Público
Público

MEMORIA HISTÓRICA Cuando Franco y Himmler pasaban por Altsasu: el pueblo navarro recupera su historia silenciada

Una iniciativa ciudadana permite reconstruir los episodios represivos vividos en esta localidad. Este sábado tendrá lugar un nuevo encuentro, en el que se abordará la última fase del trabajo. Posteriormente se publicarán dos libros.

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 18

El dictador Francisco Franco en una de sus visitas veraniegas a Donostia. EFE

Cuarenta años como tirano dejan, además de miles de muertos, unas cuantas anécdotas. Una vez, el coche en el que viajaba el dictador Francisco Franco se quedó atrapado entre las barreras de las vías del tren en Altsasu. Quiso el caprichoso destino que en ese momento no pasara ninguna locomotora, así que el jefe del régimen pudo continuar sano y salvo el viaje hacia sus vacaciones en el donostiarra Palacio de Aiete.

Nada fue casualidad. Durante buena parte de la dictadura, Altsasu formó parte del trayecto veraniego del dictador. “Todos los años acudía a Donosti, y pasaba por Altsasu precedido de grandes medidas de seguridad”, destaca la iniciativa Altsasu Memoria, un proyecto dirigido a recuperar testimonios, sueños y pesadillas sobre lo vivido en este pueblo varias décadas antes de que su nombre saltara a la prensa por la pelea de bar de octubre de 2016.

La carretera principal atravesaba el municipio, por lo que el trayecto del dictador hacia su destino vacacional se convertía en un auténtico acontecimiento. Para algunos era una suerte. Para otros, un motivo de detención. “Con la disculpa del ‘paso de Franco’ algunas personas eran encarceladas durante dos semanas”, recogió Altsasu Memoria tras hablar con algunos vecinos que lo sufrieron en carne propia.

Mientras tanto, “los falangistas de la localidad se vestían con su ropa y se ponían en primera línea de la carretera a esperar el paso de Franco, tanto cuando venía a Aiete como cuando regresaba”. Los más fanáticos “se instalaban al lado de la carretera con sus sillas y al pasar levantaban la mano”, haciendo el saludo fascista.

Altsasu Memoria también ha recogido historias sobre otros visitantes “ilustres”. Por ejemplo, el despiadado nazi Heinrich Himmler, jefe de las SS, hizo escala en el municipio navarro en octubre de 1940. Allí “comió con el alcalde Manolo Aristorena y algún representante de la Diputación”. “Son numerosos los testimonios de las personas que tuvieron la ocasión de presenciar dicho movimiento de militares por todo Alsasua”, recoge la iniciativa memorialista.

El nazi Heinrich Himmler durante su visita a Altsasu en 1940. ALTSASU MEMORIA

También pisó Altsasu Pilar Primo de Rivera, líder de la Sección Femenina de Falange y hermana del mítico ultraderechista José Antonio Primo de Rivera. La dirigente falangista durmió en el Hotel Franco, bautizado así porque su dueño se apellidaba igual que el dictador. No solo compartían apellido, tal como se podía comprobar a la entrada del hotel: en la recepción había un gran cuadro de Franco, primera imagen con la que se topaban los visitantes.

Mientras unos ponían cuadros y se cuadraban ante Franco en su trayecto hacia Donostia, otros tantos sufrían y lloraban a sus muertos. “Según nuestros listados, murieron 105 vecinos de Altsasu”, señala uno de los impulsores de este proyecto sobre memoria histórica, Josu Imaz. El 80% cayó bajo las balas del franquismo en el frente de guerra.

“Hubo gente que se fue exiliada. Otros eran enviados a hacer la mili a Ceuta o Melilla como castigo. El pueblo quedó como desierto. La gente estaba totalmente asustada y se instaló el miedo. Las familias que quedaron no hablaban sobre nada de esto”, relata Imaz.

Última fase

Este sábado, Altsasu Memoria celebrará la tercera y última fase de este proyecto, nacido precisamente para romper aquel muro de silencio que reinó durante muchos años. “Tenemos previsto publicar dos libros: uno irá desde los inicios de Altsasu hasta 1950, y el otro desde 1950 hasta la actualidad”, señala el integrante de este colectivo.

En el encuentro que se celebrará en la Casa de la Cultura, sus impulsores abordarán los episodios represivos registrados en esta localidad entre 1993 y la actualidad. La pelea de bar que llevó el nombre de Altsasu a los noticieros y acabó con siete jóvenes encarcelados también formará parte del relato.

Más noticias en Política y Sociedad