Público
Público

mobbing Una diputada de Vox en Andalucía deja el partido, relata episodios machistas y denuncia acoso laboral

“Me han llegado a decir que me calle en las reuniones", dice al Diario de Almería. "Las mujeres somos un cero a la izquierda", añade

Alejandro Hernández y Luz Belinda Rodríguez, en una imagen de archivo. Europa Press
Alejandro Hernández y Luz Belinda Rodríguez, en una imagen de archivo. Europa Press

público / europa press

Luz Belinda Rodríguez, diputada por Almería ha dejado el partido por el que logró el escaño, Vox, y ha pasado a ser una parlamentaria no adscrita. Rodríguez denuncia que ha sufrido acoso laboral, además de narrar episodios claros de machismo, según ha publicado el Diario de Almería

Rodríguez, que llegó a ser portavoz adjunta del grupo parlamentario, manifestó al periodista Iván Gómez que llegó a interponer una denuncia ante la Policía Nacional en Sevilla, –que ahora debe ratificar en el Juzgado– porque "le abrían cartas y correspondencia personal sin autorización". Estos hechos los puso en conocimiento de la dirección nacional de Vox, pero no obtuvo comprensión, sino todo lo contrario: se le pidió que retirase la denuncia en "varias ocasiones".

"Almería no está representada, me han llegado a decir que me calle en las reuniones y no puedo defender a mi gente, a la que nos votó, cada vez me representa menos Vox y los compañeros están muy quemados con esta dictadura", dijo al Diario de Almería.

"He llorado mucho de impotencia, porque no me dejan trabajar, me han silenciado y no aguanto más", agregó. "Me echaron fuera, sólo hombres, las mujeres somos un cero a la izquierda y parece que sólo servimos para hablar de la igualdad", apostilló en sus declaraciones al Diario de Almería.

El pasado verano, le fue retirado el cargo de portavoz adjunta y desde ese momento, según afirmó, le impiden presentar iniciativas y se echa para atrás toda propuesta que presente.

La diputada aseguró además al Diario de Almería que el presidente del grupo parlamentario, Francisco Serrano, también está condenado al ostracismo, y que Vox no presenta nada que no cuente con el beneplácito del PP.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, dijo este martes, en relación con este caso que Rodríguez se ha ido un "segundo antes" de que fuera expulsada por el partido y que, en modo alguno, supone una "perdida importante".

"Ni cualitativamente aportaba un trabajo importante y cuantitativamente tampoco era una persona que destacara por su entrega, por su trabajo y por su dedicación al grupo parlamentario. Si a eso le añadimos que su calidad humana dejaba mucho que desear, no lo contemplamos como una pérdida importante", dijo Hernández, en declaraciones a Canal Sur Radio y Televisión, recogidas por Europa Press.

El portavoz señaló que Rodríguez estaba incursa en un procedimiento en el Comité de Garantías de Vox por una "serie de razones" que no ha detallado. Agregó que era una situación "larvada desde hace un tiempo" y que la marcha de Rodríguez "no va a alterar en ningún caso ni las mayorías ni los equilibrios parlamentarios".

Hernández añadió que están a la espera de que por parte de los órganos centrales del partido se dé algún tipo de instrucción.

La hoy portavoz adjunta de Vox en el Parlamento, Ángela Mulas, lamentó en su cuenta en Twitter, las "graves acusaciones" lanzadas por Rodríguez contra sus compañeros del grupo parlamentario. "Yo como mujer jamás he sentido el más mínimo desprecio por parte de mis compañeros, todo lo contrario, nunca me había sentido tan bien respaldada y representada", dijo.