Público
Público

El PP, Vox y Cs presentan enmiendas a la totalidad para la tasa Google y la tasa Tobin

Los proyectos de ley de los nuevos impuestos, aprobados por el Gobierno en febrero, deberán superar un nuevo Pleno de debate y votación para proseguir su tramitación.

El presidente de VOX, Santiago Abascal (izq) y el presidente del PP, Pablo Casado (dech), hablan durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados. E.P./Eduardo Parra
El presidente de VOX, Santiago Abascal (izq) y el presidente del PP, Pablo Casado (dech), hablan durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados. E.P./Eduardo Parra

EUROPA PRESS

El PP, Vox y Ciudadanos quieren tumbar en el Congreso los nuevos impuestos proyectados por el Gobierno, a las transacciones financieras y a los servicios digitales, conocidos como tasa Tobin y tasa Google, respectivamente.

Para ello, las tres formaciones han registrado en el Congreso sus respectivas enmiendas a la totalidad con las que buscan la devolución de ambos proyectos de ley, que deberán superar así un nuevo Pleno de debate y votación para proseguir su tramitación.

En sus enmiendas, el PP recuerda cómo el Gobierno aprobó estas dos nuevas figuras tributarias en un Consejo de Ministros apenas cinco días después de la cancelación del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, tras los primeros contagios en España, y de actualizar un nuevo cuadro macroeconómico "poco realista".

Los populares consideran que ambos impuestos "serían la puntilla" para la economía española y "profundizarían la recesión", pues creen que justo van "en el sentido contrario" a lo que necesita el país frente a esta crisis pues, en el ámbito fiscal, consideran "muy obvio que las medidas deben ir por rebajas y no por subidas".

Por su parte, Vox advierte de que la puesta en marcha de los impuestos supondrá una distorsión en el seno de la Unión Europea y un aumento de los precios y reducción del consumo y de la actividad. En el caso del impuesto a los servicios digitales, habla de "carácter claramente confiscatorio" y no proporcional, "pues duplicaría con creces la carga impositiva actual" a muchas entidades.

La formación de extrema derecha también incide, en el caso de la 'tasa Tobin', en la desventaja que supondría para las entidades financieras españolas este impuesto, pone en duda su alcance recaudatorio, y advierte de una huida de capitales a otros mercados. Además, señala que no mejorará la equidad, pues se dejan fuera otras operaciones de más riesgo y advierten de que pueden incluso perjudicar a inversores minoristas menos formados.

Por último, Ciudadanos subraya en sus dos enmiendas que no se oponen a la creación de ambos impuestos, pero reclama su devolución ante "todas las deficiencias" que encuentra en los mismos y, en todo caso con "el necesario consenso internacional" para lograr "la máxima armonización posible dentro de la Unión Europea".

En el caso del gravamen a las transacciones financieras critica que "ignora ejemplos fracasados", la opinión de los operadores, y que en el actual contexto de "profunda recesión" se planteen iniciativas que supongan "trabas" al crecimiento o a la captación de inversión, así como nuevas cargas fiscales, un argumento también utilizado para rechazar el impuesto a los servicios digitales.

Más noticias de Economía