Público
Público

Juan Carlos I Sánchez defiende, tras la huida de Juan Carlos I, que "todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta"

El presidente del Gobierno ha vuelto a insistir en que las conductas irregulares "comprometen a su responsable y no a la institución" y ha asegurado que el PSOE se siente "plenamente comprometido" con el pacto constitucional en todos sus términos y extremos.

Sánchez defiende, tras la marcha de Juan Carlos I, que "todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta". EFE/Chema Moya
Sánchez defiende, tras la marcha de Juan Carlos I, que "todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta". EFE/Chema Moya

agencias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha enviado una carta a la militancia del PSOE en la que defiende, ante las informaciones sobre presuntas conductas irregulares del rey Juan Carlos I que han propiciado su huida de España, que "todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta sin excepciones".

Eso sí, en la misiva, recogida por Europa Press, ha vuelto insistir en que las conductas irregulares "comprometen a su responsable y no a la institución" y ha asegurado que el PSOE se siente "plenamente comprometido" con el pacto constitucional en todos sus términos y extremos.

"Nadie puede sustraerse a la transparencia de los medios informativos, ni a la acción de los tribunales. Todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta y así sucederá sin excepciones. Ahora bien, una conducta irregular compromete a su responsable, no a la institución. Este principio afecta a los agentes sociales, a los partidos, a los gobiernos autonómicos y al propio gobierno de la nación", reza Sánchez en relación a las últimas informaciones relacionadas con el monarca Juan Carlos I.

El presidente del Gobierno no ha querido desvelar qué papel jugó el Ejecutivo en la salida de Juan Carlos I de España: "Los asuntos de los despachos entre el jefe del Estado y el presidente del Gobierno son discretos y confidenciales, y quedan en ese ámbito. Respeto la decisión de la Casa Real porque soy el presidente del Gobierno y porque creo en ello".

Sobre esto la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha asegurado que "no ha habido consenso ni negociación" entre el Gobierno y Zarzuela en relación a la salida de España del rey emérito y ha explicado que la Casa Real ha tomado "sus propias decisiones" y se las ha transmitido a Pedro Sánchez en los despachos privados habituales.

Con este argumento, Montero ha salido al paso de las críticas de los populares que estos días han recordado que una de las claves de la abdicación de Juan Carlos I fue la interlocución "fluida y constante" de Mariano Rajoy con Alfredo Pérez Rubalcaba", a quien hizo partícipe del proceso "por lealtad institucional".

Y sobre los reproches de Unidas Podemos por no haber sido parte de esta interlocución, Montero ha comentado que Sánchez tampoco ha trasladado esa información al "interior del Gobierno" porque "los despachos privados con el jefe del Estado no se comparten".

Felipe VI retoma su agenda en Zarzuela

Hoy es la primera aparición de Felipe VI después de que Juan Carlos I comunicara el pasado lunes su exilio voluntario. Desde el primer momento la Moncloa y Zarzuela han querido separar los escándalos del rey emérito de la institución, por lo que el rey Felipe VI ha retomado este jueves su agenda institucional en el Palacio de Zarzuela con el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo.

Bustillo fue embajador de Uruguay en nuestro país entre los años 2012 y 2020. Precisamente, esta semana la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, le entregó en el Palacio de Viana de Madrid la Gran Cruz de Isabel la Católica como reconocimiento a esa labor.

La recepción de Bustillo, programada a las 10.00 horas en el Palacio de la Zarzuela, se produce cuatro días después de que el rey Juan Carlos I comunicara su decisión de huir del país tras las últimas informaciones relacionadas con presuntas donaciones de Arabia Saudí no declaradas a Hacienda.

La familia real viajarán a Baleares

Los reyes tienen previsto desplazarse a las distintas islas que conforman el archipiélago para mantener un contacto directo con los sectores sociales y económicos más afectados por las consecuencias de la pandemia de la covid-19, siguiendo así la línea de trabajo que les ha llevado durante todo este mes de julio por las diecisiete comunidades autónomas.

El monarca mantendrá las audiencias con las autoridades autonómicas y de Mallorca en La Almudaina, así como el despacho con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent. Finalizada la estancia en Palma, los reyes tienen previsto regresar a Madrid.

Más noticias de Política y Sociedad