Público
Público

Los partidos vascos no logran un acuerdo para reducir la campaña electoral

PNV y PSE planteaban reducir los actos a una semana, al tiempo que Elkarrekin Podemos y PP proponían mantener la duración habitual, aunque adaptándola a las nuevas circunstancias. El Gobierno Vasco ha anunciado este lunes que en los mítines se deberá evitar "el contacto personal".

Imagen cedida por el Gobierno Vasco del Lehendakari Iñigo Urkullu. - EFE
Imagen cedida por el Gobierno Vasco del Lehendakari Iñigo Urkullu. EFE

Habrá mascarillas y cierta distancia social. No abundarán los abrazos ni se prevén grandes muchedumbres, pero habrá campaña como siempre y con los días de siempre: Euskadi afrontará una campaña electoral de dos semanas de duración, con pistoletazo de salida al anochecer del jueves 25 de junio y despedida cuando caiga el sol del 10 de julio. La posibilidad de reducirla a una semana por la emergencia del coronavirus no ha calado entre los partidos participantes.

Fuentes de la dirección del PNV señalaron a Público que los partidos de la oposición "se han opuesto a acortarla, así que será una campaña de duración normal". La formación de Iñigo Urkullu era partidaria de reducirla a una semana, al igual que el PSE.

Este lunes, en la sede socialista continuaban mostrando su disposición a buscar cauces para acortar la campaña, algo que en el PNV –formación con la que el PSE mantiene acuerdos en las principales instituciones vascas– daban ya por descartado. 

En ese contexto, Elkarrekin Podemos-IU y PP-Ciudadanos defendían una campaña de 15 días de duración, aunque con un diseño acorde al momento actual. "Mantenemos que deben ser dos semanas sobre todo por la necesidad de la ciudadanía, que ahora mismo está pensando en otras cosas", señalaron desde la formación morada.

Por su parte, EH Bildu no ha hecho pública su posición. "Si llegase el momento que nos convocasen a una reunión, la daríamos", indicaron a este periódico fuentes de la coalición abertzale. "Hasta ahora no nos hemos expresado", remarcaron.

Fuentes de distintas formaciones coincidieron en señalar a Público que a día de hoy no está fijada ninguna reunión entre los partidos para analizar este tema. Tampoco se espera un pronunciamiento o indicación por parte del lehendakari, quien ya avanzó que cualquier decisión en torno a la duración de la campaña debía ser adoptada por las candidaturas que se presentan a los comicios.

La Ley Electoral indica que la campaña debe durar dos semanas, por lo que cualquier cambio al respecto debía ser abordado de forma consensuada y pactada entre las formaciones. Nada de eso ha sido posible.

Queda ahora por confirmar qué ocurrirá en Galicia, donde también habrá elecciones el 12 de julio. Elkarrekin Podemos ha hablado de este tema con la dirección de la formación morada en Galicia, que comparte la posición de llevar a cabo una campaña de dos semanas.

En cambio, fuentes del PP vasco señalaron a Público que la decisión de apostar por una campaña de dos semanas en Euskadi no ha sido consensuada con sus compañeros gallegos. El presidente de la Xunta de Galicia y candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo, no desechó la posibilidad de reducir la campaña a una semana, algo que ha sido criticado por la oposición.

Sin contacto personal

Este mismo lunes, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha dado a conocer las pautas sanitarias que deberán seguirse tanto durante la jornada de elecciones del 12 de julio como en la campaña previa. "Se establece que durante el desarrollo de los actos electorales se evitará el contacto personal, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad establecida", destaca el Ejecutivo en un comunicado, en el que resalta que "se evitará también la entrega en mano de cualquier tipo de objeto o folleto".

Del mismo modo, el Gobierno de Urkullu ha establecido que "aquellos actos que se realicen en un entorno cerrado deberán contar a la entrada con gel hidroalcohólico y a la salida con una papelera con tapa no manual y que deberán ser desinfectados una vez realizada la actividad".

En cuanto a lo que ocurrirá el 12-J, el Ejecutivo ha fijado ya una serie de directrices en torno a la "distancia de seguridad, el uso de mascarilla, el lavado frecuente de manos" y la "limpieza y desinfección de superficies y lugares concurridos".

Además, se llamará a "evitar aglomeraciones" en las mesas de votación. Sobre este punto, el Gobierno Vasco ha anunciado que habrá 41 colegios electorales más que en anteriores citas con las urnas.

Más noticias de Política y Sociedad