Público
Público

La izquierda y Mélenchon

Pablo Iglesias en La Base
Pablo Iglesias en La Base.

Otra vez la ultraderecha francesa a la segunda vuelta de las presidenciales. Y esta vez más fuertes que nunca. ¿Lo tiene ganado Macron? Es evidente que no. Y es evidentemente también que todos los demócratas deseamos que Le Pen no sea la próxima presidenta de Francia. Así que estos días se volverá a hablar de cordón sanitario a los ultras.

¿Saben cual habría sido el mejor cordón democrático frente a la ultraderecha? Que Mélenchon pasara a la segunda vuelta y que la pregunta que tuvieran que responder los franceses fuera si querían seguir con un presidente neoliberal o preferían un presidente de izquierdas, pacifista y contrario a la OTAN. Y aquí está el problema amigos.

¿Por qué la candidata del Partido Socialista francés, el PSOE de Francia, no pidió el voto para la única candidatura de izquierdas que podía pasar a la segunda vuelta? ¿Por qué tampoco lo hicieron los verdes? ¿Por qué tampoco lo hicieron los moderados y formales comunistas franceses ni tampoco los radicales trotskistas? Ay amigos…

Escuchad lo que dicen hoy los medios progres. Los mismos que han ninguneado a Mélenchon dicen hoy que no basta con que Mélenchon pida frenar a Le Pen en la segunda vuelta, que tiene que ser más explícito. Los mismos medios que no han hecho la más mínima crítica a que la supersocialista Hidalgo y el temible candidato de los verdes no hayan apoyado a Mélenchon. La progresía no quiere que Le Pen gane, pero están dispuestos a correr el riesgo de que pase a la segunda vuelta, antes que enfrentar la posibilidad de que un candidato de izquierda fuera el presidente de Francia. Y el caso es que a mí esa música francesa me resulta familiar.

Más noticias