Público
Público

ELECCIONES VASCAS Los partidos no se ponen de acuerdo sobre la duración de la campaña en Euskadi

Elkarrekin Podemos y PP defienden mantener las dos semanas de actividad electoral que contempla la ley, mientras que el PSE plantea acortarla "para minimizar cualquier riesgo". El PNV habla de "adecuar la campaña a estos nuevos tiempos" y no cierra la puerta a una reducción, al tiempo que EH Bildu aún no ha hecho pública su decisión sobre este asunto.

Urkullu firma decreto elecciones
El lehendakari Iñigo Urkullu durante la firma del decreto de convocatoria de elecciones autonómicas. IREKIA

Adiós a los baños de masas. La campaña electoral que se aproxima en Euskadi será distante, de poca gente y, tal vez, más corta de lo habitual. De esto último empieza a debatirse en el País Vasco tras confirmarse que el 12 de julio habrá elecciones autonómicas. Así lo decidió el lehendakari Iñigo Urkullu, quien al mismo tiempo se desligó de esa otra decisión que ahora está en el aire: cuánto durará el tiempo estrictamente electoral.

Con la ley normativa electoral en la mano, la campaña tendrá irremediablemente una duración de dos semanas. Así queda fijado en el decreto de convocatoria de elecciones autonómicas publicado este martes en el Boletín Oficial del País Vasco, donde se indica concretamente que "comenzará a las cero horas del día 26 de junio y concluirá a las veinticuatro horas del día 10 de julio".

Urkullu ya dejó caer en su rueda de prensa del lunes que la reducción de la campaña no será una decisión suya, sino que en todo caso correspondería a los partidos políticos adoptar cualquier acuerdo en ese sentido. El asunto es que, ahora mismo, no hay ninguna posición unánime ni compartida por todas las formaciones.

"El PNV va a estar abierto a hablar con todas las fuerzas políticas para adecuar la campaña a la situación presente. Podríamos reducir el número de días de campaña, podríamos pactar el tipo de actos para no tener que poner a la gente en circulación… Hay muchas posibilidades para adecuar la campaña a estos nuevos tiempos", afirmó el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en una entrevista ofrecida a Onda Vasca.

En esa línea, el dirigente nacionalista sostuvo que "lo que hace falta es voluntad política por parte de todos los partidos". "Ojalá cambie, pero ayer (por el lunes) yo no vi esa voluntad, sobre todo por parte de Bildu, Podemos y PP", citó concretamente.

Lo cierto es que aún no hay una posición común entre esas tres formaciones de la oposición sobre cómo debe desarrollarse la campaña. Fuentes de EH Bildu subrayaron que la decisión de modificar la duración de la campaña "se tiene que tomar por unanimidad entre los partidos".

De momento, la coalición abertzale no ha explicado si apoyará o no una reducción de los días de actividades electorales. "Lo que sí hemos mostrado es nuestra preocupación por las condiciones democráticas en las que se puede desarrollar la campaña electoral", afirmaron desde la formación soberanista. "Se desconoce si la campaña será de una semana o de 15 días. Pero lo que está claro es que ya estamos en campaña", afirmó el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en una entrevista en ETB-1.

"Burla a la democracia"

Mientras tanto, Elkarrekin Podemos-IU se ha manifestado completamente en contra de abreviarla, ya que consideran que se trata de "una burla a la democracia". "¿Entonces por qué no quitamos la campaña? Si nos sobra una semana, igual nos sobran las dos", afirmó la candidata de la coalición de izquierdas, Miren Gorrotxategi, quien destacó que se tratará de un periodo electoral "excepcional" en el que se verán "restringidas" las capacidades de los partidos a la hora de "llegar a la ciudadanía".

Gorrotxategi reclamó que el Gobierno Vasco active una mesa de partidos para analizar y determinar "la forma en que deba desarrollarse la campaña electoral". La candidata planteó "doblar el espacio dedicado a cada partido en los medios", "establecer un techo de gasto común" y acordar "un máximo común de eventos con presencia física", así como "hacer un buzoneo electoral conjunto" de aquellas formaciones que tienen representación parlamentaria.

La coalición electoral conformada por PP y Ciudadanos, con Carlos Iturgaiz como candidato, también defiende una campaña de dos semanas. "No entiendo ese debate cuando en el BOPV, hoy mismo, se ha planteado que sea de 15 días. Es lo correcto, lo que dice la ley, y lo que se debe hacer", afirmó Iturgaiz en una rueda de prensa telemática.

El postulante conservador acusó al PNV de querer "esconder sus vergüenzas de gestión", así como de pretender "hurtar el debate a los ciudadanos". "Si por el PNV fuera, no sería una campaña ni de 15, ni de 7, ni de tres días: ellos querrían una campaña de medio día, donde el candidato sea solo Urkullu y que los demás ni aparezcamos", lanzó Iturgaiz.

El PSE, a favor de reducir

Por su parte, el PSE sí se ha mostrado partidario de reducir las dos semanas electorales. "Nos parece oportuno que la duración de la campaña se acorte para minimizar cualquier riesgo y adecuarnos a las restricciones que pudieran estar vigentes en otros ámbitos, tanto en el laboral como en del ocio", afirmó el coordinador de campaña de la formación socialista, Miguel Ángel Morales.

En ese contexto, el PSE planta compensar las "limitaciones" impuestas por la emergencia del coronavirus "con una mayor dedicación" en la difusión de las propuestas de cara a las elecciones, para lo que plantea contar con la "inestimable colaboración" de los medios de comunicación, "tanto públicos como privados".

Más noticias