Público
Público

EXCLUSIVA Gallardón gastó más de un millón en una cuadra de uso policial que sabía que no podía utilizar

Las instalaciones continúan prácticamente en desuso en la actualidad ya que es imposible que cumplan la función de albergar caballos por la que fue diseñada y construida. La Policía Municipal ha trasladado el caso a los servicios jurídicos del Ayuntamiento para que estudie qué medidas tomar. 

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 10

Destacamento policial en el Parque del Retiro de Madrid

Negligencia y despilfarro. El equipo de Alberto Ruiz Gallardón al frente del Ayuntamiento de Madrid se gastó más de un millón de euros en construir la infraestructura necesaria para crear un destacamento policial en el Parque del Retiro que pudiera albergar caballos. Hasta ahí todo normal. El problema es que el Consistorio conocía de antemano que la cuadra que iba a construir no sería utilizada ya que contravenía las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana al lindar con los límites del parque y estar a escasos metros de un instituto público. Pero, además, la propia Policía Municipal informó negativamente sobre su construcción.

No obstante, a Gallardón y a su equipo les dio igual. Todo. En el año 2007 sacaron a concurso la obra pública que costó a los madrileños un total de 1.012.557,07 euros y que tras sucesivos retrasos fue entregada al Consistorio en el año 2010. Desde entonces, la cuadra de cerca de 200 metros cuadrados nunca ha albergado a ningún animal. Según las fuentes policiales consultadas por Público, estas oficinas solo son utilizadas durante los turnos de guardia de los jueves, viernes y sábado. 

"Se trata por tanto de una actuación negligente", reza un documento interno del Ayuntamiento

Toda esta documentación, a la que ha tenido acceso Público, ha sido entregada por la Policía Municipal de Madrid a los servicios jurídicos del Consistorio para que estudie si procede elevar la documentación al Tribunal de Cuentas o a la propia Fiscalía, en caso de haberse producido algún delito. Así lo ha confirmado el propio Consistorio tras ser contactado por este medio: "Hemos detectado una posible irregularidad que nos gustaría que investigara los servicios jurídicos del Consistorio porque al revisar determinados documentos ha resultado extraño un gasto de esas dimensiones con informes previos posicionados en contra. La Dirección General de Policía aplica con rigor la legalidad, incluyendo también posibles irregularidades que se detecten de la anterior gestión. Lo contrario sería ser cómplice de posibles irregularidades o ilegalidades", han señalado estas fuentes. 

Entre la documentación obtenida por este medio se encuentra un documento interno del Ayuntamiento que analiza de la siguiente manera la operación de Gallardón: "Se trata por tanto de una actuación negligente que abstrayéndose del estudio legal de la actividad que se pretendía implantar derivó en el malgasto de una importante suma presupuestaria, 1.012.557,07 de euros, sin alcanzar el fin previsto ni podérsele dar a la infraestructura un uso distinto al inicialmente previsto, dada su especialidad, quedando abocada únicamente al deterioro y la pérdida de la inversión". 

Informes jurídicos en contra

Según la documentación a la que ha tenido acceso este medio, un consejero técnico del Consistorio informó al entonces subdirector general económico-administrativo Fernando Manzano San José de que la construcción de esta cuadra contravenía el apartado 3.4.4 de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid.

El destacamento policial ideado por Gallardón contraviene las dos limitaciones que marca el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid

Este punto establece que "las instalaciones consistentes en establos, residencias y criaderos de animales en suelo no urbanizable común exige una separación mínima de 15 metros con los linderos de la finca, de 500 metros con lugares en que se desarrollen actividades que originen presencia permanente o concentraciones de personas, determinadas medidas del cerramiento y ciertas condiciones del sistema adoptado para la absorción y reutilización de materias orgánicas". 

Así, el destacamento policial ideado por Gallardón contraviene las dos limitaciones que marca el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid. Por una parte, la nave se sitúa en el borde lateral de la finca de El Retiro. Por otro, está a escasos metros de un Instituto de Enseñanza Media, entre otros lugares "que origen presencia permanente de personas".  

Destacamento policial en el Parque del Retiro de Madrid

La Policía, también en contra

El entonces jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo Parralejo, firmó un informe remitido a la Coordinación General de Seguridad del Ayuntamiento en el que desaconsejaba la construcción de este destacamento policial. Monteaguado señalaba en su informe que "de llevarse a efecto la creación del citado destacamento, se agravarían aún más los problemas de la actual plantilla (...) que de por sí ya es muy ajustada, además de suponer un aumento de presupuesto y costes de mantenimiento".

Por lo tanto, el jefe de Policía Municipal concluía el informe "pronuciándose de manera desfavorable" al proyecto del destacamento policial en El Retiro. Sin embargo, con todos los impedimentos en contra el Ayuntamiento de Madrid decidió continuar adelante con su proyecto y sacar a concurso público la obra. 

Sin memoria justificativa

Por otro lado, entre la documentación a la que ha tenido acceso este diario también se encuentra un informe reciente del Ayuntamiento en el que considera que existe una "insuficiente justificación de necesidad de celebración del contrato".  El  documento también señala que no existe constancia de los planteamientos o peticiones formuladas por el Área de Seguridad y Emergencias.

"La obra que se desarrolló se hizo sin atender a una justificación sólida, ni un estudio de necesidades y alternativas, y, aún más importante, se promovió con el conocimiento de su inviabilidad, o al menos con información suficiente para plantear serias dudas  sobre la viabilidad de la actividad en el emplazamiento previsto, dudas que hubieran precisado, en cualquier caso, de un informe en profundidad sobre el asunto". 

La empresa adjudicataria: Pcyma S.A.

El documento interno del Ayuntamiento de Madrid al que ha tenido acceso este diario también analiza el concurso público que finalmente ganó la empresa Pcyma S.A. El Consistorio considera que el proceso de adjudicación no presenta ningún tipo de irregularidad y que la empresa adjudicataria ganó el concurso en base a un "estricto criterio de puntuación en el que destacan fundamentalmente los criterios objetivos". 

Este diario ha tratado de contactar con la empresa sin éxito ya que los teléfonos de contacto encontrados ya no están disponibles. Asimismo a través del Registro Mercantil se ha podido comprobar que la empresa se encuentra activa aunque no presenta sus cuentas desde el año 2011. 

A pesar de no presentar sus ejercicios ante el Registro, Pcyma ha continuado trabajando con la Administración Pública. Así, el mismo 2011 esta empresa fue la adjudicataria de un concurso para remodelar cinco núcleos de aseos en el edificio del Ministerio de Medio Ambiente de la plaza de S. Juan de la Cruz por un total de 880.783,49 euros o a ser la responsable de la Construcción del Centro
de Interpretación del Monte Abantos en San Lorenzo de El Escorial. 

CONTINUARÁ...

Más noticias en Política y Sociedad