Público
Público

El mando de la Guardia Civil que reconoció torturas a Zabalza estuvo cinco años como "agregado" en la embajada en Honduras

Exteriores revela que el teniente coronel Pedro Gómez Nieto, uno de los protagonistas del audio sobre la muerte del joven navarro en 1985, estuvo destinado en esa delegación diplomática entre 2005 y 2010. El exagente acusa a las "redes fecales" por la divulgación de aquella conversación, algo que atribuye a "estructuras simpatizantes del separatismo abertzale".

Cuartel de Intxaurrondo
Imagen de un acto realizado en el cuartel de Intxaurrondo en abril de 2017. EUROPA PRESS

El cuartel de Intxaurrondo no fue el último destino de Pedro Gómez Nieto. Este mando de la Guardia Civil, protagonista del audio divulgado por Público en el que reconoce las torturas a  Mikel Zabalza en 1985, prestó servicios entre 2005 y 2010 como agregado en la embajada de España en Honduras. No hay, de momento, ninguna explicación oficial sobre cuáles fueron sus méritos para llegar a ese cargo ni tampoco qué funciones exactas desempeñó en ese país centroamericano.

La voz de Gómez Nieto es hoy conocida en España. Hace algunas semanas, Público dio a conocer una grabación en el que este mando de la Guardia Civil señalaba al entonces coronel del CESID Juan Alberto Perote que Zabalza había muerto a raíz de las torturas infligidas durante los días en los que permaneció incomunicado bajo la legislación antiterrorista. Su cuerpo apareció flotando en aguas del río Bidasoa 20 días después, pero el caso fue cerrado sin que se establecieran responsabilidades.

La difusión de esa conversación, obtenida por los directores del documental "Non dago Mikel?" ("¿Dónde está Mikel?") que se estrenó el pasado 26 de febrero, tuvo una amplia repercusión social y política. En Navarra, el Parlamento foral aprobó por unanimidad una declaración en la que reclamó precisamente que se investigue lo ocurrido. 

En ese contexto, fuentes oficiales del ministerio de Exteriores han confirmado a Público que Gómez Nieto permaneció en la embajada de España en Honduras entre 2005 y 2010, lo que implica que su designación como "agregado" se produjo bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Su cese, registrado en 2010, también ocurrió durante el mandato del expresidente socialista.

Cuando el Gobierno de entonces aceptó su designación, tanto en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) como en el ministerio de Defensa conocían la existencia del audio hallado en la celda de Perote, quien fue detenido en 1995 por el robo de documentos secretos del CESID. En 2002, el Tribunal de Estrasburgo condenó a España a indemnizarle por no haber recibido un juicio justo. Cuatro años después, el Tribunal Supremo ratificó una sentencia contra Perote por su papel en las escuchas del CESID. 

En aquellas grabaciones, Gómez Nieto también se refería a los asesinatos de Joxean Lasa y Joxi Zabala. "Lo primero les hicieron hacer los agujeros, les hicimos hacer los agujeros", relata en otra parte del audio que fue difundida recientemente por el diario Gara. Allí indica además que ambos jóvenes, víctimas del denominado "GAL verde", recibieron dos tiros.

En 1995, el periódico El Mundo publicó la transcripción de parte de esa conversación. Sin embargo, el tribunal la desestimó como prueba alegando que no presentaba "una mínima calidad convictiva". Gómez Nieto negó entonces la existencia de esa conversación, mientras que el ministro de Defensa, Eduardo Serra, rechazó que el CESID contase con documento alguno que "contenga información que pueda contribuir al esclarecimiento de las circunstancias en que se produjo la muerte de Mikel Zabalza".

Ese mismo año, el juez Baltasar Garzón sufrió similares trabas por parte de Defensa y del CESID cuando solicitó información acerca de las actuaciones del recientemente fallecido Enrique Rodríguez Galindo y otros miembros de la Guardia Civil y del Gobierno de Felipe González vinculados al GAL.  

Sin explicaciones

Tras obtener la confirmación de Exteriores sobre el periodo en el que Gómez Nieto estuvo en la embajada en Honduras, este periódico se dirigió por escrito al Ministerio de Defensa y a la Guardia Civil para tratar de determinar quién le designó, qué méritos se valoraron y cuáles fueron las razones por las que abandonó ese puesto en 2010. Sin embargo, tanto en Defensa como en la Benemérita indicaron a Público que carecían de información al respecto y que tal consulta estaba fuera de sus competencias.

No obstante, el Gobierno tendrá una nueva oportunidad para aclarar esos asuntos: el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu planteó una pregunta escrita al Ejecutivo para conocer precisamente distintos aspectos relacionados con la estadía de Gómez Nieto en la embajada en Honduras. En su iniciativa, el representante vasco pregunta "durante cuántos años ha estado destinado en dicha embajada" , "hasta cuándo" permaneció allí y "cuáles fueron sus funciones". De momento no ha habido respuesta.

"Redes fecales"

A día de hoy, Gómez Nieto ejerce como columnista del diario hondureño Proceso. El pasado domingo, publicó un artículo en el que, por primera vez, se refiere a los audios divulgados en España. Allí asegura que sus opiniones "molestan a determinados políticos de la oposición" hondureña, a quienes acusa de una campaña orquestada en su contra. "Hablaron con personal de legaciones diplomáticas, con periodistas y empresarios, con directivos del medio donde escribo, para silenciarme", señala.

"Aquello fue un montaje orquestado con fines políticos", se defiende Gómez Nieto

"Buscaron en las 'redes fecales' y metieron la mano de una fosa séptica de hace 38 años, repito, 38 años, del País Vasco, para sacar coprofilia en la que aparece mi nombre en recortes de prensa, no en documentos oficiales. Y sin molestarse en auditar su fiabilidad, dado que procede de estructuras simpatizantes del separatismo abertzale, de los terroristas etarras encarcelados, la publicaron. Pero esa información sobre mi persona es falsa, aquello fue un montaje orquestado con fines políticos", sostiene.

Señala en tal sentido que las grabaciones halladas en la celda de Perote fueron analizadas y desestimadas por peritos forenses de la Audiencia Nacional. "Por ello, en los juicios celebrados en aquellos años, por tan lamentables sucesos, mi nombre no figura en los sumarios, ni siquiera como testigo", señala.

"La Dirección General de la Guardia Civil y el Ministerio de Defensa, que mantuvieron mi hoja de servicios limpia, de otra manera, no habría podido seguir ascendiendo en mi carrera militar hasta el grado de Teniente Coronel, con el que me retiré", reivindica Gómez Nieto, quien señala que todo eso" lo certificó el Ministerio de Asuntos Exteriores", que le permitió "solicitar destinos en el extranjero".

"Un grupo de empresarios, políticos, y militares, delincuentes de cuello blanco, trataron de presionarme para que les facilitara información sensible en función del puesto que ocupaba en el servicio de inteligencia, creyendo que yo la conocía. El objetivo era utilizar el material para chantajear al gobierno del presidente Felipe González", asegura el exmando de la Guardia Civil. "Como les denuncié ante mis superiores, se vengaron fabricando burdas pruebas para implicarme en el conocimiento de los hechos, nunca en su realización", agrega.

Más noticias de Política y Sociedad