de Madrid, preparada ante la previsión de fuertes nevadas", escribía el vicepresidente Ignacio Aguado el pasado 5 de enero. "Madrid está preparado para los 20 centímetros de nieve", aseguró, por su parte, el acalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, el día 7 de enero.

Esta semana, tanto Almeida como la presidenta Isabel Díaz Ayuso han tratado de justificar la falta de medios. "Nadie, ni la propia AEMET, ni el 112, ni Fomento, nadie fue capaz de detectar semejante borrasca", aseguró la máxima dirigente madrileña. "Aquí ha habido una catástrofe que se ha materializado en ese tsunami de nieve y que no se puede calificar en términos ordinarios", han sido las palabras del alcalde este viernes.

Sin embargo, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) emitió ya un aviso especial el 5 de enero en el que alertaba de "nevadas copiosas en amplias zonas del interior peninsular" que se prolongarían del día 6 al 10. También lanzaron sendas alertas rojas, el máximo del Plan Meteoalerta. Este código se utiliza para definir fenómenos meteorológicos poco habituales, de intensidad excepcional, que pueden suponer graves riesgos.

placehold

"A lo largo de estos días es muy probable que las acumulaciones de nieve más importantes se produzcan en Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, interior de la Comunidad Valenciana, sur de Aragón y montañas de Andalucía oriental, con espesores que probablemente alcanzarán los 20 centímetros de forma bastante generalizada e incluso, localmente, sobre todo en el entorno del Sistema Ibérico y zonas montañosas del sureste, los 30-50 centímetros", señalaba el aviso.

El Ayuntamiento ordenó a los autobuses que siguieran circulando

Tras unos primeros copos en la tarde del jueves, el viernes comenzó a nevar con fuerza en la capital y en el resto de municipios madrileños durante 30 horas seguidas. Los 350.000 kilos de sal y 75.000 litros de salmuera del gobierno municipal demostraron ser insuficientes. Las 57 maquinas quitanieves y las 2 turbofresadoras prometidas por Aguado también. Filomena no solo llegó con fuerza, sino que arrasó.

La movilidad en las calles y carreteras se convirtió en un riesgo. Se generaron extensos atascos en la M-40, con los conductores sin poder salir de sus vehículos. En algunos casos, durante más de 15 horas. Los conductores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) tuvieron que improvisar rutas para esquivar el colapso puesto que el Ayuntamiento ordenó que siguieran circulando aun cuando la tormenta de nieve estaba en su punto más alto. El sábado dejaron de dar servicio. Madrid era intransitable.

Varias personas empujan en Madrid un autobús atrapado por la nieve. EFE

El grupo municipal de Más Madrid reclama el cese del gerente de la Empresa Municipal de Transportes, Alfonso Sánchez, por "su incompetencia en la gestión de la nevada, con centenares de autobuses atrapados y poniendo en peligro a conductores y usuarios". El concejal Jorge García Castaño asegura en declaraciones a Público que ese mismo viernes "hubo una irresponsabilidad enorme al no parar la actividad". "Mientras los conductores de la EMT ya alertaban de que los autobuses patinaban, a las 20.30 horas se les ordena continuar sus trayectos. El resultado: más de 100 trabajadores parados".

El PP sale en defensa de Almeida

El concejal de Más Madrid resume el papel de Almeida en una frase: "Mucho plató de televisión y poca gestión". "Llaman a la colaboración ciudadana porque no tienen los medios y se dieron cuenta tarde". A juicio de Castaño, se tendría que haber empezado a quitar nieve el mismo sábado. "Hay otras ciudades en las que también gobierna el PP y ha nevado y el caos no ha sido ni semejante", opina. Pero, en el caso de Madrid, "ha sido bastante desastroso".

Basura en las calles de Usera, Madrid..

El Partido Popular alabó a través de su cuenta de Twitter la labor del alcalde de Madrid tras las numerosas críticas a la gestión municipal tras la nevada. El partido llenó de adjetivos las letras de: "Vamos Almeida", como si de una regla mnemotécnica se tratara. García Castaño cree que la imagen de Almeida ha salido "muy golpeada" de esta crisis, con basuras acumuladas en las calles y personas que no pueden prácticamente salir de casa. "La política de plató es contraproducente. Porque él dice una cosa y la gente sale y ve otra radicalmente opuesta".

