Público
Público

Cierre camas hospitales Madrid La Sanidad pública madrileña cerrará más de 2.000 camas en los hospitales este verano

Son casi un 20% de las camas que estuvieron funcionando como promedio durante el año pasado. Los sindicatos denuncian que este "cierre salvaje" con contribuye a reducir las listas de espera quirúrgicas y que sirve para evitar contrataciones de personal necesarias para mantener el funcionamiento de los hospitales durante las vacaciones de los trabajadores.

Publicidad
Media: 3.90
Votos: 10

Los hospitales públicos de Madrid cerrarán casi el 20% de sus camas desde julio hasta finales de septiembre.

Los hospitales de la sanidad pública de la Comunidad de Madrid cerrarán una media de 2.021 camas durante los meses de verano, según ha podido saber Público a través de la denuncia de los sindicatos CCOO y el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS). Son unas 500 camas más que las que se perdieron el pasado año, cuando sindicatos como el de enfermería, Satse, calcularon alrededor de 1.500 camas menos en la red pública madrileña.

La región cuenta con 14.334 camas en los hospitales públicos y privados concertados con la red pública, según consta en la Memoria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) de 2018. Si se descuentan las camas de estos centros privados o públicos de gestión privada (Fundación Jiménez Díaz y los Hospitales de Valdemoro, Fuenlabrada, Alcorcón, Rey Juan Carlos de Móstoles y Torrejón; de los que los sindicatos no han facilitado los datos del cierre de camas), la comunidad cuenta con 11.923 camas de hospitales totalmente públicos, por lo que el cierre de estas 2.021 como media entre julio y septiembre supone casi el 17% de estas. La cifra de camas no operativas durante el verano se eleva hasta el 19,8% si se calcula sobre el promedio de “camas funcionantes” —así se denominan en la memoria anual del Sermas— durante 2018 que facilita la Consejería, que en 2018 fue de 10.202 en los hospitales públicos madrileños. Sin embargo, explican desde CCOO, aún faltan previsiones de camas cerradas en algunos hospitales públicos cuyas gerencias no han facilitado de momento a los delegados sindicales, como el de La Princesa (524 camas instaladas). Ambos sindicatos destacan la dificultad para recopilar estos datos hospital por hospital. La Consejería de Sanidad no ha facilitado a Público sus previsiones hasta el momento porque las cifras que maneja, dice, aún no son definitivas.

Desde CCOO consideran que el cierre es “salvaje”, similar o incluso superior al de años anteriores y que implica el riesgo de que se produzcan colapsos “durante los picos de las olas de calor”. También denuncian que la propia Consejería de Sanidad reconoció que el pasado año se cerró un 20% de las camas y se redujeron un 17% las intervenciones quirúrgicas. Desde el MATS coinciden con CCOO en la crítica, y añaden que no sólo se debe a una caída de la afluencia a los hospitales durante las vacaciones, sino que es una fórmula más para “recortar la inversión en personal” en lugar de “realizar las contrataciones adecuadas del personal necesario para cubrir las ausencias por vacaciones” y “aprovechar la previsible baja demanda en esos meses para disminuir las listas de espera ya de por si escandalosas” en la región. Para CCOO, esta situación también retrasará la lista de espera para pruebas radiológicas y lamenta que esta “decisión de no contratar para las sustituciones de verano supone una sobrecarga de trabajo que se va incrementando a posteriori, a partir de septiembre”.

Hospitales de gran complejidad, los más afectados

Cierre de camas en julio, agosto y septiembre de 2019 en los hospitales del Grupo 3 de Madrid. /Fuente: CCOO / Memoria del Sermas 2018

Los hospitales más afectados son los que más camas tienen, es decir, los de gran complejidad, que están englobados en el Grupo 3, según el Sermas. Perderán que perderán una media de alrededor de 213 camas este verano.

Los hospitales grandes perderán una media de 213 camas

El Hospital 12 de Octubre, que cuenta con 1.256 camas instaladas y 1.123 “funcionantes” como promedio durante el año, prevé cerrar una media de 200 camas desde la segunda quincena de junio hasta finales de septiembre. Es decir, que el hospital reduce su actividad casi un 16%, siempre según los datos facilitados por la Dirección del centro a delegados sindicales del MATS y de CCOO. El cierre más acusado será en agosto, cuando el hospital perderá más de 270 camas.

En el caso del Hospital Universitario La Paz, que también engloba al Carlos III y al de Cantoblanco, el MATS cifra en 324 la media de camas cerradas hasta finales de septiembre, mientras que CCOO habla de una media de 319 cerradas. El complejo hospitalario tiene instaladas 1.268, por lo que dejarán de funcionar más de un 25% de sus camas. Cifra que alcanzará hasta casi el 30% según el promedio de camas que funcionaron durante todo el año pasado, 1.101, según la Consejería de Sanidad. Durante el mes de agosto, el centro tendrá unas 410 camas menos.

En el Hospital Clínico San Carlos, con 861 camas instaladas en 2018, se perderán una media de 261 camas, según el MATS y 288, según las cuentas de CCOO. Es decir, que quedarán inutilizadas más de un 30% de sus camas instaladas. Desde agosto hasta octubre habrá alrededor de 300 camas menos en el hospital.

