Público
Público
MEMORIA PÚBLICA

Arranca la primera exhumación de víctimas del franquismo en el cementerio de Alicante

Los trabajos se centran en la fosa X donde está documentado el enterramiento de 11 personas y se alargarán tres meses. 

Pérez Garijo asiste al inicio de la primera exhumación de víctimas del franquismo en el cementerio de Alicante.
Pérez Garijo asiste al inicio de la primera exhumación de víctimas del franquismo en el cementerio de Alicante. GENERALITAT VALENCIANA

Los trabajos de exhumación de víctimas de la represión franquista en la fosa X del cementerio municipal de Alicante han comenzado este lunes. Se trata del inicio del proyecto en el que se prevé la localización de 11 víctimas republicanas ejecutadas entre el 16 de mayo y el 3 de junio de 1940.

A la cita han acudido representantes de las familias y las asociaciones memorialistas y la consellera de Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, que ha agradecido a los familiares el trabajo y el esfuerzo realizado para que sea "por fin una realidad", un día "muy emotivo" porque es la primera exhumación en Alicante.

Los trabajos en la fosa X son los primeros que se acometen en el cementerio municipal de Alicante y se desarrollarán durante un plazo de tres meses. Los fusilamientos, de acuerdo con los mapas de localización de fosas de la provincia, se produjeron entre los días 16 de mayo, 21 de mayo, 25 de mayo, 29 de mayo y 3 de junio de 1940, detalla la Generalitat en un comunicado.

"Tras la caída de la República, se asesinó a unas 400 en Alicante"

Tras la caída de la República, está registrado que se asesinó a unas 400 personas en Alicante, procedentes de localidades alicantinas (Alicante, Callosa de Segura, Alcoi, Elche, Novelda, Orihuela, Castalla, Aspe o Elda), pero también de Madrid, Albacete, Murcia o Almería. A las víctimas se les realizó un juicio sumarísimo y fueron sentenciadas a muerte.

Ahora, el objetivo es exhumar de forma científica los restos de las personas asesinadas en la dictadura franquista para, en una fase posterior, poder identificarlas y entregarlas a los familiares.

"Hacemos de Alicante una ciudad más digna porque recuperamos la dignidad de la ciudad y de nuestro país", ha proclamado la consellera y coordinadora de Esquerra Unida, para reivindicar que "un país que todavía tiene a personas asesinadas en fosas comunes aún tiene que recuperar la dignidad para avanzar en democracia". 

Este proyecto fue adjudicado por la Conselleria a la empresa especializada en trabajos de excavación arqueológica ArqueoAntro con un presupuesto de 13.037,75 euros para la indagación e investigación, localización, delimitación, exhumación y estudio antropológico de víctimas de la represión franquista en el cementerio.

Las exhumaciones de Alicante forman parte de un lote de cuatro contratos adjudicados por Calidad Democrática, que ascienden a 74.653 euros para localizar los restos de personas represaliadas por el franquismo en fosas situadas en Castelló, Segorbe (Castellón) y Orihuela (Alicante). 

Estos trabajos se suman a los ya realizados en Monòver, Orihuela, Benissa (Alicante) y Castelló de la Plana. La Generalitat también ha llevado a cabo una prospección en el término de San Isidro para concretar los límites del campo de concentración documentado entre ese municipio y el de Albatera (Alicante).

En general, el mapa de fosas de la Comunitat Valenciana evidencia la existencia de más 400 en todo el territorio. "Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero seguimos avanzando en las exhumaciones en diferentes puntos de nuestra geografía para conseguir el objetivo que nos marcamos al inicio de legislatura: un territorio libre de fosas", ha proclamado Garijo.

Exhumación de la fosa más numerosa 

Próximamente, la Generalitat realizará exhumaciones directamente en 2021, en concreto en las fosas 21 y 126 del cementerio municipal de Paterna. Esta última es la más numerosa de las que se han documentado en el territorio valenciano.

Allí está previsto recuperar los restos de 238 personas procedentes de cinco sacas de víctimas de fusilamientos entre el 27 de agosto y el 14 de septiembre de 1940. Mientras tanto, en la fosa 21 se buscará a 78 víctimas.