Público
Público

La formación de Gobierno complica la constitución de las comisiones en el Congreso

El Pleno de la Cámara debe aprobar, por mayoría absoluta, una modificación de su propio Reglamento para adaptar las comisiones parlamentarias a la estructura del nuevo Ejecutivo, que cuenta con cuatro vicepresidencias y 18 ministerios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una de sus comparecencias en la Comisión de Hacienda / EFE

Las primeras sesiones de las comisiones del Congreso podrían tener que esperar hasta febrero. La formación del Gobierno de Pedro Sánchez está complicando la puesta en marcha de estos órganos parlamentarios, encargados de acoger el grueso de la actividad legislativa.

La Cámara Baja dispone, a grandes rasgos, de tres tipos de comisiones: permanentes, no permanentes y mixtas. Las comisiones no permanentes son aquellas que se crean de manera temporal con un fin específico y que se extinguen cuando han finalizado sus trabajos o, en todo caso, cuando termina la legislatura en la que se han constituido.

Las comisiones mixtas se denominan así porque en ellas se tratan asuntos que comparten el Congreso y el Senado, por lo que está formadas por parlamentarios de ambas Cámaras. Son las comisiones permanentes (en concreto las denominadas legislativas) las que serán más complejas de constituir a causa de la formación del Ejecutivo.

Además, son los órganos de trabajo más básicos del Congreso, por lo que su constitución es anterior a la del resto de comisiones. Su estructura se basa en el organigrama que sigue el Gobierno vigente y suele 'imitar' el número y el reparto de los ministerios y de aquellas áreas más importantes para el Ejecutivo.

En la actualidad, el Reglamento de la Cámara recoge 21 comisiones permanentes legislativas (Constitucional; Asuntos Exteriores; Justicia; Defensa; Hacienda; Presupuestos; Interior; Fomento; Educación y Formación Profesional; Trabajo; Migraciones y Seguridad Social; Comercio y Turismo; Agricultura Pesca y Alimentación; Política Territorial y Función Pública; Transición Ecológica; Cultura y Deporte; Economía y Empresa; Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Ciencia, Innovación y Universidades; Cooperación Internacional para el Desarrollo; Igualdad; y de Políticas Integrales de la Discapacidad).

Más ministerios que precisan de más comisiones

La mayoría de ellas se denominan exactamente igual que los ministerios del anterior Gobierno de Sánchez que se inauguró tras la moción de censura de junio de 2018. Entonces, el líder socialista estructuró su gabinete en 18 ministerios que dieron lugar a 21 comisiones permanentes legislativas.

Con la formación del Ejecutivo de coalición, que está asentado sobre 18 ministerios y cuatro vicepresidencias, el Congreso debe crear nuevas comisiones parlamentarias, que serán más numerosas que en las anteriores legislaturas. Para ello se necesita cambiar el Reglamento de la Cámara, una reforma que precisa de una mayoría absoluta de los diputados del Pleno.

Es precisamente esta votación la que complica el arranque de la actividad parlamentaria. Enero es un mes inhábil al encontrarse fuera del periodo de sesiones, por lo que un Pleno extraordinario solo podría ser convocado a petición del Gobierno, de una mayoría absoluta de los diputados de la Cámara o de la Diputación Permanente. Este último órgano ni siquiera está constituido (se constituye este miércoles).

A las dificultades del calendario hay que añadir el reparto de los diputados en las comisiones. Los grupos políticos deben llegar a un acuerdo para decidir el número de miembros que habrá por comisión, así como el reparto de los puestos en las mesas de cada uno de estos órganos (presidencias, vicepresidencias y secretarías).

En las negociaciones para constituir las comisiones no solo pesan los criterios de carácter político, es decir, el reparto de poder en los distintos órganos de nueva creación, sino que sus miembros son retribuidos económicamente en función de su cargo, desde los portavoces adjuntos hasta los presidentes de las mesas.

Con todos los 'obstáculos', es muy posible que ninguna comisión pueda echar a andar antes de que finalice el mes de enero, aunque el nuevo Gobierno ya ha comenzado a aprobar medidas.

Más noticias en Política y Sociedad