Público
Público
INVESTIGACIÓN POR DELITO FISCAL Y BLANQUEO

Juan Carlos I sacaba 100.000 euros al mes de su fortuna secreta en Suiza entre 2008 y 2012, en los peores años de la crisis

Sólo en 2010 sacó 1,5 millones de euros. El rey firmó un documento en 2012 ‘garantizando’ que Corinna recibía 65 millones como regalo para blindar este dinero frente a Felipe VI y sus hermanas.

Juan Carlos I en el Congreso, durante el aniversario de la Constitución el 6 de diciembre de 2018 / EFE
Juan Carlos I en el Congreso, durante el aniversario de la Constitución el 6 de diciembre de 2018 / EFE

público

Sólo en el año 2010, en plena crisis económica, el rey Juan Carlos I sacó 1,5 millones de euros de la fortuna secreta que mantenía en Suiza. El ritmo de retiradas en efectivo que realizaba el monarca de esta cuenta oculta a la Hacienda española era de 100.000 euros mensuales.

Las operaciones se produjeron al menos entre 2008 y 2012, en los peores años de la crisis económica.

El dinero retirado era para "gastos personales", como viajes o regalos, según revela El Confidencial. Las retiradas de caja contienen la firma del entonces jefe del Estado. El monarca habría usado este dinero para sufragar gastos no declarados de la familia real.

 Estos movimientos bancarios constan en la documentación enviada por el fiscal suizo Yves Bertossa a España. Es analizada por un equipo de fiscales del Supremo, donde está aforado el rey emérito, para determinar si cometió delitos fiscales o de blanqueo de capitales a partir de su abdicación, en 2014, porque antes era inmune.

La cuenta estaba en el banco Mirabaud, a nombre de una fundación 'off shore', Lucum, con sede en Panamá. Este banco tiene delegación en España, en Barcelona, desde el año 2009.

La fortuna oculta a Hacienda se nutrió dos ingresos: 100 millones de dólares y de 1,9 millones. En el año 2012 Juan Carlos I transfirió el dinero que quedaba a su examiga Corinna Larsen (antes Corinna zu sayn-wittgenstein).

Firmó la donación a Corinna

Eran cerca de 65 millones de dólares. Juan Carlos I y Corinna Larsen firmaron un documento donde se garantizaba que era una donación y con el objetivo de blindar esta fortuna frente a Felipe VI y sus hermanas, según sostiene El Español.

La Fiscalía del Supremo investiga si los 100 millones de dólares provienen de una supuesta 'retro comisión' que el monarca habría percibido por la adjudicación a empresas españolas la segunda fase de la construcción del AVE entre Medina y La Meca.  

La transferencia se recibió en el año 2008. Esta fortuna es investigada por el fiscal suizo Yves Bertossa, quien investiga a Corinna Larsen y a los dos gestores de esta fortuna oculta, Arturo Fasana y Dante Canónica, que recibieron el encargo de crear este mecanismo opaco del propio Juan Carlos I en una reunión mantenida en el Palacio de la Zarzuela.

Más noticias de Política y Sociedad