Público
Público

Impuesto a los ricos ERC, Bildu y Más País mantienen vivo el impuesto a las grandes fortunas en la recta final de la comisión de reconstrucción

Entre las enmiendas de estos tres grupos a las conclusiones de la comisión de reconstrucción se incluyen tres propuestas para un impuesto a los ricos, un impuesto a la banca o la derogación de las reformas laborales, entre otras medidas. Todos los grupos deberán posicionarse sobre estas reformas para decidir si pasan a formar parte de las conclusiones del órgano.

La portavoz socialista, Adriana Lastra, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago y la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua en la primera sesión de la Comisión del Congreso para la Reconstrucc
Los portavoces de Unidas Podemos, PSOE y Bildu en la comisión de reconstrucción. / EUROPA PRESS

El impuesto a las grandes fortunas estará presente en el proceso de elaboración de conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social. Tras quedar fuera del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, que servirá de marco para los pactos de la comisión, ERC, EH Bildu y Más País lo han incluido entre sus enmiendas al documento final del Grupo de Reactivación Económica, que debe aprobar sus conclusiones este miércoles.

Las tres formaciones habían llevado esta medida en sus borradores el jueves de la semana pasada, cuando el grupo de trabajo de la comisión encargado de elaborar las propuestas económicas y fiscales designó el acuerdo alcanzado entre los de Sánchez e Iglesias como el texto sobre el que trabajar sus conclusiones. Sin embargo, tras elegir el documento propuesto por las formaciones que sustentan al Gobierno de coalición, sus borradores, como los del resto de grupos, quedaron rechazados.

Desde ese jueves y hasta este lunes, los partidos han estado trabajando sus enmiendas al borrador, y los tres partidos han transformado las propuestas de su documento sobre el impuesto a las grandes fortunas en enmiendas. La tasa ya había sido puesta sobre la mesa por Unidas Podemos en las negociaciones que durante la pasada semana mantuvieron con los socialistas para elaborar un borrador acordado, pero finalmente la medida (que no era vista con buenos ojos por el área económica del Ejecutivo, los ministerios de Hacienda y Economía) se cayó del acuerdo.

Aunque el concepto es el mismo, los grupos proponentes difieren en el contenido, alcance y tipo impositivo de la tasa. ERC propone un impuesto a las grandes fortunas "de más de un millón de euros mediante un tipo impositivo del 3%". EH Bildu hace una propuesta más genérica para ser debatida posteriormente en comisión mediante un "impuesto a la riqueza y a las grandes fortunas que afecte al 1% más rico del Estado".

La enmienda de Más País es la más definida de las tres propuestas. Los de Íñigo Errejón plantean un "impuesto a los ultra ricos" mediante una reconversión del actual impuesto sobre el patrimonio con un tipo de entre el 1% y el 1,7% para patrimonios superiores a 1 millón de euros y del 2% para patrimonios superiores a 2 millones.

"La reconstrucción tras el covid-19 va a requerir de mucha inversión pública para volver a arrancar la economía mediante la transición ecológica sin dejar a nadie atrás. Todo esto se puede pagar vía un aumento de los ingresos públicos o mediante recortes que a la larga van a acabar pagando los más vulnerables. Para que la transición ecológica sea justa, no hay duda para Más País-EQUO de que necesitamos poner orden en el sistema fiscal", precisan desde la coalición en su exposición de motivos.

El miércoles los cuatro grupos de trabajo que componen la comisión de reconstrucción deben elaborar un documento de conclusiones en base al borrador aprobado el jueves de la semana pasada (el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos) junto con las enmiendas presentadas por las diferentes formaciones.

Los grupos deberán posicionarse sobre el impuesto

Esto se traduce en que los miembros de cada grupo deberán votar a favor o en contra de introducir las enmiendas presentadas en el borrador marco escogido el jueves. Lo previsible, sin embargo, es que las propuestas de cara a un impuesto a las grandes fortunas decaigan también en el trámite de enmiendas, donde los grupos mayoritarios del Congreso (PSOE y PP) tratarán de lograr un gran acuerdo que podría dejar fuera muchas de las medidas planteadas.

Más allá del impuesto a los ricos, estas tres formaciones proponen otras iniciativas en materia de fiscalidad o empleo. Bildu pone sobre la mesa un impuesto a la banca "que haga retornar, como mínimo, los 60.000 millones de rescate bancario que los grandes bancos adeudan a las arcas públicas", así como una "tasa Covid".

Esta tasa funcionaría como un "recargo solidario", que suponga un incremento "temporal, parcial, pero significativo o importante de los tipos impositivos de las personas y empresas con mayor capacidad económica hasta que se recupere el PIB previo a la pandemia y con una duración máxima de tres años. Sería aplicable a "las personas y empresas que en el marco de la regulación fiscal actual se enfrentan a los tipos impositivos más altos, entendiendo que son estas precisamente las personas físicas y jurídicas con mayor capacidad adquisitiva y, por tanto, de necesaria aportación en una situación excepcional".

En materia laboral, ERC propone "la derogación inmediata y en su totalidad de las reformas laborales de PP y PSOE. "Resulta urgente recuperar el precio de las indemnizaciones por despido y extinción de contrato anteriores a las reformas, la prioridad aplicativa de los convenios de sector, la validez de los convenios en ultraactividad y los salarios de tramitación en los despidos improcedentes", defienden desde la formación republicana.

Los grupos también llevan medidas como la derogación de las reformas laborales de PP y PSOE, un impuesto a la banca para recuperar los fondos del rescate o la jornada laboral de 32 horas para facilitar la conciliación

Más País lleva a sus enmiendas al borrador de la comisión de reconstrucción la jornada laboral de 32 horas. "En la era de la robotización y de la economía digital, la calidad y sostenibilidad del trabajo depende cada vez menos de las horas y más de la formación y de una buena inversión. De esta pandemia no debemos salir trabajando más y peor, debemos salir trabajando menos y mejor. Una reducción de la jornada laboral justa y equitativa puede contribuir a mejorar la conciliación familiar, aumentar la salud física y mental y reducir el impacto ambiental de nuestras sociedades", argumentan desde el partido.

Después de que cada grupo de trabajo defina sus conclusiones este miércoles, los cuatro textos deberán fundirse en un único documento en el plenario de la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social, que se reunirá este viernes en el Congreso para finalizar sus trabajos. El texto deberá ser, por último, aprobado en el Pleno del Congreso.

Más noticias de Política y Sociedad