Público
Público

Impuesto de hipotecas Podemos ya propuso que la banca se hiciera cargo del impuesto de hipotecas y el PSOE se abstuvo 

Tras varios meses y con una sentencia del TS encima de la mesa, el PSOE modifica la normativa fiscal para que la banca no pueda deducirse el impuesto de las hipotecas. En febrero Cs y PP rechazaron una propuesta similar a la aprobada por el Gobierno este viernes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una sesión de control al Gobierno en el Congreso. EUROPA PRESS

El caso del impuesto de hipotecas y su resolución en favor de la banca ha provocado que, de manera excepcional, todos los grupos se unan en favor de los consumidores. Así, en mitad de un clima de indignación y con un deterioro de la imagen pública del Tribunal Supremo, el Gobierno de Sánchez anunció el viernes cambios en la normativa para que finalmente sean los bancos quiénes se hagan cargo del impuesto de hipoteca.

Sin embargo, este repentino interés de Cs, PP y PSOE por alzar la voz en favor de los clientes parece chocar con sus posturas en el pasado. De hecho, no hay que irse muy lejos en el tiempo para constatar las contradicciones en el discurso de los tres partidos.

Fue en febrero de 2018 cuando el Congreso tumbó una medida de Unidos-Podemos que buscaba que los bancos se hicieran cargo de los gastos de hipoteca, incluido el impuesto de actos jurídicos documentados. 

La derecha, PP y Ciudadanos, votaron en contra y el PSOE votó abstención a la propuesta que Rafa Mayoral justificaba en el plenario como fundamental para "evitar que se engañe a la gente".

Tras varios meses y con una sentencia del TS encima de la mesa, el PSOE parece haber dejado atrás la abstención. Tanto es así, que ha cambiado su postura y ha legislado en favor de los clientes modificando la normativa fiscal para que la banca no pueda deducirse el impuesto de hipotecas.

No obstante la medida anunciada en el Consejo de Ministros no protege por completo a los clientes de los bancos. Máxime cuando los bancos se unen para asegurar que sus ganancias en materia de hipotecas no se ven afectadas. Así, mientras el Ejecutivo juega sus cartas, la banca contraataca para encarecer los precios de las hipotecas a partir del lunes.

Más noticias en Política y Sociedad