La normalidad tarda —todavía más— en llegar a las zonas periféricas de Madrid, donde la nieve ha dado paso al hielo en aceras y carreteras, la basura se amontona y las ramas caídas cortan la vía pública y complica el paso de peatones y vehículos. El diputado regional y secretario general del PSOE en Entrevías-El Pozo, Nicolás Rodríguez, critica que el alcalde de la capital ha sometido "al abandono" al distrito de Puente de Vallecas". "No pueden dejar en manos de la voluntad de los vecinos la resolución de situaciones que son responsabilidad de las administraciones públicas local y regional".

La falta de medios públicos desborda a la comunidad

Durante las primeras horas de la nevada —y después de que 1.300 personas se quedaran atrapadas en las carreteras—, la presidenta madrileña no hizo ninguna declaración pública, ni si quiera en redes. Para el portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano, "la estrategia de Ayuso consistió en esperar a que saliera el sol". Morano opina que "puede entender" que el volumen de la nevada sorprendiera al  Ejecutivo, pero destaca que "el problema es que no tenían previstas las situaciones ni si quiera para un invierno normal".

El domingo tanto la presidenta como el vicepresidente Aguado tuvieron que pedir a los ciudadanos que limpiasen ellos mismos la nieve de sus barrios ante la falta de medios públicos. "Estamos viendo imágenes de guerras de bolas, de gente esquiando... y nosotros lo que queremos pedirle a toda esa gente y a todos los ciudadanos que tengan fuerzas, que se encuentren bien, que nos ayuden a retirar toda la nieve posible", solicitó Ayuso.

El diputado de Podemos explica que la falta de medios se debe a que el Gobierno regional "no tiene dinero". Y lo ejemplifica con una exclusiva de Público, que destapó que la Universidad Rey Juan Carlos tenía previsto conceder un crédito a la Comunidad de Madrid de hasta 185 millones de euros. "Esto es muy significativo. Como no tienen liquidez, que se lo presten las universidades a interés 0. Vaya cara", señala Morano. "La realidad es que no tenemos un duro. Todo lo que pasa extraordinario en la Comunidad de Madrid lo tiene que pagar el Estado. Le deben dinero a los proveedores, a los Ayuntamientos..."

La presidenta madrileña pedirá al Estado que declare la Comunidad de Madrid como zona de emergencia de protección civil, lo que antes se conocía como zona catastrófica. Dicha ley enumera una serie de medidas que se pueden adoptar, como ayudas económicas por los daños sufridos en viviendas y en explotaciones agrícolas y ganaderas, ayudas a comercios y negocios afectados, subvenciones por daños en infraestructuras, líneas de crédito subvencionadas, beneficios fiscales y medidas de apoyo en el ámbito laboral y en las cotizaciones a la Seguridad Social, entre otras. "La Comunidad está intervenida, pero al revés, por el Gobierno", ironiza Morano, "todo lo tienen que pagar los demás".

"El vídeo de Ayuso parece que lo hayamos hecho nosotros"

El pasado jueves el PP de Madrid realizó un vídeo en defensa de la presidenta madrileña en respuesta a otro que circula en las redes, en el que el presentador Jorge Javier Vázquez preguntaba a Ignacio Aguado si Ayuso "es así o se lo hace". Sin embargo, el propio Morano duda sobre si lo ha realizado su grupo parlamentario. "Parece que lo hayamos hecho nosotros", asegura.

A juicio del diputado autonómico, el PP trata de "seguir la estrategia de que la posición al Gobierno es Ayuso" pero, al igual que en el caso de Almeida, evidencia que "están teniendo problemas para defender una gestión que ha sido caótica". Las cuentas de Twitter de Izquierda Unida y Más Madrid también contestaron al vídeo del PP madrileño con las mismas palabras: "Efectivamente, #Ayusoesasí".

Más noticias de Política y Sociedad