Público
Público

El juez Salas va de víctima: usan sus tuits sobre la violencia machista para "dañar su trabajo"

Considera que no ha ofendido a nadie en ningún momento y lamenta si así lo ha hecho. Añade que a él sí le han intentado ofender cuando justificó la violencia de género en la "maldad" del ser humano y la fuerza del hombre y no en un problema de educación 

Antonio Salas, magistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo. Foto: Twitter

PÚBLICO/ EFE

MADRID.- El magistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo Antonio Salas Carceller ha dicho que sus tuits en los que afirmaba que la violencia machista se debe a la "maldad innata" del hombre y no a un problema educacional han sido utilizados por algunas personas para "perjudicar" su trabajo en el tribunal.

El juez ha hecho estas declaraciones tras verse envuelto en los últimos días en un debate sobre el origen de la violencia machista a raíz de un tuit que publicó el 1 de enero, fecha en la que murió la primera víctima de 2017 por esta causa.

Cuando conoció ese primer asesinato machista del año, el magistrado escribió en su cuenta de Twitter que la violencia de género "es un problema gravísimo" de la sociedad que "desgraciadamente, es muy difícil de solucionar y es una manifestación más de la maldad" del ser humano.

También consideró que buena parte del problema está en "la fuerza física" y añadió: "Si la mujer fuera más fuerte que el hombre, tal vez el problema al revés".

Quiere "zanjar" la situación


Pronto se sucedieron en la misma red social las críticas a esta afirmación (entre ellas las de periodistas y fiscales) que alegaban que este tipo de violencia se debe más a un problema de educación y no tanto a la maldad del hombre, unida a su mayor fuerza física con respecto a la mujer.

Tras el revuelo generado, el magistrado explica que ha dado el tema por "zanjado" para no seguir alimentando un debate que, según él, ha sido utilizado "interesadamente" por algunas personas para "comprometer" su actuación en el alto tribunal.

El magistrado admite que existe machismo en la sociedad, pero disiente de que la causa principal resida en un problema de educación. Es, a su juicio, la suma de la maldad que se evidencia a través del uso de la fuerza.

"Yo creo que mis afirmaciones son razonables e incluso creo que son más duras respecto al maltratador que la tesis de la falta de educación en valores y la educación machista", ha recalcado Salas.

Considera el magistrado que no ha ofendido a nadie en ningún momento y lamenta si así lo ha hecho, pero también deja claro que a él sí le han intentado ofender.

Y ha añadido: "Muchas de mis opiniones las he cambiado con razonamientos, pero no con exabruptos que no me demuestran nada".

En cualquier caso, el magistrado, que "en absoluto" se esperaba lo que ha ocurrido, ha insistido en que no quiere pronunciarse más al respecto para que no se perjudique ni su trabajo ni el de la Sala de la que forma parte.

"Ya dije lo que tenía que decir y mi posición la he dejado muy clara, pero no estoy dispuesto a alimentar más la situación. Lo he dado por zanjado", ha finalizado el juez.

Antes de ser nombrado magistrado del Supremo, en 2011, Antonio Salas ejerció como juez de Instrucción en Murcia y, posteriormente, como presidente de la Audiencia Provincial de dicha Región.

Más noticias