Público
Público

Impuesto a la banca La Tasa Tobin continuará con su tramitación en el Congreso, tras tumbar el Pleno los vetos de la derecha

La Cámara Baja rechaza de forma mayoritaria las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Vox y Ciudadanos al denominado impuesto de transacciones financieras. El Gobierno acusa a la oposición de intentar "deslegitimar el sistema tributario" en plena recuperación económica de las consecuencias de la covid-19.

María Jesús Montero en el Congreso
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este jueves en el Congreso durante el debate de la tasa Tobin / EFE

El Congreso continuará tramitando el proyecto de ley del impuesto sobre las transacciones financieras después de que este jueves el Pleno haya tumbado las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP, Vox y Ciudadanos. La conocida como Tasa Tobin ha encarado un debate de totalidad tan solo un día después de que lo hiciera el otro tributo aprobado por el Gobierno, el impuesto a los servicios digitales, denominado Tasa Google.

El nuevo impuesto plantea gravar las operaciones de compra de acciones españolas llevadas a cabo por operadores financieros con un 0,2% sobre el valor de compra. El impuesto recae sobre el intermediario financiero que ejecuta la orden de adquisición de las acciones y solo quedarán sometidas al gravamen las operaciones de adquisición de acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros. La compra de acciones de empresas no cotizadas y de pymes quedará excluida de la tasa.

Desde el PP, Vox y Cs han defendido sus enmiendas a la totalidad en base a argumentos como la sospecha de que el impuesto podría recaer en última instancia en "las clases medias", o como la supuesta ineficacia que ha demostrado en otros países, donde los Ejecutivos no han recaudado lo estimado en sus previsiones iniciales.

La encargada de defender el proyecto de ley ha sido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha calificado la posición de los partidos de la derecha tanto en la Tasa Tobin como en la Tasa Google como un "intento por deslegitimar el sistema tributario". "El argumento final de estas enmiendas no coincide con los principios que rigen a este Gobierno, que cree que todos tienen que contribuir en la medida de sus posibilidades. Defendemos una fiscalidad justa y sin privilegios", ha iniciado su intervención la ministra.

Montero ha descartado que el gravamen pueda recaer sobre las "clases medias", como defendían los partidos que presentaron las enmiendas: "No creo que muchas familias de nuestro país estén preocupadas de lo que van a invertir en bolsa. La gente está preocupada sobre cómo llegar a fin de mes o cómo no perder el empleo. Solo un 11% de los hogares españoles tienen acciones cotizadas, y la mayoría de estas familias se encuentran en el percentil alto de riqueza", ha explicado la ministra.

La titular de Hacienda ha criticado que estas formaciones estén defendiendo un aumento del gasto público para hacer frente a las consecuencias económicas del coronavirus a la vez que piden bajar impuestos: "Si ustedes piensan que hay que bajar impuestos e incrementar el gasto público, ¿cómo piensan pagarlo?", se ha preguntado Montero.

El diputado del PP Miguel Castellón ha insistido en esta línea de bajada de impuestos: "Hoy en el Congreso deberíamos estar hablando de aplazamiento de impuestos en la hostelería; de una rebaja del IVA al sector turístico, como en Alemania; de un paquete de estímulos fiscales a la recuperación económica; de deducciones al impuesto de sociedades..." El parlamentario ha calificado el impuesto sobre las transacciones financieras como un "sablazo fiscal a la clase media española", ya que a su juicio "los costes operativos" que genere el impuesto "acabarán recayendo sobre los accionistas".

"Recaerá sobre las familias", vaticinan PP, Vox y Cs

"Hay que pensar qué personas van a pagar en último término este impuesto, y lo van a pagar los pequeños ahorradores", ha añadido el diputado de Vox Rubén Manso. El parlamentario ha recordado que países como Francia o Italia se quedaron muy lejos del nivel recaudatorio previsto con este impuesto, en un 40% y en un 16%, respectivamente. "Lo que no queremos para el mercado público, no lo hagamos en el privado; si no va a gravar los bonos públicos, no imponga esta tasa", ha zanjado.

Desde Ciudadanos se han centrado en criticar que el "momento" y la "oportunidad" para debatir la Tasa Tobin no eran los oportunos. "No es el momento de traer a esta Cámara este impuesto. Es la consecuencia de los gastos de mantener un Gobierno con tantos cargos públicos", ha asegurado la diputada de Cs María Martínez.

La parlamentaria se ha sumado a la tesis de PP y Vox y ha vaticinado que el impuesto recaerá sobre "los pequeños ahorradores": "Como pasó con el impuesto a las hipotecas, lo que ocurre es que los intermediarios financieros lo volcarán en comisiones que al final pagan los de siempre". Martínez también ha tachado de "irreales" los objetivos de recaudación marcados por el Gobierno, que cuenta con una previsión de ingresos de 850 millones.

Más noticias