Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno se gasta casi 10 millones anuales en los aviones que transportan autoridades

Los reyes, el presidente del Gobierno, los políticos de alto rango… el Ejército del Aire mantiene dos Airbus y cinco Falcon para sus viajes. En caso de avería, recurrirá a aviones militares propios o de los países aliados.

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5

El ministro José Manuel García-Margallo desembarca de un Airbus averiado. Archivo

MADRID.- El Gobierno invierte una media de casi 10 millones de euros al año en mantener y operar los aviones de que dispone el Estado para transporte de autoridades, pero también para el resto de misiones en las que se utilizan estas aeronaves, que son dos Airbus A310 y cinco Falcon 900.

Así lo indica el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado de CiU Jordi Xuclà, quien quería saber "cuál es el coste anual de mantenimiento de los aviones de que dispone el Estado utilizados para los viajes de los miembros del Gobierno".

En su respuesta, el Gobierno matiza que el 45 Grupo del Ejército del Aire, que es el que se encarga de operar y mantener estos aviones, realiza tanto "labores de transporte de autoridades" como "otras muchas misiones".

Así, la flota del 45 Grupo, los dos Airbus y los cinco Falcon, también lleva a cabo transporte de tropas -como los relevos de efectivos en las misiones internacionales-, aeroevacuaciones -como los traslados a España de los dos religiosos contagiados de ébola- y apoyos a organismos internacionales.

Según el Gobierno, el coste medio anual de operar y mantener estas siete aeronaves desde el año 2007 ha ascendido a algo más de 9,8 millones de euros.

Medidas contra averías

Desde noviembre de 2013, varios aviones del 45 Grupo han sufrido seis averías que han retrasado, y en una ocasión impedido, el viaje de autoridades como el rey Felipe VI cuando era príncipe, el rey Juan Carlos, la reina Sofía, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Sobre este asunto preguntó al Ejecutivo el portavoz de Defensa del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, en febrero de 2014, después de la avería que retrasó el vuelo de Felipe de Borbón a Honduras para asistir a la toma de posesión del presidente Juan Orlando Hernández.

En concreto, López Garrido quería saber qué causó esta avería y "qué medios va a utilizar el Gobierno para que percances de este tipo no vuelvan a suceder", a lo que el Ejecutivo ha contestado recientemente que lo que ocurrió fue "un problema en el sistema de aceite de lubricación de uno de los motores".

Después de las sucesivas averías de los Airbus A310 y de uno de los Falcon 900, el Ministerio de Defensa anunció que se tomarían medidas adicionales en el mantenimiento de los aviones del 45 Grupo para evitar futuros incidentes.

Inspecciones antes y durante el vuelo

Así, según explica el Gobierno en su respuesta, "se han incluido tareas adicionales en las inspecciones prevuelo para reducir el riesgo de aparición de averías, así como comprobaciones funcionales en vuelo tras acciones correctivas de mantenimiento, siempre que se realicen sobre elementos cuyo fallo pueda provocar un retraso o cancelación".

Y entre las medidas que se han adoptado para paliar las consecuencias de las averías, es decir, los retrasos o incluso cancelaciones de vuelo, el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire ha dado las órdenes oportunas para que, en caso de que ocurra algún incidente, se pueda disponer de aviones de transporte militar, tanto propios como de países aliados -a través de los acuerdos internacionales en vigor-, que sirvan como aeronave de reserva para cubrir todos los tramos de vuelo en los traslados de personalidades.

Más noticias en Política y Sociedad