El Hospital Ramón y Cajal perderá una media de 183 camas este verano, según las cuentas del MATS. Desde CCOO hablan de 170 camas menos de promedio desde julio hasta septiembre. Es decir, que dejará sin actividad entre un 18% y un 20% de sus 901 camas instaladas en 2018. En agosto tendrá 258 camas menos, según MATS, y 233 menos, según CCOO.

En cuanto al Hospital General Universitario Gregorio Marañón, la media de camas cerradas en temporada estival será de más de 200, según CCOO. El centro perderá casi un 15% de su capacidad entre julio y setiembre. En agosto cierra 268 camas, según este sindicato.

En Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda dejará sin utilizar 104 camas de media desde julio hasta septiembre, casi un 17% de sus camas instaladas en 2018, más de un 20% de sus camas “funcionantes” de promedio el pasado año. El cierre más acusado será en agosto, cuando habrá 302 camas menos, afectando a los servicios de pediatría y neonatología, denuncia CCOO.

Los sindicatos aún no han conseguido las previsiones de otro hospital público de gran complejidad de la región: La Princesa, que cuenta con 524 camas, aunque de promedio utilizó 408 el año pasado. Tampoco hay datos de la Fundación Jiménez Díaz, un hospital privado de Quirón Salud que mantiene un concierto económico con la red pública madrileña por el que presta servicio desde 2008 a unos 400.000 madrileños, más de un 12% de los posibles pacientes.Hospitales de complejidad intermedia.

Gran recorte en hospitales de complejidad intermedia

Los cierres también afectan a los centros de complejidad intermedia o Grupo 2, de mucha menor capacidad. El más grande de esta red es el de Getafe, que cerrará 65 camas desde el 15 julio hasta el 15 de septiembre, según CCOO, un 16% de las 397 camas camas qye tuvo funcionando de promedio en 2018, aunque el hospital tiene con 510 camas instaladas.

El siguiente en importancia es el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (507 camas instaldas de las que funcionaron 407 de promedio en 2018), aunque los delegados sindicales aún no han recibido las previsiones para este verano, apuntan los sindicatos. Después está el Hospital Central de la Defensa-Gómez Ulla (475 camas de las que funcionaron de promedio 381 en 2018), un hospital del Ministerio de Defensa con un convenio de colaboración con la Comunidad de Madrid para dar servicio al Sermas. Según CCOO, cerrará 56 sus 475 camas cerradas entre julio y setiembre.

También pertenece a este grupo el Hospital de Móstoles, que dispone de 332 camas instaladas aunque tuvo disponibles de promedio 249 en 2018. Este verano cerrará 97 camas de junio a septiembre, más de un 33% de sus plazas, según el MATS y CCOO. Este centro ha desatado cierta polémica, ya que el sindicato MATS denunció que, además, desde hace días, tiene amontonadas en el aparcamiento decenas de camas nuevas por obras en el hospital. A esto hay que sumar la construcción del Hospital Rey Juan Carlos durante la etapa de Esperanza Aguirre, un centro público de gestión privada con 364 camas instaladas de las cuales estuvieron prácticamente todas en funcionamiento durante 2018, algo que no ocurrió con el 100% público. Los sindicatos llevan tiempo denunciado derivaciones a este hospital concertado mientras el público pierde camas año tras año en favor del concertado.

Camas nuevas almacenadas en el aparcamiento del Hospital de Móstoles.- MATS

También sufrirá un amplio descenso la actividad del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Según CCOO, el centro dejará inoperativas cien camas de media entre junio y septiembre. Es decir, que perderá casi el 26% de sus 386 camas instaladas. Por su parte, el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, cerrará 48 de sus 332 camas este verano, según CCOO. El Infanta Leonor no verá reducida su capacidad, aunque sí perderá 40 camas desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre su hospital asociado, el Virgen de la Torre. Entre los dos suman 361 camas instaladas.

En cuanto a los hospitales del Grupo 1, de baja complejidad, el Hospital Infanta Cristina de Parla perderá una media de 46 camas hasta finales de septiembre, casi un 25% de su capacidad. Cuenta con 188 camas y, durante agosto, el cierre afectará a 60. Tampoco escapa del recorte estival el Hospital Universitario del Henares, que cerrará 30 camas en julio, agosto y septiembre de las 250 que tiene instaladas. El Hospital de El Escorial, con 91 camas de las que tuvo 74 en funcionamiento como promedio en 2018, cerrará 20 camas entre julio y septiembre. Según denuncia CCOO, también cerrará cuatro de sus cinco quirófanos. Respecto al Hospital del Tajo, en Aranjuez, se perderá 15 de sus 98 camas de julio a septiembre. El Hospital del Suereste, en Arganda del Rey, cerrará 18 camas de sus 132, según los datos recopilados por CCOO, que desconoce el número de camas del Hospital de Valdemoro, público de gestión privada.

Del mismo modo, el Hospital Infantil Niño Jesús perderá de media 53 camas desde julio hasta septiembre, más del 30% de sus 170 plazas. El Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela, con 15 camas, perderá 11 camas durante los tres meses, aunque durante mes y medio cerrará 42. En cuanto a los hospitales de media estancia, el Hospital de Guadarrama se quedará sin un 27% de sus 144 camas al cerrar 40 durante tres meses. CCOO aún no ha podido tener acceso a los de La Fuenfría, con 192 camas; ni a Virgen de la Poveda, con 200.

Más noticias en Política y Sociedad