Público
Público

El Parlamento echa a Teresa Rodríguez del grupo de Adelante Andalucía con los votos de PSOE, Cs y Vox y la abstención del PP

Rodríguez llevará el caso al Tribunal Constitucional

Teresa Rodríguez muestra varios ataques machistas en redes: 'Lo que tiene una que aguantar. Como mujer y como profesora de lengua'
Teresa Rodríguez, por Laura León

raúl bocanegra

Finalmente, después de un mes de vodevil político, cuatro votaciones y de un mar de dudas en PP y Ciudadanos, la Mesa del Parlamento de Andalucía echó a Teresa Rodríguez y otros ocho diputados del grupo de Adelante Andalucía, como había pedido por sorpresa y sin avisar la portavoz, Inma Nieto (IU), a instancias de Podemos, que los considera tránsfugas.

Los parlamentarios pasan ahora a ser no adscritos, con lo que pierden algunos derechos, porque el reglamento del Parlamento de Andalucía excluye a los diputados no adscritos de las iniciativas reservadas a los grupos parlamentarios, entre las que se encuentran la iniciativa legislativa, las proposiciones no de ley, las mociones, la participación en debates de totalidad de proyectos de ley, de investidura del presidente o presidenta de la Junta, y en general todas aquellas reservadas a los grupos parlamentarios.

Todos los partidos, excepto el PP, que se abstuvo, con voto en la Mesa –Adelante solo tiene voz– optaron por la expulsión, en contra de la que se habían pronunciado la semana pasada los servicios jurídicos de la Cámara en un informe que no es vinculante.

La decisión de la Mesa es, por tanto, política, y será recurrida al Tribunal Constitucional por Rodríguez y los suyos, que consideran que vulnera sus derechos.

Pacto antitransfuguismo

Cada partido optó por un camino para conformar su posición. Mientras el PSOE y Vox, desde el principio, mantuvieron que la petición de la portavoz bastaba para decidir la expulsión, PP y Ciudadanos dudaron y cambiaron de criterio.

El PP pasó del sí a la expulsión al no y después, este miércoles, a la abstención. Ciudadanos pasó de la abstención al no y en esta última votación al sí, después de que desde Madrid se impusiera la decisión a sus dos representantes en la Mesa.

En un comunicado, Ciudadanos afirmó que su voto a favor de echar a Rodríguez está motivado por "lo establecido en el Pacto Antitranfuguismo que precisamente la formación liberal logró impulsar al retomarlo hace unos meses".

"Dicho acuerdo establece que el tránsfuga es cualquier representante que haya sido expulsado o abandonado una formación y que es la propia formación quien determina, en caso de duda, quién es o no un tránsfuga", afirma el comunicado de Ciudadanos.

Ese pacto antitransfuguismo fue apoyado en un encuentro la semana pasada en Madrid por once partidos –PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos, PSC, PNV, Izquierda Unida, BNG, Partido Aragonés Regionalista, Foro Asturias y Galicia en Común– e incluye una cláusula que parece un traje a medida para Rodríguez y que, según las fuentes consultadas, fue una propuesta consensuada entre IU, PSOE y Ciudadanos.

Varios partidos –entre ellos Más Pais, Equo, Compromís, Mes per Mallorca, Geroa Bai , Nueva Canarias y Coalición Canaria– que no se han adherido aún al pacto siguen trabajando en redacciones alternativas y en otra definición de tránsfuga.

Las finanzas

El grupo Adelante estaba formado por 17 diputados, de los que seis son de IU y los otros once defienden las tesis de Rodríguez. Nueve están fuera ya. Otras dos afines a Rodríguez aun permanecen en el grupo, pero no está claro que continúen.

La expulsión de Rodríguez le quita a su sector el control de las finanzas y las pone en manos de IU y de Podemos. Los diputados no adscritos pasarán a cobrar tan solo su sueldo, según indicaron a Público fuentes parlamentarias. La asignación a Adelante era de 138.827 euros al mes, lo que al final de año ascendía a 1.665.933,84 euros.

De aquí, al final de la legislatura, podría quedar reducida a casi la mitad o incluso a más, si las dos parlamentarias afines a Rodríguez acaban por dejar el grupo también. La decisión final al respecto queda en manos de la Mesa de la Cámara, una vez más, que puede tomar cualquier decisión.

La quiebra del proyecto de Adelante Andalucía, que nació con vocación de mayorías, deja ahora un panorama muy complejo a la izquierda del PSOE y está por ver que este espectáculo no tenga consecuencias electorales para todos. En las próximas autonómicas, previsiblemente habrá tres papeletas, vayan cada una de ellas con la marca con la que vayan –el partido político Adelante Andalucía está en manos de Rodríguez–, la de Unidas Podemos, la de Teresa Rodríguez y la de Más País Andalucía.

El Parlamento de Andalucía lo conforman 109 diputados. 33 del PSOE, 26 del PP, 21, de Ciudadanos, 11 de Vox, 8 de Adelante y otros 10 –una expulsada de Vox y los nueve de Adelante– no adscritos.

Más noticias