Público
Público

La gestión de Martínez-Almeida La "inflada" factura de Filomena que el alcalde de Madrid tendrá difícil cobrar

La oposición cree que los 1.400 millones de euros en los que el Ayuntamiento de Madrid ha valorado en apenas unos días los daños de la nevada no son más que "una cortina de humo" del alcalde José Luis Martínez-Almeida para desviar la atención sobre su gestión en estos días críticos.

Martínez-Almeida
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante una visita a una de las zona de Madrid más afectadas por la caída de ramas tras el paso de la tormenta Filomena. VÍCTOR LERENA / EFE

jorge o. maldonado

El pasado 14 de enero el Ayuntamiento de Madrid publicó un polémico informe en el que estima que los daños provocados por el temporal Filomena en la capital del Estado ascienden a 1.398 millones de euros. A la par que presentaba ese informe, el pleno del consistorio madrileño encabezado por José Luis Martínez-Almeida pedía formalmente al Gobierno de Pedro Sánchez la declaración de la ciudad como "zona afectada gravemente por la emergencia de protección civil", lo que antiguamente se denominaba "zona catastrófica".

Aunque el balance es aún provisional, la valoración de los daños en Madrid por parte del Ayuntamiento copó la agenda mediática, pero también sorprendió por su improvisación, su inconsistencia y su falta de concreción.

De esos casi 1.400 millones de euros en daños, el Ayuntamiento de Madrid cifra en 398 millones los daños sufridos por infraestructuras y servicios municipales:  calcula 353 millones en daños materiales a los que suma otros 45,8 millones en servicios no prestados, entre ellos, por ejemplo, lo que dejaría de cobrar por el alquiler de las pistas de pádel y de los campos de fútbol durante estos días (150.000 euros), el cobro de las cuotas a los usuarios de polideportivos (502.000 euros), los autobuses de la EMT (30 millones de euros) o los parquímetros del Servicio de Estacionamiento Regulado. En cuanto a la partida de daños, estima, por ejemplo, en casi 168 millones de euros los daños en obras y equipamientos, sin entrar en más detalles, defecto del que adolece todo el informe.

Pero lo más sorprendente y polémico llega casi en la línea final del documento: "A estos daños habría que añadir el impacto en la economía madrileña por un total de 1.000 millones". Sorprende la redondez de la cifra, primero porque esa cantidad es mucho más de lo que el Gobierno central dedicó a las catástrofes naturales en todo el año 2019 –774 millones de euros–, pero sobre todo porque el Ayuntamiento madrileño no aporta datos que la avalen: sólo aduce un descenso del 15,6% de las ventas en el comercio y la hostelería con respecto al mismo período del año pasado, obviando el hecho de que hace un año no existía la pandemia. 

Casi nadie se cree las cuentas de Almeida. No se las creen los empresarios adscritos a la CEIM, la patronal madrileña, que han valorado el impacto en la hostelería por la histórica nevada en 70 millones de euros. La contradicción con el Ayuntamiento es evidente.

Desde luego tampoco se las cree la oposición. "Ridículo", "una barbaridad" o "disparatado" son algunos de los calificativos que le dedica la izquierda al informe de daños elaborado por el equipo de Almeida. Entre la oposición cunde la sospecha de que detrás de esta factura no hay intención de cobrar esa desorbitada cantidad de dinero, sino simplemente de desviar la atención sobre la pésima gestión de la nevada que ha hecho el Ayuntamiento de Madrid después de diez días con la ciudad aún medio colapsada por la nieve y el hielo.

"Desde el punto de vista material y técnico, la valoración es totalmente disparatada y absurda; por ejemplo, se incluyen daños por valor de dos millones de euros en maquinaria dañada en tres obras concretas, cuando esa misma maquinaria ha sufrido heladas todos los inviernos, pero parece que esta nevada es diferente", sostiene con una sonrisa escéptica Carlos Sánchez Mato, economista que hasta diciembre de 2017 fue concejal delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento bajo la alcaldía de Manuela Carmena.

El sucesor de Sánchez Mato al frente de las arcas municipales hasta la llegada de Almeida a la alcaldía y actual concejal de Más Madrid, Jorge García Castaño, abunda en que la valoración de daños del Ayuntamiento "es ridícula y sobre todo poco seria".

García Castaño está convencido de que el propio equipo de Almeida no tiene "ninguna esperanza" de cobrar esos 1.400 millones de euros y afirma que todo se debe a una cortina de humo para "buscar la confrontación con el Gobierno central".

Además, el concejal de Más Madrid cree que es "muy difícil de valorar" el supuesto impacto de los 1.000 millones en la economía madrileña, y apuesta por hacer una valoración de daños tranquila y pausada y, sobre todo, ajustada a lo que marca la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil, que establece con rigor los daños que podrían acogerse a la declaración de "zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil". 

