Público
Público

El Pacte Nacional per la Llengua arranca con el objetivo de alcanzar el máximo consenso lingüístico en defensa del catalán

La consellera de Cultura, Natàlia Garriga, hace un llamamiento a la participación de "todo el mundo". Está previsto que el PSC se integre junto a las fuerzas independentistas y En Comú Podem. 

Natàlia Garriga
La consellera de Cultura, Natàlia Garriga, presenta este miércoles el Pacto Nacional por la Lengua en Barcelona. Toni Albir / EFE

Incrementar los niveles de conocimiento de la lengua catalana; facilitar al máximo el uso en todos los ámbitos; y potenciar el uso del catalán entre quienes no lo tienen como lengua materna. Éstos serían los tres objetivos principales del Pacte Nacional per la Llengua que este miércoles ha empezado a andar con la presentación realizada por el Govern de la Generalitat. El acuerdo llega en plena polémica por la imposición en las escuelas catalanas de impartir el 25% de horas lectivas en castellano rompiendo así la inmersión lingüística en catalán que servía como contrapeso de la preponderancia del castellano en la mayor parte de las esferas sociales de Catalunya. Una situación que parecía haber conseguido un cierto equilibrio para el igual conocimiento de las dos lenguas, pero que las estadísticas indican se ha roto en favor del retroceso del catalán, cada vez menos hablado.

A partir de ahora se abre un proceso que durará todo el año y en el que se construirá un documento de actuación que marcará la Política Lingüística que permita revitalizar el catalán como una lengua de uso en todos los ámbitos, codo con codo con el castellano. O lo que es lo mismo, que el catalán sea "una lengua completa" como ha dicho la consellera de Cultura, Natàlia Garriga, en la presentación del pacto.

El PSC se muestra dispuesto a participar

Una de las grandes incógnitas era ver si el principal partido de la oposición, el PSC, formaría parte de esta iniciativa y todo indica que finalmente así será. Garriga ha invitado a "todo el mundo" a sumarse al Pacte Nacional per la Llengua. Las únicas premisas, ha dicho, son "reconocer" la unidad de la lengua (el catalán que se habla por igual en Catalunya, País Valencià, Illes Balears o la Franja en Aragón, en su diversidad dialectal) y ser conscientes de la situación "compleja y delicada" que atraviesa el catalán, y compartir la necesidad de actuar. En este sentido, la consellera de Cultura ha anunciado que el jefe de la oposición, Salvador Illa, le ha confirmado que el PSC formará parte de la iniciativa, junto con los partidos de la coalición de Govern -ERC y Junts- la CUP y En Comú Podem.

En este sentido, la portavoz de los socialistas de Catalunya, Elia Tortolero, asegura que participarán en el Pacte Nacional per la Llengua, siempre que esté "todo el mundo". Los socialistas piden un acuerdo que aglutine a todas las fuerzas políticas. En este marco, el PSC ha organizado unas jornadas, sin fecha ni programa concreto, para abordar la cuestión del catalán. El primer secretario del partido, Salvador Illa, también se ha mostrado partidario de que los socialistas participen pero apuesta por que el Pacte Nacional per la Llengua sea también "por la convivencia lingüística", recordando que el catalán es la lengua propia de Catalunya pero que el castellano no es una lengua foránea.

Primera reunión en febrero y documento marco para fin de año

La consellera Garriga ha afirmado este miércoles que son varios los indicadores que muestran que "el modelo" lingüístico presenta "síntomas de agotamiento" y se ha emplazado a "actualizar y modernizar" las herramientas que lo han hecho avanzar hasta ahora.

El Pacte Nacional per la Llengua se reunirá por primera vez en febrero, con el Informe Académico sobre la situación del catalán (que elaboran siete expertos) sobre la mesa. La reunión con formaciones políticas y entidades será el primer paso de un proceso participativo abierto a toda la ciudadanía que culminará en julio, con una síntesis de las aportaciones recogidas. La previsión es que en otoño se alcance un acuerdo marco, y que éste se presente y firme en diciembre. Todo ello servirá de base para el futuro plan de política lingüística plurianual.

El secretario de Política Lingüística, Francesc Xavier Vila, ha avanzado que los ámbitos prioritarios de trabajo del Pacto serán, en este orden: las administraciones públicas, el mundo educativo y la investigación, la cohesión social, la cultura, el audiovisual y los medios de comunicación, el mundo digital y las tecnologías de la lengua, el mundo socioeconómico y mundo laboral, salud y servicios asistenciales, el ocio y el deporte, la relación entre los territorios de habla catalana, ámbito estatal e internacional, y calidad de la lengua. El presupuesto inicial previsto para las actividades relacionadas con el Pacte Nacional per la Llengua es de 345.000 euros.

Más noticias