Público
Público

Procés El Parlamento Europeo retira la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí

Esta decisión no implica una extradición automática sino que reactivará los procesos abiertos en un tribunal de Bélgica, en el caso de Puigdemont y Comín, y de Reino Unido, en el de Ponsatí.

Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont. EFE

El Parlamento Europeo ha decidido retirar la inmunidad parlamentaria al expresidente Carles Puigdemont y a los consejeros Toni Comín y Clara Ponsatí tras aprobarse el dictamen que recomendaba conceder el suplicatorio emitido por el Tribunal Supremo por el que, los todavía eurodiputados catalanes, prodrán ser juzgados por la justicia española en el marco del juicio por el procés.

La medida ha sido aprobada tras la votación celebrada en el pleno telemático del lunes con un total de 404 votos a favor frente a 247 en contra y 42 abstenciones. La decisión también ha supuesto la confrontación entre Unidas Podemos, que ya había confirmado que votarían en contra del levantamiento de la inmunidad del expresidente, y el PSOE, que si ha apoyado el suplicatorio.

Esta decisión no implica una extradición automática sino que reactivará los procesos abiertos en un tribunal de Bélgica, en el caso de Puigdemont y Comín, y de Reino Unido, en el de Ponsatí, que examinan las euroórdenes que dictó contra ellos el juez Pablo Llarena.

Puigdemont apelará al Tribunal de Justicia de la UE

El expresidente catalán aseguró que permanecería en Bélgica en caso de que el Parlamento Europeo le retirase la inmunidad, y apelaría al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Momentos antes del comienzo de la votación, Puigdemont afirmó en Twitter que la decisión "sobre nuestra inmunidad no es sólo sobre nosotros tres. El voto de hoy es sobre qué valores defendemos, qué idea de democracia tenemos, qué futuro queremos construir en Europa".

División en el Gobierno tras la votación

La oposición ha aprovechado la fractura generada entre los socios de Gobierno tras conocerse los resultados de la votación en la que la mayoría de los votos en contra del levantamiento de la inmunidad de Carles Puigdemont corresponden a miembros de los grupos de Los Verdes-ALE (ERC, Catalunya en Comú) y de GUE (Unidas Podemos, EH Bildu).

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado en Twitter que "los socios del Gobierno de Sánchez votan en contra de levantar la inmunidad de Puigdemont para evitar que responda ante la justicia española por dar un golpe a la legalidad y la unidad nacional. Pero no lo han conseguido. El PPE garantiza el Estado de derecho en Europa y España.". 

El líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, también ha aprovechado para pedir al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, que "reflexione" sobre los socios que apoyan al Ejecutivo, después de que Unidas Podemos (UP) votase en contra en la votación.

"En la votación más importante para España en esta legislatura, el gobierno ha sido abandonado, no sólo por Podemos, sino por todos sus socios de gobierno. Si eso no le hace reflexionar al señor Sánchez sobre el tipo de socios que se ha buscado, yo ya no sé qué le puede hacer reflexionar", dijo Garicano en una rueda de prensa para valorar el suplicatorio.

Garicano aseguró que el vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias, "ha puesto repetidamente en tela de juicio el funcionamiento de la justicia española", pero aseguró que "nadie, nadie se ha creído ni las sospechas generadas por Pablo Iglesias ni las mentiras de los separatistas".

El líder de Ciudadanos en la Eurocámara pidió que "lo de hoy no fuera una votación más, sino que supusiera un antes y un después para nuestro país, para España".

Llarena pide al TJUE que aclare el alcance de las euroórdenes

El juez instructor Pablo Llarena ha planteado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea una cuestión prejudicial para que determine el alcance de las euroórdenes dictadas. El magistrado del Tribunal Supremo, que ya había planteado esta posibilidad a las partes recibiendo el apoyo de la Fiscalía, busca que el TJUE determine las razones por las que se puede rechazar una orden de detención y entrega europea.

Así, entre otras cosas, Llarena ha pedido al TJUE que establezca si la autoridad judicial de ejecución, Bélgica en el caso de Puigdemont, puede cuestionar la competencia que la autoridad judicial de emisión, el Supremo, para actuar en la causa penal concreta.

Más noticias de Política y Sociedad