En ese sentido, García Castaño augura que muchos de los daños incluidos en el informe del Ayuntamiento quedaran fuera de la declaración de zona catastrófica porque en su artículo 21, la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil establece que "los daños materiales habrán de ser ciertos, evaluables económicamente y referidos a bienes que cuenten con la cobertura de un seguro, público o privado". Además, la ley también establece que "la valoración de los daños materiales se hará por organismos especializados en tasación de siniestros", cosa que no ha ocurrido con este informe.

En el PSOE también se muestran más que escépticos por la evaluación de daños de Almeida ni tampoco creen que vaya a cobrar todo lo que pide. 'No me creo la valoración de los daños del Ayuntamiento de Madrid. Parece que alguien la ha hecho a ojo de buen cubero", afirmaba el martes por la mañana en Onda Madrid José Cepeda, viceportavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid.

"¿Es serio decir que tres días de nevada en Madrid tienen un coste de 1.400 millones de euros?"

"Tanto el PSOE como Más Madrid hemos arrimado el hombro y no puede ser que Almeida se descuelgue con una petición que directamente es irreal. El tsunami de Indonesia de 2004 costó menos de 500 millones de euros. ¿Es serio decir que tres días de nevada en Madrid tienen un coste de 1.400 millones de euros? Es el momento de ser serios y rigurosos y, por supuesto, de no hacer peticiones al Gobierno central que no corresponde y que se hacen solo para confrontar", resumía en un vídeo muy seguido en Twitter Enma López, concejala por el PSOE en Madrid.

Las cifras ofrecidas por el Ayuntamiento "son tal dislate económico", en palabras de Sanchez Mato, que tanto éste como García Castaño, profundos conocedores de cómo funciona la maquinaria de Gobierno municipal, sostienen que ese informe no ha sido elaborado por la Concelajía de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid y que sus motivaciones son otras. "La valoración ha sido coordinada por el departamento de Coordinación General de la Alcaldía y en concreto por su director, el ínclito Ángel Carromero. Es un informe de 27 páginas que ahora estarán intentando cambiar tras su filtración a la prensa porque, más allá de las valoraciones materiales, el Ayuntamiento se está comportando como el particular que intenta timar al seguro inflando el valor de lo que se le ha estropeado o se le ha roto. Es despreciable", resume Sánchez Mato.

Ayuso anima a los Ayuntamientos a hacer balance de daños

Las cifras de Madrid ciertamente parecen hinchadas, sobre todo si se comparan con las ofrecidas por otros municipios de la región. En ese sentido, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, una localidad de 90.000 habitantes pegada a la capital, ha hecho una primera estimación de los daños de la nevada valorada en medio millón de euros. La diferencia es más que notable y alienta las sospechas de Sánchez Mato.

También es notable si se compara con catástrofes anteriores. Sánchez Mato recuerda que estuvo colaborando con las autoridades de Lorca tras el terremoto que sacudió la localidad en 2011 y en el que murieron nueve personas: "Vi lo que pasó allí y cómo quedó la ciudad; que el Ayuntamiento de Madrid quiera pasar una factura cuatro veces superior a la de Lorca es un insulto". 

Carlos Sánchez Mato: "Que Madrid quiera pasar una factura cuatro veces superior a la de Lorca es un insulto"

"Con estas cifras y si les dieran lo que piden, podría darse la paradoja de que Almeida y la responsable de la hacienda municipal, Concepción Dancausa, estuvieran rezando para que llegara otra nevada igual. Visto así, sería lo más rentable para Madrid", ironiza Sánchez Mato, quien asegura que el Ayuntamiento busca "una negativa del Gobierno" para presentarse como víctima. "Y Almeida lo ha conseguido: mediáticamente ha triunfado obligando al Gobierno a responder", concluye Sánchez Mato.

En cuanto al resto de Ayuntamientos madrileños, la Comunidad de Madrid envió este pasado sábado una carta a los 179 alcaldes de la región instándoles a remitir, antes del próximo jueves 21, un "breve informe" con los daños causados en sus municipios por la nevada del pasado fin de semana. En dicha carta, firmada por el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, se pide a los ayuntamientos que se hagan constar los perjuicios causados a "infraestructuras y equipamientos de titularidad municipal", así como "una evaluación estimativa" de los daños producidos.

De momento son 56 municipios madrileños los que han decidido pedir su declaración como zona catastrófica. Pero ninguno parece haber inflado la factura por Filomena como lo ha hecho Almeida. El Gobierno de la Comunidad de Madrid también elevará por su cuenta al Ejecutivo central una petición de zona catastrófica. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se ha mostrado muy crítica con el Gobierno, pero no parece que vaya a pasar una factura tan elevada como la de su colega de partido. En cualquier caso, habrá que esperar.

Más noticias de Política y Sociedad