Público
Público

Fueros vascos Casado desacredita a Álvarez de Toledo sobre la foralidad: "Es plenamente constitucional"

"Yo soy también del PP vasco. Si no fuera por vosotros, yo no estaría en política ni mucho menos sería presidente del partido", ha dicho el líder conservador, que ha insistido en la fórmula de España Suma para próximos comicios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del PP, Pablo Casado (d), y el líder de los populares vascos, Alfonso Alonso (c), y la secretaria general del PP Vasco, Amaya Fernández (i), durante la clausura este sábado en Vitoria de la Convención del PP vasco. EFE/David Aguilar

En plena convención del PP de Eskadi, las críticas a la foralidad vasca de la portavoz conservadora en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, abrieron una brecha que ha tenido que cerrar el propio líder del partido.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha mostrado este sábado su respaldo al proyecto del partido en Euskadi al defender que "el PP no tiene razón de ser sin el PP vasco" y ha dado por "superado" el debate en torno a la foralidad, porque ha dicho que es "plenamente constitucional".

Casado ha hecho esta reflexión en la clausura de una convención marcada por la polémica y el malestar que suscitó en dirigentes y militantes del partido en Euskadi las palabras Álvarez de Toledo, quien criticó las posturas "tibias" del PP vasco hacia el nacionalismo en el pasado y el "perfil propio" que quieren marcar en Euskadi.

"Cuando a algún solista se le escapa una nota, siempre hay un piano para intentar taparla", ha afirmado

"Yo soy también del PP vasco. Si no fuera por vosotros, yo no estaría en política ni mucho menos sería presidente del partido. El PP no tiene explicación ni razón de ser sin el PP vasco", ha reivindicado Casado al inicio de su discurso, en el que ha defendido que en el conjunto del PP "la música suena igual y, cuando a algún solista se le escapa una nota, siempre hay un piano para intentar taparla", en clara alusión a la también líder del PP catalán.

La intervención de Casado ha estado precedida por la del líder del PP en Euskadi, Alfonso Alonso, quien ha dicho que "entre compañeros y amigos, ni polémicas ni polémicos" y ha reclamado que "no haya ni una discusión más sobre esas cosas". "Nuestro presidente es un tipo estupendo que tenemos que llevar a la Moncloa y no tenemos tiempo para tonterías", ha zanjado; aunque ayer, en una entrevista en RTVE, Alonso recomendó a Álvarez de Toledo visitar Euskadi para ver lo que los vascos, en la calle, opinan sobre sus fueron históricos.

Insisite en España Suma

Casado ha destacado que el Partido Popular de Euskadi es una "referencia" para la democracia y ha insistido en su apuesta por la conformación de una coalición entre las formaciones de la derecha, de la que ha asegurado que resulta "especialmente necesaria" en aquellos territorios en los que, como Euskadi, estos partidos carecen de representación en el Congreso de los Diputados.

"Donde realmente es útil la suma es donde Vox y Ciudadanos no tuvieron escaños"

En la clausura de la Convención que el PP vasco ha celebrado en Vitoria, Casado ha destacado que si hubieran tenido algún tipo de acuerdo con Ciudadanos en el País Vasco para las elecciones generales tendrían el escaño en Álava y en Vizcaya. "Por eso, donde realmente es útil la suma es donde Vox y Ciudadanos no tuvieron escaños, porque sus votos se perdieron", ha dicho.

"Tengo muy claro cuáles son nuestros adversarios y quiénes deberían ser nuestros aliados o, por lo menos nuestros rivales, que comparten el deseo de que el PSOE, aliado con la extrema izquierda y con los nacionalistas independentistas, sigan teniendo la llave de la gobernabilidad de España", ha indicado.

Por ello, independientemente de lo que les pueda separar a las formaciones de derecha, ha advertido de que "si no, tendríamos a la izquierda con los nacionalistas en alguna comunidad autónoma o a algún partido regionalista gobernando".

"En el arco mediterráneo y el cantábrico, si estos partidos (en referencia a Ciudadanos y Vox), no obtienen representación, es porque hay más partidos regionalistas y nacionalistas. Es pura proporcionalidad y la ley D'Hont. Es una cuestión de ajedrez electoral. Hoy por hoy tenemos que dar un mensaje de generosidad, aunque lo intenten pervertir", ha manifestado.

En este línea, ha advertido de que "o unimos a los que tenemos las mismas ideas para España para ganar las elecciones o no gobernaremos y, si no gobernamos, no podremos coser y unir todas esas fracturas históricas, territoriales, sociales y económicas que vuelve a causar la izquierda".

Más noticias en Política y Sociedad