Público
Público

Juntas municipales de distrito ¿Qué poder real tendrá Vox en las juntas de distrito de Madrid?

Las juntas municipales de distrito no manejan grandes presupuestos, pero tienen competencias directas y de ejecución en colegios, instalaciones deportivas y zonas verdes. A esta facultad hay que sumar un poder simbólico que la formación de ultraderecha podría conseguir en materia política, institucional y de comunicación.

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

Junta Municipal del distrito de Moncloa Aravaca. Wikipedia

En el complicado tablero de pactos, reuniones y reparto de poder en el Ayuntamiento de Madrid, uno de los posibles movimientos pasa por que la formación de extrema derecha liderada por Santiago Abascal obtenga la presidencia de alguna junta municipal, como la de Salamanca, Chamberí o Usera.

A falta de una vicealcaldía o de algún área de gobierno municipal, que ya se han repartido el PP y Ciudadanos, Vox se tendría que conformar con algunas juntas de distrito, que no manejan grandes partidas presupuestarias ni tienen mucha autonomía de decisión, pero que son importantes desde el punto de vista político, institucional o de comunicación, según han reconocido a este diario fuentes municipales.

La participación ciudadana dispone también de los Foros Locales con los que cuentan los 21 distritos municipales de Madrid

Las juntas municipales, según consta en el Portal de la Transparencia del Ayuntamiento de Madrid, son órganos colegiados de representación político-vecinal, en los que, junto a cargos electivos, se articula la participación ciudadana a través de los vocales vecinos. La participación ciudadana dispone también de los Foros Locales con los que cuentan los 21 distritos municipales de Madrid.

El número de miembros que forman las juntas municipales lo determina el pleno del Ayuntamiento al inicio de cada mandato y su distribución entre los grupos políticos se realiza en proporción a su representación en la cámara local, quedando garantizada la presencia de todos ellos.

Las decisiones surgidas de las juntas municipales afectan fundamentalmente a las obras en vías públicas, colegios, zonas verdes e instalaciones deportivas de los barrios de Madrid.

Poder simbólico

Además, desde esos órganos municipales, según las fuentes consultadas por este periódico, Vox podría amplificar sus mensajes políticos y tendría un poder simbólico en el plano institucional y en el de las prioridades marcadas por esas juntas de distrito en su gestión del día a día.

Las mencionadas fuentes explican igualmente que la etapa del popular Alberto Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid se caracterizó precisamente por adelgazar el músculo de las juntas municipales, rebajar sus presupuestos, despojarlas de autonomía y centralizar la gestión desde la Alcaldía.

Esta estrategia cambió con la llegada al poder del equipo dirigido por Manuela Carmena, que inició un proceso de descentralización en el reparto del gasto, que dotó de mayor capacidad y competencias a los distritos para redistribuir mejor los recursos.

Manuela Carmena inició un proceso de descentralización en el reparto del gasto, que dotó de mayor capacidad y competencias a los distritos

Nacho Murgui, hasta hace poco delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones del Ayuntamiento de Madrid, segundo teniente de alcalde y concejal de la Junta de Retiro, fue uno de los impulsores de este proceso de descentralización económica, que permitía a los distritos una mayor capacidad para decidir dónde se iban a producir las inversiones en sus barrios.

Así, desde julio del año pasado, las juntas municipales de distrito asumieron competencias de renovación y acondicionamiento de pavimentos en la red viaria local. De este modo, ahora tienen mayor capacidad para detectar necesidades y formular propuestas de mantenimiento y conservación.

Las juntas municipales están facultadas para realizar obras de renovación y acondicionamiento de calles, plazas, aceras y alcorques en el viario local, tales como asfaltar y hacer tramos de calles, rebajar aceras y clausura de alcorques, eliminar barreras arquitectónicas y reponer o colocar bolardos y barandillas.

Según las estadísticas manejadas por Murgui, antes de la llegada de Carmena al palacio de Correos los distritos gestionaban el 14% de los presupuestos, mientras que en los últimos años la cifra ascendió al 18% y estaba previsto que se elevará al 25% en un futuro cercano.

Distritos vulnerables

En este contexto, durante el último ejercicio presupuestario, ocho de los distritos considerados "más vulnerables" de la capital: Puente de Vallecas, Villaverde, Usera, Carabanchel, Latina, Villa de Vallecas, Vicálvaro y San Blas-Canillejas, aumentaron sus partidas económicas un 40%. A este aumento contribuyó el crecimiento de un 107% del Fondo de Reequilibrio Territorial, que pasó de 14 a 30 millones de euros.

Tanto Chamberí como Salamanca son dos feudos históricos del PP

Ahora está por ver si el equipo de gobierno comandado por José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís cede a las pretensiones de Vox de hacerse con las juntas de distrito de Salamanca, Chamberí o Usera, posibilidad que se ha apuntado desde distintos medios.

Tanto Chamberí como Salamanca son dos feudos históricos del PP. El en primero, los populares obtuvieron 28.000 votos en los últimos comicios municipales, frente a los 7.000 de Vox, mientras que en el segundo el partido de Martínez-Almeida se hizo con 31.300 sufragios, el cuádruple de los conseguidos por la formación de Abascal.

En Usera, distrito marcado por la polémica gestión de la concejala de Ahora Madrid Rommy Arce, el PP recibió 8.200 votos, frente a los 3.300 de Vox.

Más noticias en Política y Sociedad